domingo 04 de diciembre de 2022
POLICIA desde el penal de marcos paz

Lucho, el hijo preso del ‘Pájaro’ Cantero, lidera una empresa delictiva que opera las 24 horas

Es el hijo de Claudio Cantero (asesinado en 2013) y Lorena Verdún. Está preso en el penal de Marcos Paz y desde ahí está acusado de ordenar crímenes, robos y amenazas para controlar “su territorio” en barrios del sur de Rosario. Esta semana lo imputaron como líder de una asociación ilícita encargada de un polirrubro delictivo. “Lucho” tenía 10 años cuando mataron a su padre, que era uno de los referentes de la narcobanda Los Monos. Ahora comanda una de las líneas delictivas de esta familia que también tiene tras las rejas a su abuelo, el “Viejo” y a su tío “Guille”, entre otros miembros de la familia.

08-10-2022 01:49

Uriel Luciano Cantero tiene 19 años. Le dicen “Lucho” y es el hijo del asesinado líder de Los Monos, Claudio “Pájaro” Cantero (29). Hace diez meses está detenido en el penal de Marcos Paz, pero como el resto de los miembros del clan, sigue operando desde el encierro. Ahora lo imputaron por comandar una “empresa delictiva” junto con su madre y su pareja.

“Lucho” fue detenido el 17 de enero pasado. En su casa la policía secuestró un arsenal: tenía 23 armas y municiones. Pero también contabilizaron cerca de 4 millones de pesos. Lo que evidencia el poder de fuego y económico con el que contaba el hijo del “Pájaro” Cantero, para mover las fichas en un territorio comandado por esta “nueva línea” del clan.

Desde su detención, duerme en la Unidad Penitenciaria Federal de Marcos Paz y desde allí no dejó de operar. Según la acusación de la fiscal Marisol Fabbro, movía los hilos de sus súbditos desde su celda: ordenaba ataques, homicidios, extorsiones y robos de vehículos, entre otros delitos que le atribuyen. No lo hacía solo. En la misma línea jerárquica, según la acusación, está su madre Lorena Verdún y su pareja, Érica Bullón (que fue detenida en marzo pasado).

“Plata o plomo”: la modalidad extorsiva narco que mantiene amenazada a Rosario
 

“Lucho”, según la acusación, desde prisión “opera las 24 horas ordenando atentados con armas de fuego contra diferentes personas, eligiendo a las personas que van a cumplir cada uno de los roles en los hechos, adquiriendo y disponiendo el uso de armas de fuego de gran poder ofensivo y vehículos, autorizando el pago a los miembros de la organización por los ‘trabajos’ realizados y por los ‘gastos’ ocasionados”. Entre los delitos que le atribuyen a la banda hay tres homicidios.

En una segunda línea se ubicaría Dylan Tomás “Capocha” Baldón, a quien le atribuyeron el rol de “organizador”. Que actuaba como nexo entre los jefes que están en prisión y la “maquinaria” de personas que respondía y ejecutaba las órdenes. La fiscal destacó que varios de los miembros de la banda no superan los 19 años.

Lazos de sangre. Luciano tenía 10 años cuando “el Pájaro” cayó baleado en la puerta de un boliche en Villa Gobernador Gálvez el 26 de mayo de 2013. Su asesinato desató una seguidilla de crímenes por venganza que produjo un salto en las estadísticas por homicidios e instaló una violencia en las calles rosarinas que se mantiene hasta la actualidad.

Nueve años después de ese hecho, el heredero del “Pájaro” parece instalarse con una nueva línea de mando dentro de la amplia familia Cantero. Su madre lo respalda y es, según la imputación, otra de las jefas de la organización, que como su hijo también está detenida.

“El Pájaro” y Verdún tuvieron tres hijos. “Lucho” es el del medio. Daiana (16), la mayor, murió en 2016 en un accidente automovilístico en la ruta cuando iban a visitar a su tío Ariel “Guille” Cantero cuando estaba alojado en el penal de Rawson. M. es menor de edad.

“Sigo por nuestro hijos”, había escrito en sus redes sociales Verdún tras el asesinato del “Pájaro”. Por ese crimen no hay detenidos. Las tres personas que llegaron a juicio acusados de estar involucrados en el hecho fueron absueltos.

El clan Cantero responsabilizó desde el principio por el crimen a Luis “Pollo” Bassi y ordenó una seguidilla de crímenes para vengar el asesinato del “Pájaro”. “Guille” se entregó en junio de 2013 ante la Justicia, que lo buscaba por este accionar, y desde entonces está detenido.

