Soleado
Temperatura:
18º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 15 de diciembre de 2018 | Suscribite
POLICIA / Violencia de género
jueves 6 diciembre, 2018

Rodrigo Eguillor: "Me mandé una cagada, la cagada fue el video"

Tras ser liberado, el joven acusado de violencia y abuso sexual intentó defenderse y le habló a su madre fiscal: "Le pido que se quede tranquila y me deje ver a mi hermano", dijo.

Rodrigo Eguillor, tras ser liberado. Foto: Noticias Argentinas

Rodrigo Eguillor, el hijo de una fiscal acusado de violencia de género y abuso sexual, volvió a los medios este jueves luego de ser liberado de la Alcaidía 3 de La Plata. El joven fue capturado por agentes de Policía de Seguridad Aeroportuaria el martes en el Aeropuerto de Ezeiza cuando intentaba viajar a Madrid para, entre otras cosas, asistir a la Superfinal de la Copa Libertadores, y pasó la jornada detenido por orden del juez Horacio Rhyb, tras lo cual fue liberado esta mañana.

El hijo de la fiscal de Ejecución Penal de Lomas de Zamora Paula Martínez Castro brindó una entrevista en la tarde de este jueves a Más que noticias, el ciclo que conduce Mauro Viale en el canal de cable A24.

"Me mandé una cagada, la cagada fue el video, pido disculpas en cámara si ofendí a alguien en ese video, era un chico con estrés sobrepasado, fue lo que salió", justificó en referencia al cuestionado descargo que realizó en redes sociales luego de la acusación.

El escándalo surgió por un episodio ocurrido el 15 de noviembre pasado en un departamento de Independencia y Piedras, en el barrio porteño de San Telmo. Según la denuncia presentada por una mujer y amplificada en redes sociales, Eguillor habría intentado mantener relaciones sexuales sin consentimiento y, ante la negativa, la habría insultado y agredido. La joven intentó retirarse, pero el relacionista público le respondió que no tenía la llave, que supuestamente solo tenía un amigo.

Denunciado por abuso, el hijo de una fiscal hizo un polémico descargo

En ese contexto, la chica intentó huir por el balcón, aunque según el acusado ésta intentó suicidarse. Junto a los mensajes difundidos por redes sociales se publicó un video en el que se ve un forcejeo, que la denunciantes describe como un ahorcamiento ante su intento de escapatoria, mientras que el joven asegura que la salvó de la muerte.

"De ánimo estoy mal, por el estrés que tuve que vivir en ese momento, por algo que no hice, soy inocente, lo vuelvo a repetir", comentó Eguillor al comienzo de la entrevista. "Pónganse en mi lugar, un segundo, todos me atacan, recibo amenazas de todo tipo, el teléfono no lo puedo usar", agregó. Sobre su detención, comentó: "Estuve perfecto, tranquilo, porque sabía que iba a salir, no por mi vieja como dijeron. Entré por resistencia a la autoridad porque me querían llevar privado de la libertad".

El RRPP reiteró su inocencia y apuntó a los medios: "Este circo no sirve, el que tiene la palabra es el juez, no un conductor; el que va a decidir si soy culpable o inocente es el juez, en ese momento me pueden decir todo lo que quieran por la calle, me tiran cosas. Cuando se sepa la verdad vengan con las cámaras", desafió.

El incidente. A lo largo de la entrevista con A24, Eguillor brindó su versión de lo ocurrido en el departamento. "Es una chica que conocí por Instagram, hablamos buena onda, la mina parecía divina. Fue al boliche, buena onda, quedó solo en hablar. No me acuerdo de los tiempos. El día de esto fue 15 de noviembre, llovía zarpado. Yo la invité a mi casa. Me mandaba los corazones de Instagram, todo lo que vos quieras. Ella supuestamente estudiaba en UAI, también me dijo que vivía en microcentro. Cuando fui a ver la causa, que no me llamaron a declarar todavía, vi que decía Ituzaingó", sostuvo.

