sábado 03 de diciembre de 2022
OPINIóN Columna de la USAL

Otra vez ambiente y salud: Legionella, biopelículas y enfermedad

El brote en Tucumán reavivó el debate. ¿Cómo cuidarnos de las enfermedades en las ciudades que nosotros mismos contaminamos? Claves para entender un problema serio.

24-09-2022 14:50

La naturaleza nunca deja de sorprendernos para bien o para mal. El brote actual de legionelosis que se produjo en Tucumán, es sólo un ejemplo. De qué se trata: Legionella es una bacteria muy relacionada al ambiente acuático que, cuando ingresa por la vía respiratoria, puede producir cuadros severos de neumonía, sepsis y  deterioro general

La legionelosis no se transmite de persona a persona pero si hay condiciones de inmunosupresión que favorecen el desarrollo de la enfermedad producida casi en el 90 % por la especie L.pneumophila.

Puede sobrevivir muy bien en aguas con ciertos nutrientes, que le permiten desarrollarse e inclusive formar biopelículas, biofilms, sobre superficies abióticas y bióticas.  Estas biopelículas que pueden formarse solamente con Legionella o ser mixtas, es decir con otros microoganismos, le aseguran persistencia ambiental y aumento de su virulencia.  

Recordemos que las mismas están rodeadas de un polímero que las protege de circunstancias adversas. Hay otras bacterias en ese ambiente que pueden interferir o aumentar su capacidad de agresión, como Pseudomonas aeruginosa. También ciertos cationes la bloquean como el cobre, pero otros la promueven como el zinc. 

Legionella: qué es y cómo combatirla de manera efectiva

Existen en el medio acuático parásitos como las llamadas amebas de vida libre que las fagocitan y en su interior pueden multiplicarse, liberándose luego y así aumentar la concentración en el agua. 

Cuando el agua con legionelas se utiliza en relación con la actividad humana se torna peligrosa por lo que mencionamos antes. Los aerosoles diseminados por sistemas que acondicionan el aire, son partículas infectantes que penetran hasta el sistema respiratorio y producen neumonía generalmente bilateral.

Además puede formar biopelículas en los sistemas de distribución del agua que dificultan su erradicación. No todos los biocidas pueden hacerlo.  

Acanthamoeba castellani, ameba de vida libre con Legionella pneumphila en su interior. Si visualiza con la utilización de una proteína fluorescente (Abdel-Nonur L y cols). Hay que tener en cuenta que son los sistemas urbanos de agua que representan el principal factor de enfermedad para los seres humanos y que es necesario un estricto control de los mismos.  

Efecto Legionella: cómo se prepara la región para las nuevas pandemias

Casi todas las fuentes de aguas naturales contienen Legionella y su presencia no se debe tomar como una indicación de un problema. La advertencia para la toma de acciones adecuadas para reducir su número, es a partir de la presencia de > 10.000 colonias  de Legionella  dentro de una masa  bacteriana de > de 100.000 bacterias aerobias.

En España hubo varios brotes por esta bacteria a partir precisamente de las torres de ventilación, en alguno de ellos. Por esto es necesario investigar profundamente su localización, emplear un biocida adecuado y cuidar el agua de los reservorios para evitar la presencia de amebas de vida libre y de otras bacterias que faciliten la supervivencia de este microorganismo.

*Dra. Alicia Farinati.