sábado 30 de mayo de 2020 | Suscribite
PERIODISMOPURO / ENTREVISTA
lunes 6 abril, 2020

Roberto Chuit: "Perdimos tiempo al no considerar la posibilidad de que la epidemia llegara"

El director del Instituto de Investigaciones Epidemiológicas destacó que "si Argentina hubiera seguido el modelo de Brasil o Estados Unidos, tendríamos 300 muertos"

Dr. Chuit. Convenio y reportaje por videoconferencia. Foto: Obregon
lunes 6 abril, 2020

Roberto Chuit, director del Instituto de Investigaciones Epidemiológicas de Argentina, analizó la evolución del coronavirus en nuestro país respecto del resto del mundo, y consideró que "el número de fallecidos nuestros es muy inferior en los mismos períodos que el de cualquiera de los otros países que comparamos". Entrevistado por Jorge Fontevecchia, CEO de Perfil Network, para su programa Periodismo Puro, el epidemiólogo evaluó que "si no se hubiesen hecho intervenciones, estaríamos con más de sesenta fallecidos en vez de los treinta y pico que estamos teniendo".

"La intervención del Presidente a partir del 17 tuvo un impacto sobre la ocurrencia de nuevos casos y disminuyó la masa viral circulante. Eso también tiene impacto en la cantidad de casos graves", sostuvo Chuit durante el reportaje. Y aseguró: "Si Argentina hubiese seguido, con el número exponencial de infectados, el modelo de Brasil o Estados Unidos, en este momento deberíamos estar en un número de fallecidos estimado de aproximadamente cerca de 300, como Estados Unidos, o casi cuatrocientos, si seguimos el caso de Brasil".

—Las estadísticas tienen el problema de que cada país hace un registro que puede ser diferente. Tengo entendido que Alemania hace a todas las personas que fallecen un test posterior para descubrir si tenían coronavirus, independientemente de que el motivo de fallecimiento haya podido ser el coronavirus. Si Chile hacía más tests, obviamente iban a aparecerle más infectados. Hay un chiste de mal gusto respecto de un país africano que no tiene ningún caso, porque no tiene ningún test. Con las muertes sí se puede hacer un registro más duro. Argentina tiene treinta muertos al día 28, mientras que Italia, en la misma fecha, tenía 2 mil, y mil y pico España.

—Con el mismo concepto de seguir el número de casos, seguimos el número de infectados y el dato duro de fallecidos. En España, el primer fallecido sucedió el 3 de marzo. Esta semana pasamos recién el primer mes. En Estados Unidos, el primero fue el 2 de marzo. Nosotros aplicamos el mismo concepto de poner como día 0 el día de la ocurrencia del caso y hacer el mismo seguimiento que en otros países. El número de fallecidos nuestros es muy inferior en los mismos períodos que el de cualquiera de los otros países que comparamos. Si tomamos un número de infectados y lo asociamos a un número de fallecidos y los números dan dentro de lo que son las tasas de mortalidad que se definieron en China y que se están definiendo en distintas áreas del mundo, podemos estimar que los casos de fallecidos están ajustados de acuerdo o en una relación con el número de casos detectados. Hicimos también una curva como la de los infectados. ¿Cuál sería entonces el crecimiento de Argentina en el caso de que no se hubiesen hecho intervenciones en el número de fallecidos y cuál sería el crecimiento de fallecidos cuando se hicieron las intervenciones? Si no se hubiesen hecho intervenciones, estaríamos con más de sesenta fallecidos en vez de los treinta y pico que estamos teniendo. La intervención del Presidente a partir del 17 tuvo un impacto sobre la ocurrencia de nuevos casos y disminuyó la masa viral circulante. Eso también tiene impacto en la cantidad de casos graves. Tuvo el doble impacto también en el caso duro.

—¿Las medidas llevaron a que exista la mitad de las muertes?

—Así es.

—Si siguiéramos las proyecciones de los países que comenzaron dos meses antes, ¿cuántas serían las muertes que Argentina hubiera tenido si no se hubiera intervenido y cuáles podrían ser con la intervención que se produjo dos meses más tarde?

