miércoles 07 de diciembre de 2022
OPINIóN Política internacional

Pentágono: los puntos destacados de la Estrategia de Defensa de Estados Unidos

Rusia como amenaza aguda, China bajo la mira, Oriente Medio, Europa, África, el cambio climático y las pandemias. Adentro del documento de seguridad del Pentágono.

01-11-2022 12:12

El Pentágono presentó su nueva estrategia de defensa 2022, (ver también el otro artículo Estrategia de seguridad Nacional de los EEUU Publicado por perfil.com). Y en este contexto, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, utilizo el marco del evento para advertir a Rusia: "Seguimos centrados en garantizar que hacemos todo lo posible para ayudar a Ucrania a defender su soberanía, su territorio”. Además sostuvo que habrá una respuesta "significativa” de la comunidad internacional si Moscú llega a lanzar una bomba nuclear en territorio ucraniano. 

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU., John Kirby, en declaraciones a la prensa enfatizó que se responderá de "forma adecuada” a cualquier ataque ruso contra los satélites comerciales estadounidenses, luego de que Moscú amenazara los satélites de Starlink. Washington hará "rendir cuentas a Rusia de ocurrir un ataque" semejante, aseveró el vocero. 

Aspectos centrales de la nueva estrategia

Sostiene que China es el desafío "más trascendental y sistémico” para la seguridad de Estados Unidos en las próximas décadas: "es el único competidor ahí fuera que busca remodelar el orden internacional y al mismo tiempo tiene un poder creciente para hacerlo". "Desafío más profundo y grave” para la seguridad es el "esfuerzo coercitivo y cada vez más agresivo (de China) para remodelar la región del Indo-Pacífico”.  

El texto señala que: "un conflicto con China no es ni inevitable ni deseable”. El documento expresa que la retórica china contra Taiwán supone un factor "desestabilizador” que amenaza la paz de esa región del planeta.   

Rusia supone una "amenaza aguda tanto para los intereses vitales de los Estados Unidos en el extranjero como en el territorio estadounidense”.  

Las exportaciones a Estados Unidos y los servicios impulsan el PBI de México

El documento también insiste en que "Estados Unidos solo considerará el uso de armas nucleares en circunstancias extremas" para defender sus intereses vitales y los de sus aliados y socios. La revisión de la anterior estrategia agrega que, mientras sigan existiendo, el papel fundamental de las armas atómicas de EE. UU. es "disuadir" de un ataque de este tipo contra su territorio o el de sus aliados”. El documento no menciona a América Latina en sus prioridades de defensa. Ni en los escenarios complejos.

En conjunto, estas características en rápida evolución del entorno de seguridad amenazan con erosionar la capacidad de los Estados Unidos para disuadir la agresión y ayudar a mantener equilibrios de poder favorables en regiones críticas. La República Popular China presenta el desafío más importante y sistémico, mientras que Rusia plantea amenazas agudas, tanto para los intereses nacionales vitales de los Estados Unidos en el extranjero como para la patria. Otras características del entorno de seguridad, incluido el cambio climático y otras amenazas transfronterizas, ejercerán una presión cada vez mayor sobre la Fuerza Conjunta y los sistemas que la apoyan. En este contexto, y en apoyo de un sistema internacional estable y abierto y nuestros compromisos de defensa, las prioridades del Departamento son: 

  • Defender la patria, al ritmo de la creciente amenaza multidominio planteada por la República Popular China; 
  • Disuadir los ataques estratégicos contra los Estados Unidos, los aliados y los socios; 
  • Disuadir la agresión, mientras se prepara para prevalecer en el conflicto cuando sea necesario, priorizando el desafío de la República Popular China en la región del Indo-Pacífico, luego el desafío de Rusia en Europa, y; Construir una Fuerza Conjunta resiliente y un ecosistema de defensa. Sostiene el documento. 

