OPINIóN
Neurología y género

Una deuda pendiente

Logo Perfil
. | Cedoc Perfil

En lo que respecta a la situación actual de las mujeres en la ciencia y más específicamente en el ámbito de la neurología debemos mencionar que continuamos subrepresentadas en espacios de toma de decisiones. Se entiende por esto a los cargos de jerarquía, jefatura de servicios, de unidades y direcciones médicas. Se puede observar esto en publicaciones recientes como “Género y posiciones de liderazgo en neurología”, un trabajo que realizamos desde la Comisión de Género de la Sociedad Neurológica Argentina. Una de las conclusiones más importantes de ese trabajo –dentro de las variables analizadas– es que el representarse por el género femenino fue el factor para no ocupar cargos de jerarquía. Esto es muy importante porque según las estadísticas de cada diez estudiantes de medicina siete son mujeres. Uno encuentra que la salud está feminizada a nivel global en nuestro país, sin embargo, cuando uno mira en detalle las posiciones de liderazgo y puestos de toma de decisiones encuentra que, pese a esta feminización, la curva se invierte.

A nivel mundial, un estudio que se publicó recientemente en la revista Neurology evaluó el salario anual de 19 centros de referencia de Estados Unidos según las especialidades médicas y mostró que la neurología es la especialidad que tiene menor salario por año. El subanálisis de género demostró que las mujeres neurólogas tienen la brecha salarial más alta de todas las especialidades médicas.

Por otra parte, se puede observar que continuamos subrepresentadas en las publicaciones en revistas científicas y estudios de investigación. Esto se pudo apreciar en un análisis presentado recientemente en la revista Stroke –una revista de referencia para lo que es la enfermedad cerebrovascular–, donde se observa que más del 80% de los estudios de investigación son liderados por hombres y el 16% de mujeres son las que elaboran los estudios de investigación y los llevan adelante. El liderazgo no solo está en los cargo con toma de decisiones sino también en la literatura científica, y en este caso en los estudios de investigación específicamente relacionado con el ACV en agudo. Esto mismo se puede apreciar en los estudios sobre Esclerosis Múltiple como también aquellos sobre trastornos cognitivos (se conocen como demencias, Alzheimer) donde los investigadores principales suelen ser personas del género masculino.

Las desigualdades en el ámbito de la neurología se podrían mejorar dando visibilidad a esta situación. Si bien tenemos mucha presencia en los congresos médicos, en todos los hospitales, las mujeres aún ocupamos cargos claramente inferiores. Necesitamos mostrar que existe esta desigualdad. Además, es muy importante poder equiparar los cargos, como, por ejemplo, cuando se organizan congresos o jornadas de capacitación sobre una temática. Existen mujeres con alta calificación que deberían estar como disertantes. Otra acción fundamental es trabajar en el mentoreo, pero es importante que las mentoras sean mujeres, que los modelos que yo voy a replicar por ejemplo en una subespecialidad sean hechos por otro par.

La Comisión de Género y Neurología de la Sociedad Neurológica surgió por la necesidad de mejorar las condiciones, tanto en los congresos, como en las presidencias de las sociedades neurológicas estamos subrepresentadas. Creamos un espacio para tratar primero lo que habíamos observado y plasmarlo en un trabajo científico donde detectamos que la situación se presentaba en todo el país. Luego, con los análisis seguimos trabajando para lograr la equidad. Esta Comisión de Género y Neurología es una de las principales en Latinoamérica dado que no existe una como tal en la región. Son pocas las sociedades médicas que tienen una comisión específica que trabaje por la visibilidad y por la equidad en género en esta especialidad. Trabajamos en una campaña llamada Creando Con Ciencia para dar cuenta de esto. Creemos que se puede equiparar la desigualdad de género en el ámbito de la neurología, pero para esto tenemos que trabajar de manera conjunta. El conocimiento siempre se construye de manera colectiva, se debe hacer de manera grupal y para eso necesitamos de todos y de todas para que se sumen a nuestro trabajo.  

*Neuróloga. Miembro de la Comisión de Género y Neurología de la Sociedad Neurológica Argentina.