—Si Argentina hubiese seguido, con el número exponencial de infectados, el modelo de Brasil o Estados Unidos, en este momento deberíamos estar en un número de fallecidos estimado de aproximadamente cerca de 300, como Estados Unidos, o casi cuatrocientos, si seguimos el caso de Brasil. La curva hubiera comenzado a crecer.

—¿Por qué hablaste de sesenta fallecidos entonces?

—Si hubiese seguido el modelo de mínima, nosotros estaríamos con sesenta fallecidos, es el tema del movimiento de la curva. La curva consiguió el aplanamiento, se ha separado de ese modelo de mínima y redujo el número de fallecidos.

—Marcás una diferencia entre las primeras medidas al 13 de marzo y las segundas, donde se determinó la cuarentena.

—Así es.

—Si hubiésemos continuado con las “limitaciones menos severas” tendríamos unos sesenta muertos. Pero si no hubiésemos tomado ninguna medida estaríamos en casi 300 muertos Si proyectásemos esto a dos meses hacia adelante. ¿A cuánto llegaría esa cifra de 300 si no se hubiera tomado ninguna medida y a cuánto si hubiéramos tomado medidas intermedias como las del 13 de marzo?

—Es difícil de decir. Pero estimaría que si no hubiésemos tomado ninguna de las intervenciones, nuestra posición de mínima sería llegar a lo de Estados Unidos, con 2.900 casos como mínimo.

Roberto Chuit: "Brasil muestra una curva muy parecida a la de España e Italia"

—Pero Estados Unidos todavía no está en la situación de Wuhan. En Estados Unidos comenzó poco antes que en la Argentina.

—Un mes antes.

—Y Wuhan comienza dos meses antes.

Wuhan comienza en diciembre, fines de diciembre, sí.

—¿Cuántos serían, con un mes más que lo de Estados Unidos, en lugar de 2.900?

—Tendríamos una figura parecida a la que está teniendo España. A fin de invierno estaríamos en más de 10 mil muertes.

—O sea, que imaginás... ¿Qué cantidad de muertes a fin del invierno se hubieran producido?

—Y más de 10 mil muertes.

—¿Y de la manera que lo estamos haciendo?

—Espero que no lleguemos a los mil fallecidos con esto, pero todo depende de cómo salgamos de esta cuarentena y cómo se comporte la sociedad. Pero es importante saber que se ganó tiempo para distintas cosas. Lamentablemente, perdimos algún tiempo al no considerar la posibilidad de que la epidemia llegara. Pero eso se recuperó, ya sabemos. Basta con ver cómo se incrementaron las camas de mediana complejidad. También en este tiempo se están consiguiendo tratamientos. Hay por lo menos diez clinical trials que están probando distintos medicamentos. Hay uno que en Argentina hemos utilizado mucho en el pasado, asociado a la fiebre hemorrágica argentina, que es la gamma hiperinmune, que se saca de pacientes recuperados de la infección. Esto lo ideó el doctor Julio Maiztegui, de Pergamino, en la década del 60. Se nos moría mucha gente por fiebre hemorrágica argentina. No había vacunas ni tratamiento. Se le sacaba sangre a un paciente recuperado que generaba gamma hiperinmune y se le inyectaba eso a un nuevo infectado. Con eso se consiguió bajar la mortalidad. En esta técnica Argentina tiene un expertise importantísimo y hay un instituto, que es el Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas Dr. Julio I. Maiztegui, que recibió la aprobación para hacer un clinical, un estudio del laboratorio Grifols en España, y se está utilizando por un argentino que está trabajando y consiguió la autorización en Nueva York. Este tiempo que se ganó en que no sufra tanta gente la infección y que no haya un número importante de fallecidos está dando lugar para que aparezcan tratamientos que permitan disminuir lo que son los procesos de mortalidad de esta enfermedad.

Leé acá la entrevista completa


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5011

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.