"Le digo 'mirá, venite directo, yo te espero'. Viene. Yo vivía ahí con un amigo mío. Sube, hablamos, la mejor", contó sobre esa noche en el edificio de San Telmo. "Es un edificio que al lado tiene un restaurant y el polígono de tiro abajo, ahí vivo yo con el hijo del dueño", precisó.

"Sin faltarle el respeto, la chica no estaba bien psicológicamente. No sé por qué se quiso tirar, estaba psiquiátrica", comentó. Luego agregó: "Había un solo juego de llaves, no la dejé encerrada. Como hay un solo juego de llaves, le digo a Marcos (su amigo y compañero de departamento) '¿en cuánto venís?, en 40, perfecto, ya está'.

Sin dejar nunca de tocarse el pelo, el joven continuó con su defensa "No la traje por la fuerza, la chica quiso venir. Traje a una mujer que lamentablemente no estaba bien. Lo lamento por la familia que no lo admite. El Hospital Argerich la dejó en libertad el mismo día que se quiso suicidar", lanzó.

Consultado sobre el consentimiento de la situación, el relacionista público argumentó: "La chica vino a tener relaciones, ya estaba hablado eso. No sé si estaba descontado, capaz tomábamos un vino comíamos algo y nos íbamos. En ningún momento me dijo que no. No es no. Pregúntenle a mis exnovias y a todas las chicas con las que tuve relaciones y te van a decir que nunca las forcé a nada. Tuve relaciones consensuadas, que quede bien claro esto. Dicen que fue abuso sexual porque no saben qué pasó. Las únicas personas que estábamos en el edificio fueron esta chica, Dios y yo. Y mi amigo estuvo un rato."

En cuando a su situación judicial, el hijo de la fiscal sostuvo: "Me están acusando de violación y llegaron a acusarme de asesino. La carátula es averiguación de ilícito, no se sabe. Puede ser violación o intento de suicidio"

Eguillor luego aseguró que la mujer que lo denuncia "tenía un problema psicológico de base" y le pidió a los médicos "que curen a esta chica para que esté bien". "No es una chica mala. Me gustó porque para eso la invité. Yo la quería como amiga, pero ella evidentemente flasheó otra cosa". Y relató que tras el incidente la chica le decía a los médicos "quiero con rodrigo", aunque dudó: "No sé si se enamoró de mí".

"La tele es feminista. Una mujer dice algo y hay que comprobarlo, porque —si no— estarían todos los hombres en cana. Todos se ponen del lado de la chica pero yo también sufro cosas, problemas. Nunca en mi vida le levanté la mano a una mujer, ni violaría a una mujer", continuó.

Drama familiar y adicciones. En un primer momento, Eguillor, cuya frase de cabecera al ser detenido fue "llamen a mi vieja", contó que "no llegué a ver" a su madre "por el laburo" pero, comentó, "la entiendo".

"Sé que mi vieja está viendo y está odiando que haga estas cosas, le pido que se quede tranquila y me deje ver a mi hermano", agregó luego. Ante la consulta de Mauro Viale sobre por qué su madre no lo deja ver al hermano, el joven respondió: "Y porque le afectó todo esto, ¿quién quiere ver a un hermano en televisión que está siendo interrogado?"

"La gente que fuma marihuana es porque tiene vacíos emocionales", afirmó luego sobre sus consumos. "Lo estoy enfrentando, como cualquier chico de mi edad que alguna vez probó un cigarrillo", dijo, aunque aclaró que lo que se ve fumar en el video de su descargo "era un tabaco armado".

"Ofendí a las personas con discapacidad, a los travestis, a las personas que tienen problemas con las drogas. Era un chico bajo mucho estrés. Yo sabía que se me venía el escrache mediático, eso era obvio", reiteró sobre su fallido pedido de disculpas.

Al ser consultado sobre si consumió drogas el día del incidente, respondió: "Sí, un porro". "Consumo marihuana desde que tengo 18 años", agregó. Acto seguido, opinó: "Intuyo que la chica habrá consumido algo antes de verla, estoy suponiendo. Para mí flasheó suicidio, ¿entendés?"

F.F.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4479

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard