martes 25 de febrero de 2020 | Suscribite
OPINIóN / Economía
viernes 24 enero, 2020

La batalla contra los gigantes tecnológicos se pone cada vez más seria

Italia se une a Francia para desafiar al gobierno de Donald Trump, intentando hacer que las grandes empresas tecnológicas paguen impuestos por sus ingresos locales.

Federico Schweizer*

El Impuesto a las Ganancias podrá deducirse del alquiler más ágilmente. Foto: Telam
viernes 24 enero, 2020

Italia se une a Francia para desafiar al gobierno del presidente estadounidense Donald Trump, intentando hacer que las grandes empresas tecnológicas paguen impuestos por sus ingresos locales. De esta manera, la lucha contra los gigantes tecnológicas se pone cada vez más intensa.

La semana pasada, el parlamento italiano aprobó una resolución para que las empresas del ya famoso grupo Gafa (Google, Amazon, Facebook y Apple) paguen impuestos sobre los ingresos que generan, vendiendo productos y servicios a los ciudadanos italianos.

La medida es similar a la que Francia introdujo a principios de este año, y que tanto dio que hablar luego de la dura respuesta por parte del gobierno de Estados Unidos, que entre otras cosas, amenazó con gravar la exportación de determinados productos franceses a su país. El tema del impuesto digital ha tensado las relaciones entre la Unión Europea (UE) y los Estados Unidos, ya que la mayoría de las empresas afectadas hasta ahora son estadounidenses.

Roma no ha nombrado ninguna multinacional específica para su impuesto de servicios digitales del 3%, el cual se aplicará a empresas con ingresos globales que superan los $ 832 millones de euros.

Democracia GAFA - por Agustino Fontevecchia

En el centro del problema están las quejas de los muchos gobiernos, debido a que las empresas de tecnología no estarían pagando los niveles adecuados de impuestos por los ingresos que generan en sus territorios.

Las medidas unilaterales de Francia y ahora de Italia se producen en un momento en que la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) está tratando de convencer a los gobiernos para que acuerden un plan de acción común.

La OCDE dio a conocer una propuesta en octubre pasado, que permitiría a los países gravar una porción o ganancia residual de los ingresos globales de las empresas, pero hasta ahora nada hay aprobado y, según parece, queda un largo camino por recorrer. No obstante, si la propuesta avanza, sin dudas revolucionará el antiguo sistema tributario.

Quedan preguntas sobre cómo se calculará exactamente la ganancia imponible. Por ejemplo, si se tomará en consideración los ingresos por ventas de una empresa, el tamaño de la fuerza laboral o sus operaciones físicas en el país. El compromiso es encontrar una definición coherente durante el año 2020.

 

* Gerente Administrativo de Teresa Gomez – Carlos Quian & Asoc. Consultores.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4916

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.