Entorno de seguridad (como lo define el documento)

Ahora y en los próximos dos decenios, nos enfrentamos a desafíos estratégicos derivados de las complejas interacciones entre un equilibrio mundial de capacidades militares que cambia rápidamente; tecnologías emergentes; doctrinas competidoras que plantean nuevas amenazas a la patria de los Estados Unidos y a la estabilidad estratégica; una escalada de las actividades coercitivas y malignas de los competidores en la "zona gris"; y desafíos transfronterizos que imponen nuevas demandas a la Fuerza Conjunta y a la empresa de defensa. 

Para Estados Unidos, la relación comercial con China es "de suma importancia"

A modo de hoja de ruta este es el orden capitular, donde podremos observar tanto las prioridades temáticas como los escenarios y regiones de interés (no figura América Latina tampoco estaba mencionada en la Estrategia de seguridad Nacional). 

El desafío más completo y serio para la seguridad nacional de Estados Unidos es el esfuerzo coercitivo y cada vez más agresivo de la República Popular China para remodelar la región del Indo-Pacífico y el sistema internacional para satisfacer sus intereses y preferencias autoritarias. La República Popular China busca socavar las alianzas y asociaciones de seguridad de Estados Unidos en la región del Indo-Pacífico, y aprovechar sus crecientes capacidades, incluida su influencia económica y la creciente fuerza y huella militar del EPL, para coaccionar a sus vecinos y amenazar sus intereses. La retórica cada vez más provocativa de la República Popular China y la actividad coercitiva hacia Taiwán son desestabilizadoras, corren el riesgo de errores de cálculo, amenazan la paz y la estabilidad del Estrecho de Taiwán. Esto es parte de un patrón más amplio de comportamiento desestabilizador y coercitivo de la República Popular China que se extiende a través del Mar de China Oriental, el Mar del Sur de China y a lo largo de la Línea de Control Real. 

Rusia como una amenaza aguda 

A pesar de que la República Popular China plantea el desafío de ritmo del Departamento, los acontecimientos recientes subrayan la grave amenaza que representa Rusia. Despreciando la independencia de sus vecinos, el gobierno de Rusia busca usar la fuerza para imponer cambios fronterizos y reimponer una esfera de influencia imperial. Su amplio historial de agresión territorial incluye la escalada de su guerra brutal y no provocada contra Ucrania. Aunque las acciones políticas y militares de sus líderes destinadas a fracturar la OTAN han fracasado dramáticamente, el objetivo sigue siendo el mismo. Rusia presenta riesgos graves y continuos en áreas clave. 

Amenazas a la patria de EE.UU.

El alcance y la escala de las amenazas a la patria han cambiado fundamentalmente. La República Popular China y Rusia ahora plantean desafíos más peligrosos para la seguridad en el país, incluso cuando persisten las amenazas terroristas.

Ambos Estados ya están utilizando medios no cinéticos contra "nuestra base industrial de defensa y sistemas de movilización, así como desplegando capacidades contraespaciales que pueden apuntar a nuestro Sistema de Posicionamiento Global y otras capacidades basadas en el espacio que apoyan el poder militar y la vida civil diaria", se informa en el documento. 

Otras amenazas persistentes: Corea del Norte, Irán y VEOs 

Corea del Norte continúa expandiendo su capacidad nuclear y de misiles para amenazar la patria de los Estados Unidos, las fuerzas estadounidenses desplegadas y la República de Corea (ROK) y Japón, mientras busca abrir brechas entre las alianzas entre Estados Unidos-República de Corea y las alianzas Estados Unidos-Japón. Irán está tomando medidas que mejorarían su capacidad para producir un arma nuclear si toma la decisión de hacerlo, incluso mientras construye y exporta amplias fuerzas de misiles, sistemas de aeronaves no tripuladas y capacidades marítimas avanzadas que amenazan los puntos de estrangulamiento para el libre flujo de recursos energéticos y el comercio internacional.

El Pentágono no descarta usar armas nuclear contra amenazas "no nucleares" de China y Rusia

Irán socava aún más la estabilidad de Oriente Medio al apoyar a grupos terroristas y representantes militares, emplear sus propias fuerzas paramilitares, participar en provocaciones militares y realizar operaciones cibernéticas y de información maliciosas. Los grupos terroristas globales, incluidos Al Qaeda, el Estado Islámico en Irak y Siria (ISIS) y sus afiliados, han visto degradadas sus capacidades, pero algunos pueden reconstituirlas en poco tiempo, lo que requerirá indicaciones de monitoreo y advertencia contra la amenaza VEO. 

