jueves 08 de diciembre de 2022
ACTUALIDAD Ante el escaso avance militar ruso

Si Putin enloquece y decide un ataque nuclear táctico a Ucrania, ¿EE.UU. puede anticiparlo?

El Kremlin ya amenazó con usar su arsenal nuclear "si Rusia se ve amenazada", y desde el frente solo recibe malas noticias. Expertos analizan si la red de satélites espías americanos podría detectar el "movimiento inusual" que requiere el lanzamiento de armas nucleares, incluso las más chicas. Y se hacen otra pregunta, si lo anticipara, ¿EE.UU. avisaría a la población, a riesgo de una ola de pánico global?

02-10-2022 13:04

Luego de las amenazas de Vladimir Putin en medio de la invasión a Ucrania, del posible uso de armas nucleares tácticas "si Rusia se ve amenazada", los expertos debaten si Estados Unidos "descubriría a tiempo" si efectivamente Rusia pone en marcha un ataque nuclear a Ucrania. "Sería difícil que Estados Unidos no descubra movimientos 'extraños', y tal vez Moscú podría querer que eso se supiera" señalan los expertos en el tema nuclear.

La conclusión a la que llegan es que si bien Putin habló de recurrir a las armas nucleares si advierte amenazas a la "integridad territorial" de Rusia, debería usar por la propia cercanía de su país un arma táctica y pequeña, seguramente lanzada desde un misil balístico Iskander de corto alcance.

Y ahí es donde empiezan a jugar los satélites americanos, que escudriñan cada segundo los lugares rusos, tratando de detectar pequeños movimientos, llagads y salidas de personal, si se mueven camiones o vehiculos pesados fuera de las rutinas, de manera que el mínimo detalle que llame la atención pondría en alerta a los servicios estadounidenses de defensa.

"Por ahora no se ha visto nada raro", deslizan los expertos sobre señales de ese tipo, que además de los satélites espías estadounidenses tiene a vigías de otras potencias europeas como Francia y Alemania.

 

¿Dónde están las bombas?

"La preparación de un ataque sería evidente", dijo a la AFP Pavel Podvig, investigador del Instituto de Investigación sobre Desarme de la ONU en Ginebra. Ese instituto trazó en 2017 un mapa de 47 lugares de almacenamiento nuclear en toda Rusia. Esos sitios son los vigilados constantemente por satélites de inteligencia y vigilancia militar de Estados Unidos y otros países.

Podvig admite que Rusia desplegó sus cabezas nucleares estratégicas o de largo alcance en tierra, en numerosos lugares, que incluyen también a misiles, bombarderos y submarinos. Pero sus armas nucleares no estratégicas o tácticas, que serían unas 2.000, se almacenan y no se montan en vehículos lanzadores como el Iskander.

"No hay Iskanders rodando por ahí con cabezas nucleares. Estas armas están almacenadas y en el caso que decidieran lanzarlas, habría que moverlas y montarlas en el misil de manera puntual. Y eso sería muy difícil de ocular", dijo Podvig.

 

¿Cómo saberlo?

"Confío en que Estados Unidos percibiría la preparación rusa para el uso de armas nucleares", dijo a su vez Mark Cancian, un exfuncionario estadounidense que trabajó en temas nucleares y actualmente integrante del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington.

Las señales también provendrían de acciones preparatorias de las fuerzas terrestres, como la entrega de equipos de protección, por ejemplo. "Todo eso sería visible", apuntó.

Podvig dijo que Moscú, al igual que Washington, aplica desde hace décadas una gestión disciplinada de sus ojivas nucleares, y ese sistema de gestión es bastante sólido y visible. "Estamos bastante seguros de que no hay instalaciones escondidas", dijo.

"Las armas nucleares necesitan cierta estructura, gente entrenada y mantenimiento. Eso no se puede dejar librado al azar", agrega Podvig.

"Técnicamente se pueden sacar sigilosamente un par de bombas de los depósitos", señala, "pero eso implicaría riesgos, incluyendo ataques preventivos de Occidente".

"Los rusos no tendrán certeza de que no fueron detectados. Es una suerte de juego de azar", indicó el experto a la AFP. "Más aún, hasta es probable que Rusia quiera que Occidente vea esos preparativos y los tome como una advertencia", señaló.

  

Aviso al mundo

Semanas antes de la invasión del 24 febrero, Estados Unidos advertía a Kiev y sus aliados de las intenciones rusas de invadir Ucrania con el aparente propósito de disuadir a Moscú. ¿Advertiría Washington al mundo si detectara que Rusia planea un ataque nuclear? Hacerlo podría generar pánico no sólo en Ucrania sino en otras zonas que podrían ser afectadas por lluvia radioactiva.

La alarma, además, podría tener alcance mundial si la gente espera una escalada hacia una guerra nuclear transcontinental. Seguramente Estados Unidos advertiría de inmediato a sus aliados y a otras potencias, incluso China e India, para que presionen a Moscú para que desista de ese plan de ataque nuclear, amenazándola con graves consecuencias.

Probablemente Washington considere también emitir advertencias públicas para aumentar la presión sobre Rusia, según Podvig. "Ese mensaje puede tener valor disuasorio", añadió.

 

AFP/HB