miércoles 07 de diciembre de 2022
INTERNACIONAL Estrategia de Defensa

El Pentágono no descarta usar armas nuclear contra amenazas "no nucleares" de China y Rusia

A través de un informe, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos indicó que se "mantendrá un nivel muy alto para el empleo de armas nucleares" sin desechar su uso en represalia por agresiones estratégicas.

27-10-2022 17:25

Al referirse a amenazas crecientes de Rusia y China, la nueva Estrategia de Defensa Nacional del Pentágono rechaza los límites en el uso de armas nucleares defendidos durante mucho tiempo por los partidarios del control de armas y, en el pasado, por el presidente Joe Biden.

“Para la década de 2030, Estados Unidos se enfrentará, por primera vez en su historia, a dos grandes potencias nucleares como competidores estratégicos y adversarios potenciales”, señaló el Departamento de Defensa en el tan esperado documento emitido este jueves. En respuesta, Estados Unidos “mantendrá un nivel muy alto para el empleo de armas nucleares” sin descartar su uso en represalia por una amenaza estratégica no nuclear para el territorio nacional, las fuerzas estadounidenses en el extranjero o sus aliados.

Si Putin enloquece y decide un ataque nuclear táctico a Ucrania, ¿EE.UU. puede anticiparlo?

Biden prometió en su campaña presidencial de 2020 a declarar que el arsenal nuclear norteamericano debe usarse solo para disuadir o contraatacar un ataque nuclear, posición bienvenida por los demócratas progresistas y criticada por quienes favorecen una defensa más agresiva. El entorno de amenazas ha cambiado drásticamente, y la estrategia del Pentágono se forjó en cooperación con la Casa Blanca.

El informe nuclear, que es parte de la estrategia más amplia, dijo que la administración Biden revisó su política nuclear y concluyó que las políticas de Ningún primer uso y Propósito único “darían como resultado un nivel de riesgo inaceptable a la luz de la rango de capacidades no nucleares” desarrollado y presentado actualmente por competidores que podrían infligir daños de nivel estratégico”.

joe biden g_20221014
El mandatario estadounidense, Joe Biden.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha amenazado abiertamente con usar armas nucleares en su invasión de Ucrania. En el documento, que se formuló antes de la invasión, el Pentágono dice que Rusia continúa “blandiendo sus armas nucleares en apoyo de su política de seguridad revisionista”, mientras que se espera que su arsenal moderno crezca aún más.

Las ojivas de China

Mientras tanto, China sigue siendo el “competidor estratégico más importante para las próximas décadas” de EE.UU., afirmó el secretario de Defensa, Lloyd Austin, en una carta de presentación de la nueva estrategia de defensa. Citó las “acciones cada vez más coercitivas de China para remodelar la región del Indo-Pacífico y el sistema internacional para que se ajuste a sus preferencias autoritarias”, incluso mientras moderniza y expande rápidamente su Ejército.

China quiere tener al menos 1.000 ojivas nucleares disponibles para fines de la década, indica el documento de estrategia nuclear, y agrega que podría usarlas con “fines coercitivos, incluidas provocaciones militares contra los aliados y socios de los Estados Unidos en la región”.

Bombas nucleares rusas.
Armas nucleares rusas.

El documento de estrategia nuclear no detalla qué amenazas no nucleares podrían producir una respuesta nuclear de la potencia norteamericana, pero las amenazas actuales incluyen armas hipersónicas en posesión de Rusia y China para las que EE.UU. aún no tiene una defensa comprobada.

Sin embargo, explica lo que le sucedería a otra potencia nuclear, Corea del Norte, si lanzara un ataque nuclear contra territorio estadounidense, Corea del Sur o Japón. Esa acción “resultará en el fin de ese régimen”, dice. Las armas nucleares continúan desempeñando un papel en la disuasión de los ataques de Corea del Norte.

Guerra en Ucrania: por qué Rusia estaría habilitada a usar armas nucleares

El informe de estrategia más amplio también ofreció críticas redactadas con amabilidad a los principales programas de armas nacionales, que a menudo se retrasan años en los planes y superan en miles de millones de dólares los presupuestos iniciales.

“Nuestro sistema actual es demasiado lento y está demasiado enfocado en adquirir aquellos que no están diseñados para abordar los desafíos más críticos que enfrentamos ahora”, aseguraron desde el Pentágono. También pidieron más “sistemas abiertos que puedan incorporar rápidamente tecnología de punta” mientras se reducen los problemas de “obsolescencia” y altos costos .

Los documentos de estrategia del Departamento de Defensa fueron enviados al Congreso en forma clasificada en marzo, por lo que fueron considerados durante la aprobación del presupuesto de defensa del año fiscal 2023.