Dinámica de escalamiento compleja: dominios y tecnologías en rápida evolución 

Una amplia gama de tecnologías y aplicaciones nuevas o en rápida evolución están complicando la dinámica de escalamiento y creando nuevos desafíos para la estabilidad estratégica. Estos incluyen armas contraespaciales, armas hipersónicas, armas químicas avanzadas y sistemas nuevos y emergentes de carga útil y lanzamiento de armas nucleares convencionales y no estratégicas. En los dominios cibernético y espacial, el riesgo de escalada inadvertida es particularmente alto debido a normas poco claras de comportamiento y umbrales de escalamiento, interacciones de dominio complejas y nuevas capacidades. 

Actividades de la zona gris de los competidores 

Los competidores ahora comúnmente buscan cambios adversos en el status quo utilizando métodos de zona gris: enfoques coercitivos que pueden caer por debajo de los umbrales percibidos para la acción militar de los Estados Unidos y en todas las áreas de responsabilidad de diferentes partes del gobierno de los Estados Unidos. 

Cambio climático y otros desafíos transfronterizos 

Más allá de los actores estatales y no estatales, los cambios en el clima global y otras amenazas transfronterizas peligrosas ya están transformando el contexto en el que opera el Departamento. El aumento de las temperaturas, los cambios en los patrones de precipitación, el aumento del nivel del mar y las condiciones climáticas extremas más frecuentes afectarán la base y el acceso, al tiempo que degradarán la preparación, las instalaciones y las capacidades.

El cambio climático está creando nuevos corredores de interacción estratégica, particularmente en la región ártica. Aumentará las demandas, incluso en la Fuerza Conjunta, de respuesta a desastres y apoyo de defensa de las autoridades civiles, y afectará las relaciones de seguridad con algunos aliados y socios. La inseguridad y la inestabilidad relacionadas con el cambio climático pueden poner a prueba la capacidad de gobernanza de algunos países, al tiempo que aumentan las tensiones entre otros, con el riesgo de nuevos conflictos armados y el aumento de la demanda de actividades de estabilización.

La pandemia de COVID-19 continúa teniendo efectos de gran alcance en las sociedades, las cadenas de suministro globales y la base industrial de defensa de los Estados Unidos. Ha requerido un compromiso sustancial de recursos del Departamento para apoyar a las autoridades civiles y apoyar a los asociados internacionales. COVID-19 también destaca los costos y riesgos de futuras amenazas biológicas, ya sean naturales o provocadas por el hombre, para el Departamento y la Fuerza Conjunta. 

El Departamento reforzará y construirá una estructura de seguridad resistente en la región del Indo-Pacífico a fin de mantener un orden regional libre y abierto y disuadir los intentos de resolver las controversias por la fuerza. "Modernizaremos nuestra Alianza con Japón y fortaleceremos las capacidades combinadas alineando la planificación estratégica y las prioridades de una manera más integrada; profundizar nuestra alianza con Australia a través de inversiones en postura, interoperabilidad y expansión de la cooperación multilateral; y fomentar la ventaja a través de la cooperación tecnológica avanzada con asociaciones como AUKUS  ( Australia, Reino Unido y Estados Unidos) y el Indo-Pacific Quad", sigue. 

Europa 

El Departamento mantendrá su compromiso fundamental con la seguridad colectiva de la OTAN, trabajando junto a los Aliados y socios para disuadir, defender y desarrollar resiliencia contra nuevas agresiones militares rusas y formas agudas de coerción de la zona gris. A medida que continuamos contribuyendo a las capacidades y la preparación de la OTAN, incluso a través de mejoras en nuestra postura en Europa y nuestros compromisos extendidos de disuasión nuclear, el Departamento trabajará con los Aliados bilateralmente y a través de los procesos establecidos de la OTAN para enfocar mejor el desarrollo de capacidades de la OTAN y la modernización militar para abordar la amenaza militar de Rusia. 

