martes 21 de septiembre de 2021
POLICIA Videos
06-01-2021 17:40
06-01-2021 17:40

Fiesta clandestina y descontrol en Claromecó: un policía herido y dos patrulleros destrozados

Unos veinte jóvenes agredieron a piedrazos a los policías que intentaron disuadirlos. Un chico de 20 años y un menor de 17 terminaron detenidos.

06-01-2021 17:40

Parecen barrabravas descontrolados en la previa de un partido de fútbol, pero en realidad se trata de un grupo de adolescentes que veranean en Claromecó y reaccionan con una furia desmedida ante la intervención policial"Se repudrió", dice uno de los jóvenes, que filma cómo destrozan un patrullero de la Bonaerense que está estacionado y sin ocupantes en la avenida costanera, donde se llevaba a cabo una de las tantas fiestas clandestinas en la localidad balnearia de Tres Arroyos.


Los efectivos de la Policía intervinieron a partir de un llamado al 911. Eran las 6.30 de la mañana y la música seguía sonando. Cuatro oficiales llegaron en dos móviles e intentaron persuadir de manera verbal a los jóvenes, pero fueron agredidos a golpes y piedrazos.

Según fuentes policiales, el oficial Gustavo Garmendia fue alcanzado por uno de los proyectiles y tuvo que recibir asistencia médica por una herida a la altura del riñón. 

Los videos dan cuenta del descontrol

No solo hubo disturbios en la calle, donde destrozaron los móviles 21.673 y 27910 de la Estación Comunal de Policía de Tres Arroyos, sino también en la playa donde los jóvenes reducen y golpean a otro efectivo policial, según se puede ver en otra de las grabaciones.

De acuerdo con las fuentes, al menos veinte personas participaron de los incidentes pero solo dos fueron identificados y demorados: Quimey Duvancel, un joven de 20 años oriundo de Tres Arroyos, y un menor de 17 años, con domicilio en la misma ciudad. 

Según los voceros, ambos fueron imputados por los delitos de daño agravado, lesiones leves y resistencia a la autoridad, aunque en el caso del menor se informó que fue entregado en custodia a sus padres,  a disposición de la fiscal de menores Marina Vizolinni.

2021 01 06 Claromeco Incidentes Fiesta Playa Clandestina
Así quedó uno de los móviles policiales. 

El otro caso

Las fiestas clandestinas y el descontrol en las playas de Claromecó parecen moneda corriente. El pasado domingo 27 de diciembre, en un evento no autorizado al que asistieron unas 500 personas, un joven fue agredido por dos rugbiers.

Felipe y su hermano Ramiro Di Francesco, de 26 años, recogían botellas de vidrio y latas, intentando limpiar el lugar, cuando un grupo de seis o siete personas, entre las que estaban Lucio (31) e Ignacio Cozzi (31), comenzaron a provocarlos.

"Arrancaron a tirar basura al fuego. Mi hermano, que es ambientalista, les pidió que en vez de tirarlas al fuego, nos dieran una mano. Ahí Lucio empezó a prepotear e insultar a mi hermano", afirmó en su momento el joven agredido.

2021 01 05 Lucio Ignacio Cozzi Rugbiers Claromeco
Lucio e Ignacio Cozzi, los rugbiers que fueron detenidos por agredir a un joven en Claromecó. 

Felipe contó que lo "atacaron de atrás cuando estaba solo". Según la víctima, después de ese altercado, los Cozzi lo interceptaron mientras se subía a su camioneta y lo golpearon: "Me agarraron solo, por la espalda. No sé si fue una emboscada o me estaban esperando. Quedé inconsciente y me siguieron pegando en el piso", relató.

Los rugbiers fueron acusados por el delito de "lesiones graves" y quedaron detenidos el 31 de diciembre pasado, aunque este martes 5 de enero recuperaron la libertad por no tener antecedentes y porque la justicia entendió que no existe "peligrosidad procesal".