martes 11 de mayo de 2021
OPINIóN Columna
20-08-2020 07:00

León Trotsky: a 80 años, se refuerza su legado universal y la vigencia de la lucha por el socialismo

Su mayor legado para las futuras generaciones y la lucha por el socialismo fue la fundación de la IV Internacional y el Programa de Transición.

20-08-2020 07:00

Hoy se cumplen 80 años del asesinato de León Trotsky, ocurrido en 1940 en México, donde el dirigente de la revolución rusa se encontraba exiliado, a manos de Ramón Mercader, militante del Partido Comunista enviado por el estalinismo. La fecha sirve de soporte para balancear su legado político y teórico y evaluar la vigencia de sus planteos.

León Trotsky ha sido uno de los personajes más emblemáticos de la historia del siglo XX. Junto con Lenin, lideró la revolución rusa, la primera revolución socialista triunfante que cambió el curso del siglo. Su vida se desarrolló atada al devenir de la lucha de clases y la política mundial. Con una actividad y protagonismo incesante que atravesó países y continentes, su mayor legado para las futuras generaciones y la lucha por el socialismo fue la fundación de la IV Internacional y su programa, el Programa de Transición.

Literatura y realidad: el asesinato de Trotski por Leonardo Padura

La fundación de la IV Internacional, organización mundial de la clase obrera, fue necesaria para superar la III Internacional que bajo la dirección de Stalin había traicionado los principios socialistas y revolucionarios al alentar el desarrollo de una burocracia en la Unión Soviética y que selló su punto de no retorno al colaborar con su política al ascenso del nazismo. A mediados de la década de 1930 León Trotsky pronosticó la posibilidad de la restauración capitalista en la URSS en caso de que no ocurriera una revolución política que barriera con la burocracia, anticipando su carácter restauracionista.

El trotskismo y la IV Internacional representan en la actualidad la continuidad de la lucha por el socialismo, en las condiciones históricas concretas. El Programa de Transición parte de la premisa de que asistimos a la etapa de agonía mortal del capitalismo, afirmando que están dadas las premisas objetivas de la revolución socialista. Es una tesis de fondo, que delimita campos en la izquierda y en la clase obrera.

 

León Trotsky. 20200819

 

Este análisis, que une la agonía del capitalismo con la posibilidad de una restauración capitalista, se encuentra en la base de la comprensión de la restauración capitalista operada a partir de la disolución de la URSS y del resto de los Estados obreros, incluido China, de manera contradictoria. Mientras la derecha auguraba el “fin de la historia” -o sea, la victoria final del capitalismo- y una parte muy considerable de la izquierda se pasaba abiertamente a la defensa del régimen burgués, el Partido Obrero de Argentina, siguiendo los pronósticos y elaboraciones de León Trotsky, sostuvo que la oportunidad que le abría al capital la restauración en los Estados obreros estaba condicionada por sus propios límites: la incorporación a la órbita de la explotación capitalista de millones de obreros y de zonas geográficas enteras tenía como contraparte la aparición de nuevos competidores en un régimen social signado ya por una sobreproducción de capitales y mercancías. Todas las crisis capitalistas posteriores, cada una más aguda que la anterior y separadas entre sí por períodos cada vez más breves de crecimiento, confirmaron este análisis. que se manifiesta también en las hambrunas que alcanzan a una parte considerable de la población mundial; en los choques entre los monopolios y los Estados asociados a ellos como consecuencia de la sobreproducción mundial; en la tendencia a las guerras y en la hipertrofia especulativa, que es la contracara de la huelga de inversiones que alcanza a todas las economías capitalistas, empezando por la de Estados Unidos.

El sueño eterno de la revolución

En este cuadro, la lucha por la unidad de la clase obrera, por el gobierno de los trabajadores y por el socialismo internacional se demuestra completamente vigente.

Cuando se cumple el aniversario ochenta del asesinato de León Trotsky, el capitalismo se encuentra atravesado por una profunda crisis, de alcance mundial, que pandemia mediante, ha superado todos los registros existentes en materia de destrucción de empleo y caída del producto mundial, dejando a nuevos millones de personas en la más absoluta pobreza. Las condiciones objetivas de la revolución, que estaban maduras en aquél entonces, han comenzado a descomponerse, mostrándonos cotidianamente la barbarie a la que nos lleva la continuidad de un régimen social caduco.

El tiempo transcurrido permite realizar un análisis retrospectivo y resaltar la actualidad de la obra política de León Trotsky, uno de los más grandes revolucionarios de la historia. En ella se inscribe la perspectiva y la lucha del Partido Obrero en la Argentina.

 

* Diputada nacional del Partido Obrero en el FIT-U. Secretaria General de SUTEBA La Matanza. Profesora y docente de historia. @RominaDelPla

En esta Nota