Oriente Medio 

A medida que el Departamento continúe reduciendo su presencia militar avanzada en el Medio Oriente después de la transición de la misión en Afganistán y continúe nuestro enfoque de "por, con y a través" en Irak y Siria, abordaremos los principales desafíos de seguridad en la región de manera efectiva y sostenible.

La Fuerza Conjunta conservará la capacidad de negar al Irán un arma nuclear; identificar y apoyar la acción contra las amenazas iraníes y respaldadas por Irán; y para interrumpir las amenazas de primer nivel de VEO que ponen en peligro la patria y los intereses nacionales vitales de los Estados Unidos. 

Hemisferio Occidental 

Estados Unidos obtiene un inmenso beneficio de un hemisferio occidental estable, pacífico y democrático que reduce las amenazas a la seguridad del territorio nacional. Para evitar que las amenazas lejanas se conviertan en un desafío interno, el Departamento seguirá colaborando con los países de la región para crear capacidad y promover la seguridad y la estabilidad. 

África 

En África, el Departamento dará prioridad a interrumpir las amenazas de VEO contra la patria de los Estados Unidos y los intereses nacionales vitales de los Estados Unidos, trabajando "por, con y a través de" nuestros socios africanos para desarrollar la capacidad de los estados para degradar a las organizaciones terroristas y contribuir ampliamente a la seguridad y estabilidad regionales.

Orientaremos nuestro enfoque en el continente hacia la cooperación en seguridad, aumentaremos la coordinación con Aliados, organizaciones multilaterales y organismos regionales que comparten estos objetivos, y apoyaremos las iniciativas interinstitucionales de Estados Unidos en la región. 

El Ártico 

Los Estados Unidos buscan una región ártica estable caracterizada por la adhesión a reglas y normas acordadas internacionalmente. El Departamento disuadirá las amenazas a la patria de los Estados Unidos desde y a través de la región ártica mejorando las capacidades de alerta temprana y JSR, asociándose con Canadá para mejorar las capacidades del Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte y trabajando con aliados y socios para aumentar la conciencia del dominio marítimo compartido. Las actividades y la postura de Estados Unidos en el Ártico deben calibrarse, ya que el Departamento conserva su enfoque en la región del Indo-Pacífico. 

Conclusiones 

Los Estados Unidos están dotados de cualidades notables que confieren grandes ventajas, incluso en el ámbito de la seguridad nacional. Somos un pueblo libre y comprometido con la democracia y el Estado de Derecho. Nuestra combinación de diversidad, mentes libres y libre empresa impulsa una innovación y adaptabilidad extraordinarias. Somos miembros de una red de alianzas y asociaciones sin precedentes y sin precedentes. Juntos, compartimos muchos valores comunes y un interés común en la defensa del sistema internacional estable y abierto, la base de la época más pacífica y próspera de la historia moderna. 

El secretario de Estado de EE UU dijo que Pekín quiere "acelerar" la toma de Taiwán

No debemos perder de vista estas cualidades y ventajas. Nuestro reto generacional es combinarlos e integrarlos, desarrollando nuestras capacidades junto con las de nuestros Aliados y socios para sostener y fortalecer un sistema internacional amenazado. 

Este NDS ( National Defense Strategy) ha esbozado los cursos de acción que el Departamento de Defensa tomará para ayudar a enfrentar este desafío. Confiamos en el éxito. Nuestro país ha enfrentado y prevalecido en competiciones de varios años con grandes potencias que amenazan o usan la fuerza para subyugar a otros en más de una ocasión en el pasado. Trabajando al servicio del pueblo estadounidense, y en colaboración con nuestros socios en todo el mundo, los hombres y mujeres de nuestra Fuerza Conjunta magníficamente capaz están listos para hacerlo nuevamente. 

Así finaliza el Documento que como un faro seguirá los lineamientos de la política de los estados Unidos en torno a la defensa de sus objetivos nacionales- globales.