25th de February de 2021
OPINIóN La Guerra de las Galaxias
04-05-2020 12:49

StarWars, un mito necesario

Como cada 4 de mayo desde 2011, se celebra el día internacional de la saga galáctica.

04-05-2020 12:49

Hoy es el día perfecto para ponerse la remera de Star Wars y asomar por el supermercado con -nunca más oportuna- la máscara de lord Vader, la de Kylo Ren o bien la de algún stormtrooper. También es un buen día para despedirse del cajero con la frase: “Que la Fuerza te acompañe”. Es el Día Internacional de Star Wars, 4 de mayo, o -mejor en inglés- May 4th.

‘May the Fourth’ suena demasiado parecido a ‘May the Force (be with you)’, el saludo de los buenos de la película. El juego de palabras se lo debemos, inesperadamente, a Margaret Thatcher: así la felicitó el partido cuando asumió como primera ministra del Reino Unido, el 4 de mayo de 1979. Pero el chiste se viralizó, con perdón de la palabra.

El orgullo ‘warsie se celebra de Australia a Alaska y de Sudáfrica a Rusia, con un desvío rápido a la Estación Espacial Internacional, en los confines de la atmósfera terrestre. Desde 2011 y hasta el año pasado, los festejos incluían maratones cinematográficas, lanzamientos de productos, desfiles callejeros, campañas solidarias… Hoy, en pleno confinamiento global, la única esperanza es la virtualidad.Así, bastará con teclear #starwarsday2020 o #MayThe4thBeWithYou para encontrar una apabullante cantidad de opciones conmemorativas que vandesde la lectura de un cuento por la actriz Daisy Ridley -Rey, en la última trilogía- hasta un sorteo de palos de amasar con relieves alusivos.

 

Rey, Star Wars

 

Star Wars, la segunda saga cinematográfica más exitosa de todos los tiempos (después de Avengers) no es precisamente un fenómeno de culto (las recaudaciones billonarias lo desmienten), pero sí generó un culto cuasi religioso entre sus millones y millones de seguidores. Desde 1979, cuando se estrenó el primer episodio (“Una nueva esperanza”), la idea de la Fuerza, con sus lados luminoso y oscuro en batalla constante, fue propagándose por todo el planeta y pasando de generación en generación. “Porque mi aliada es la Fuerza. Y aliada poderosa es. Vida crea, la hace crecer. Su energía nos rodea y nos une. Seres luminosos somos, no esta simple materia”, la describe el Gran Maestro Yoda. A los judeocristianos les sonará a Dios; a los budistas, a Brahman; a los científicos cuánticos, al campo unificado… La Fuerza nunca fue una novedad, pero cada vez se hace más necesario que alguien nos refresque su existencia.

Diez formas en que Star Wars cambió la cultura pop

 “El hombre moderno no comprende hasta qué punto su ‘racionalismo’ (que destruyó su capacidad para responder a las ideas y símbolos numínicos) le ha puesto a merced del ‘inframundo’ psíquico. Se ha librado de la ‘superstición’ (o así lo cree), pero, mientras tanto, perdió sus valores espirituales hasta un grado verdaderamente peligroso. Se desintegró su tradición espiritual y moral, y ahora está pagando el precio de esa rotura en desorientación y disociación extendidas por todo el mundo”, decía el psiquiatra suizo Carl G. Jung en 1964. “Hemos desposeído a todas las cosas de su misterio y numinosidad; ya nada es sagrado”, se lamentaba. Pero enseguida se volvía optimista al hablar de los “símbolos culturales” que “se han empleado para expresar verdades eternas” y “pueden provocar una profunda emoción en ciertos individuos”.

 

Millennium Falcon, Star Wars

 

Y Star Wars opera así, como un poderoso símbolo de la cultura pop que emociona porque va mucho más allá de batallas galácticas, jedis y siths enfrentados, familias disfuncionales y facultades psíquicas para el asombro.

StarWars enseña también que:

  • El lado luminoso y el lado oscuro son parte de una misma Fuerza (como la luz y la oscuridad en la cábala, como el yin y el yang en el taoísmo)
  • El miedo lleva al lado oscuro (el miedo lleva al enojo, el enojo al odio y el odio al sufrimiento, cualquier duda consultar con Darth Vader)
  • Todos podemos vencer nuestro lado oscuro (o la sombra, diría Jung) y convertirnos en jedis (o héroes) siguiendo las enseñanzas de Yoda, Obi-WanKenobi, Qui-GonJinn y Luke Skywalker, que tanto coinciden con el pensamiento de Lao-Tsé, Buda, Moisés, Jesús, incluso Platón.

La muestra más práctica de todo esto es el trabajo solidario de las asociaciones internacionales de fans que fabrican y usan réplicas exactas de los trajes de las películas y se dedican a visitar hospitales y hogares infantiles, hacer colectas, campañas de donación de sangre y cumplir deseos para chicos con enfermedades graves. En nuestro país, entre los más movedizos se encuentran la Rebel Legion Base Cruz del Sur, la 501st Legion Garrison Argentina y The Pink Force Argentina.

 

Stormtroopers, Star Wars

 

La devoción ‘warsie’ despierta esto y más: políticos estadounidenses usan frases de la saga como recurso de campaña (Hillary Clinton, la 1); desde Italia, surgió una academia internacional de combate deportivo con sable láser (Ludo Sport); una gárgola de Darth Vader vigila desde lo alto de la Catedral Nacional de Washington, resultado de una consulta popular,y hasta existe un movimiento religioso llamado jediismo (TempleoftheJediOrder.com).Pero la historia más asombrosa pasó hace cinco años en una parroquia evangélica de Berlín: una misa temática comparó los contenidos bíblicos con los de Star Wars, con proyecciones de escenas, fieles e infieles caracterizados como los personajes, y el tema principal de la saga sonando en el órgano.

A juzgar por tanta veneración, Star Wars es un mito necesario. Los mitos hablan con símbolos, un lenguaje que ‘puentea’ a la razón y llega directo al inconsciente. Cuando las mitologías antiguas de Oriente y Occidente ya eran obsoletas para los habitantes del siglo XX, el director George Lucas recreó esas influencias en clave contemporánea y así empezó esta ‘space opera’.

Otra fuente de inspiración para Lucas, el mitólogo estadounidense Joseph Campbell, solía decir que, cada vez más, la forma de vida individualista se expande, en detrimento de las actividades, los proyectos y los sentimientos colectivos. Puede que por eso mismo se haya formado semejante culto alrededor de Star Wars: porque ofrece un sentido grupal de pertenencia.

Muy importante en días de aislamiento obligatorio.

Que la Fuerza nos acompañe.