En prisión no dejó de operar y de acumular causas en su contra, que incluyen homicidios, balaceras y narcotráfico. En los distintos hechos que le atribuyeron a lo largo de los años sumó casi cien años en condenas.

“Acá a ‘Guille’ no lo metas, porque ‘Guille’ no corta ni pincha conmigo. Y el barrio (17 de Agosto) es mío. Quédense tranquilos que el barrio es mío. Ahora estoy yo. Yo soy el barrio ese, sabés. El barrio, si quiero, me lo dejo todo para mí; decile vos y a quien vos quieras, corta”, le dijo “Lucho” a la pareja de “Guille” en una de las escuchas difundidas en la audiencia de imputación que, por la cantidad de pruebas exhibidas, delitos y acusados, duró cuatro jornadas.

"Quédense tranquilos que el barrio es mío. Ahora lo controlo yo", dijo "Lucho".

Esta comunicación se dio en el contexto de la usurpación de una casa en ese barrio rosarino. Y en ese diálogo le pidió que “no le hable mal” a su gente.

Prisión preventiva. La banda de “Lucho” tiene injerencia, principalmente, en los barrios La Granada, Las Flores, Las Delicias y Barrio Plata, en la zona sur de Rosario. “Esta organización criminal procuró ocupar y dominar sectores y barrios de la ciudad de Rosario y excluir de allí a bandas antagónicas con el fin de obtener beneficios económicos producto de diversas actividades ilícitas”, entendió la fiscal.

Para la funcionaria, “Lucho”, su madre y su pareja son “administradores del ejercicio de violencia” que es utilizada “en la autorización o reprimenda con el uso de la violencia en situaciones no aprobadas” por este trinomio.

“¿Están cómodos? Lo que es la vida del ‘millo’. Pero mirá cómo es, ‘Lucho’, nosotros dos en cana y sabemos dónde están sentados ellos comiendo, a qué hora, todo”, le dijo Verdún a “Lucho”. No se trataba de una conversación privada, sino que estaban en alta voz y los verdaderos destinatarios  del mensaje eran siete miembros de la banda a los que les querían marcar que “ellos se enteraban de todo”.

El miércoles pasado, el juez Héctor Núñez Cartelle dio por acreditado el planteo de la fiscalía y le dictó la prisión preventiva por dos años a “Lucho”, su mamá y su pareja como líderes de la “empresa delictiva”. También dictaminó que sigan detenidos otros 25 presuntos miembros de la banda.

Le atribuyen ordenar tres homicidios

Luciano Cantero fue detenido en enero pasado por personal de la Agencia de Investigación Criminal, que le secuestró 24 armas, una gran cantidad de municiones de distintos calibres y más de 3 millones de pesos, en el marco de una causa por acopio de armas, balaceras y extorsiones.

La fiscal Marisol Fabbro, en la imputación contra “Lucho” Cantero, destacó que este comandaba una “la empresa delictiva” con gran poderío económico y de fuego. Además, destacó que “cuentan con liquidez en moneda nacional y extranjera que obtienen de actividades ilegales, como la venta de estupefacientes, sustracción y posterior venta de vehículos, como viviendas que van adquiriendo mediante actos intimidatorios”.

Fabbro sostuvo que “Lucho” habría pagado por los crímenes de Damián Gómez, cometido el 22 de julio de 2021, y de Ulises Gamarra, asesinado el 23 de febrero de este año. A su banda también le atribuyen haber matado a Luciano Muscio, el 3 de julio pasado, cuando le robaron la moto en la que circulaba.

Los Monos

◆ La banda de Los Monos fue fundada por Máximo Ariel Cantero, alias “el Viejo”.
◆ Luego, sus hijos Claudio “Pájaro” y Ariel “Guille” Cantero tomaron las riendas. También lo hizo su hijo adoptivo Ramón “Monchi” Machuca.
◆ En 2013, “el Pájaro” fue asesinado. Ahí comenzó una seguidilla de crímenes por venganza y desató una ola de violencia que se extendió hasta la actualidad en Rosario.
◆ “Guille” está preso desde 2013 y desde prisión acumuló causas en su contra y casi cien años en condenas.
◆ “El Viejo” fue detenido en abril pasado como jefe de una asociación ilícita que lideraba presuntamente con su pareja.
◆ En la actualidad, “Lucho” Cantero (19), el hijo del “Pájaro”, es su heredero  en el mundo delictivo. Esta semana, fue imputado por asociación ilícita.

En esta Nota