domingo 01 de agosto de 2021
OPINIóN Representantes
19-06-2021 01:04

¿Qué hace un diplomático?

19-06-2021 01:04

En los últimos tiempos escribí dos libros titulados Relatos de un diplomático I y II.  Uno de los motivos que me inspiró a escribirlos fue  que en varias oportunidades me han preguntado con curiosidad: “Decime una cosa, ¿qué hace realmente un diplomático?”.

La pregunta me llamaba la atención. Entonces comenzaba a explicar la labor fundamental que tiene un diplomático en un mundo globalizado como el actual.

Para aquellos interesados, en mis libros hago una descripción detallada, con ejemplos, de las tareas que realizamos.

La labor no es ni simple ni fácil. Es lógicamente para aquellos que tengan verdadera vocación de servicio.  Muchas veces se piensa que se trata solo de asistir a cócteles y reuniones con copetines y canapés.  Nada más alejado de la realidad. Lamentablemente hay gran cantidad de ciudadanos que creen que no es necesario contar con diplomáticos de carrera. Pocos saben que los que la eligen son personas que ingresan al Servicio Exterior de la Nación por concurso, con la exigencia de títulos universitarios previos, y que egresan con el dominio de al menos dos idiomas además del propio. Tampoco es bien sabido que para alcanzar el rango mayor de embajador debe esperar muchos años en funciones, pasando por los distintos ascensos y cursos obligatorios para ir superando los rangos intermedios, a saber:

1. Secretario de embajada y cónsul de tercera clase.

2. Secretario de embajada y cónsul de segunda clase.

3. Secretario de embajada y cónsul de primera clase.

4. Consejero y cónsul general.

5. Ministro plenipotenciario de segunda clase.

6. Ministro plenipotenciario de primera clase.

7. Embajador extraordinario  y plenipotenciario.

La palabra “diplomacia” proviene del  latín “diploma”, que es una certificación que expide una entidad para acreditar un grado académico.  Por lo tanto, el diplomático es una persona autorizada por sus capacidades para negociar en nombre del Estado y desarrollar las relaciones con otros Estados.  Aquí vemos la importancia relevante que tiene la elección de los hombres y mujeres acreditados a tal misión.

La diplomacia es una profesión cuyo objetivo es representar y velar por los intereses del Estado y de su nación en relación con otros países  y organismos internacionales.

Un diplomático no tiene horario de trabajo.  Debe estar atento las 24 horas para actuar en cualquier momento, ya que constantemente, en algún lugar del mundo, está ocurriendo algo importante y tiene que  informar a su país.

Desde que decidí seguir la carrera diplomática, y a lo largo de todas mis misiones, mis principios siempre fueron estar al servicio del Estado argentino, sea cual fuera el gobierno de turno, o sea, al servicio absoluto de mi querido país.

El diplomático debe conocer a fondo la historia del país al que será acreditado y debe dar ejemplo de gentileza, afabilidad y respeto por las tradiciones de otras naciones; afianzar e incentivar  las relaciones culturales y comerciales así como incrementarlas; asimismo velar por los ciudadanos argentinos que están en su jurisdicción y desarrollar un excelente trabajo en equipo con todos los funcionarios de la embajada. Ser un cabal representante de un país  democrático y republicano.

La función diplomática como instrumento grande de los Estados se basa en la comprensión de que los gobiernos pasan y las naciones quedan.

Ojalá se valore la importancia que tiene  esta maravillosa profesión, que está orientada a la hermandad entre todos los pueblos del mundo.

*Embajador.

Producción: Silvina Márquez

En esta Nota