sábado 28 de marzo de 2020 | Suscribite
POLICIA / identificaron a siete de los diez jovenes
domingo 26 enero, 2020

Los rugbiers rompen el pacto de silencio y separarían sus defensas

Mañana seguirán las ruedas de reconocimiento para establecer niveles de responsabilidad. La defensa de Fernando asegura que seguirán presos.

por Nicolás Fábrega

Juntos o separados. Ese es el dilema al que los diez implicados en el asesinato de Fernando Báez Sosa se enfrentan esta semana. Se filtraron audios sobre la pelea que terminó con el joven muerto a la salida de Le Brique. Foto: cedoc
domingo 26 enero, 2020

“Cada uno sabe el rol que tomó en la pelea y hay que hacerse cargo”. Con estas palabras, Lucas Pertossi (20) habló acerca del ataque que protagonizó junto a otros nueve amigos el sábado 18 en la puerta del boliche Le Brique de Villa Gesell, que culminó con la vida de Fernando Báez Sosa (18). Y si bien pueden ser palabras sin demasiado peso, en realidad podrían contener un mensaje encubierto: hasta el momento, tanto él como los otros rugbiers están siendo defendidos por un mismo abogado –Hugo Tomei– bajo una causa caratulada como “homicidio agravado” y podría sumarse también la figura de la “alevosía”. Sin embargo, con el correr de los días la situación de los imputados se vio modificada debido a los aportes de los testigos, que hasta ahora identificaron a siete de los jóvenes, y por lo menos cinco señalaron a uno de ellos –Máximo Thomsen (20)– como el autor del crimen. ¿Continuarán cumpliendo con su pacto de silencio?

Si bien en las indagatorias decidieron no declarar (el único que sí lo hizo fue el undécimo involucrado, Pablo Ventura –21–, quien dijo que nada tenía que ver con el hecho, y las evidencias le dieron la razón), esa disposición podría cambiar, sobre la base de lo brindado por las personas que vieron la agresión. Estos involucraron hasta el momento a siete de los rugbiers, y aún quedan dos ruedas de reconocimiento por delante, mañana y el martes. Y no todos, de acuerdo con los testigos, tuvieron el mismo rol. Cinco personas declararon haber visto a Thomsen darle una patada en la cabeza al damnificado, cuando estaba inconsciente. Ciro Pertossi (19) es otro que tiene un panorama negro, ya que lo divisaron golpeando a amigos de Fernando para que no intercedieran, posibilitando el homicidio. A Enzo Comelli (19) lo responsabilizaron no solo por haberlo visto dentro del boliche iniciando la pelea, sino por lanzarle las primeras trompadas a Báez en la calle, y otros dos testigos dijeron que Matías Benicelli (20) arengó la gresca.

Otros tres detenidos (Ayrton Viollaz –20–, Luciano Pertossi –18– y Alejo Milanesi –20–) fueron reconocidos como integrantes del grupo de amigos, ya sea persiguiendo a la víctima, pegándole o impidiendo que la socorrieran. A los tres restantes aún no los señalaron en las dos ruedas de reconocimiento que ya se llevaron a cabo.

El padre de uno de los rugbiers detenidos aseguró que "no hubo un plan para matar"

Detenidos. “A más de una semana del hecho, deberían cambiar la estrategia y tener cada uno su abogado”, le dijo a PERFIL un vocero judicial. “No todos tienen el mismo grado de participación y, si continúan en silencio, van a terminar perjudicándose los menos involucrados. No los señalaron a todos, pero todos están encerrados por el mismo delito”. Es ahí donde comienza a tener validez la sentencia de Lucas Pertossi. ¿Cada uno se hará cargo de su parte o continuarán metidos en la misma bolsa?

Una cosa está clara: pese a que declaren y se despeguen de la agresión, en lo inmediato no quedarán en libertad. “No hay ninguna posibilidad de que los liberen”, le confió a este diario el letrado que representa a la familia de Fernando, Fabián Améndola.

Quienes hasta el momento no fueron reconocidos –Juan Guarino, Blas Cinali y Lucas Pertossi– ¿seguirán en silencio, pese a que se comprometen cuando tal vez no tengan las mismas responsabilidades que el resto? Por ahora, Ciro Pertossi y Thomsen están imputados como coautores del asesinato, mientras que los otros ocho como partícipes necesarios. Con este escenario, podrían recibir una pena de prisión perpetua. “Es la única pena posible”, declaró Fernando Burlando, quien pidió que “pasen toda la vida en prisión. Ningún abogado va a poder ayudarlos y los problemas van a empezar cuando tengan que sacrificarse a medida que pase el tiempo. Cada uno va a tratar de salvarse y, así, va a ser difícil que mantengan el mismo abogado”.

La madre de Thomsen renunció a su cargo

La arquitecta Rosalía Zárate, madre de Máximo Thomsen, dejó su cargo en el municipio de Zárate, donde se desempeñaba como secretaria de Obras Públicas. Presentó la renuncia el viernes tras haber pedido una licencia, y el intendente interino, Ariel Ríos, la aceptó. “No se encuentra física ni mentalmente en condiciones de continuar con su tarea”, admitieron.

En tanto, ayer los padres de los detenidos –entre ellos, los de Thomsen– visitaron a sus hijos en las comisarías en las que se encuentran encerrados. El progenitor de Máximo declaró que están viviendo “una pesadilla”, pero aclaró que su hijo, junto a sus amigos, “no tuvieron intención de matar”.

A nivel judicial, Thomsen es el más complicado de los diez rugbiers, ya que cinco testigos vieron cuando le pegaba patadas a la víctima, estando inconsciente en el piso. El y sus amigos están presos desde el sábado 18 y, tras los 15 días en prisión, se podrá solicitar una extensión de 15 días más, hasta que la fiscal resuelva pedir la prisión preventiva hasta el juicio o soltarlos.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4948

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.