jueves 05 de agosto de 2021
POLICIA arresto domiciliario
10-07-2021 02:26

Un narco con 284 autos salió de prisión por una lumbalgia

Hugo Esteban, acusado de traficar tres toneladas de droga y lavar dinero, fue beneficiado con un fallo duramente cuestionado.

10-07-2021 02:26

Hugo Alberto Esteban (64), más conocido como “Coco”, vivió cerca de dos años y medio en la clandestinidad. Entre septiembre de 2016 y febrero de 2019, fecha en la que finalmente fue detenido por la Policía Federal Argentina (PFA), se refugió en la provincia de Entre Ríos con una falsa identidad y cambió radicalmente su fisonomía: bajó tantos kilos que cuando lo detuvieron los investigadores dudaron de que se tratara de la persona que estaban buscando.

Con sus antecedentes difícilmente un preso común pueda acceder a un beneficio extraordinario como el arresto domiciliario. Sin embargo, Coco logró salir de la cárcel por una polémica decisión del juez Esteban Rodríguez Eggers, interino del Tribunal Oral Federal de Mar del Plata, que justificó su resolución en “cuestiones de salud”. 

El fallo fue duramente cuestionado por el fiscal general Juan Manuel Pettigiani, quien recurrió la medida al entender que “posibilita la impunidad de una persona señalada como líder de un caso de criminalidad organizada, y que también afronta un proceso por el delito de lavado de activos provenientes del narcotráfico”. 

“Coco es uno de los narcotraficantes más importantes de la ciudad”, dice Pettigiani. Para el funcionario la decisión del magistrado “deja de lado la grave historia criminológica” del acusado y abre la posibilidad a una “nueva fuga” y el “entorpecimiento” de la investigación.   

Según el fiscal, Rodríguez Eggers “fundó su decisión en información médica incompleta”. “Resulta llamativo –entendió Pettigiani– cómo un juez recientemente designado, que no pertenece y no conoce la problemática de drogas de la ciudad de Mar del Plata, basándose en informes médicos incompletos, sobre una patología (lumbalgia severa) por la cual no se encuentra en riesgo la vida de la persona, premie a unos de los narcotraficantes que más daño le han hecho a esta ciudad con un arresto domiciliario improcedente”.

Además de cuestionar la medida, el funcionario judicial adelantó que realizará una presentación en el Consejo de la Magistratura para que se investigue “si la conducta del magistrado constituye causal de mal desempeño de sus funciones”, lo que podría derivar en un pedido de juicio político. 

Esteban está vinculado a dos causas escandalosas que tienen origen en Mar del Plata: Lavado Total, una investigación en la que secuestraron 284 vehículos, y Marea Verde, la operación que terminó con el secuestro de 3 mil kilos de marihuana y por la que 15 personas fueron condenadas a penas de 1 a 14 años de prisión.

Según la investigación, Coco era el encargado de “financiar las actividades vinculadas al tráfico de estupefacientes y de blanquear parte del dinero producto de dicha actividad, a través de la compra y venta de vehículos”.

El acusado, de origen gitano, nunca estuvo a derecho. El dinero acumulado antes de caer en desgracia le alcanzaba para mantenerse prófugo, pero igual siguió haciendo sus negocios. Cuando un comando de la Policía Federal Argentina (PFA) logró ubicarlo en la ciudad de Gualeguaychú, Coco Esteban estaba vendiendo autos como hizo casi toda su vida.     

En su presentación, el fiscal destacó “la actitud asumida por Esteban para eludir el accionar de la Justicia” cuando permaneció prófugo entre el 9 de septiembre de 2016 y el 8 de febrero de 2019. “La gravedad de las imputaciones que se le formulan permiten proyectar una pena en expectativa alta, siendo que el mínimo de la escala penal impide considerar la posibilidad de una condena de ejecución condicional”, señaló Pettigiani.

 

Un juicio que anticipa una condena

Los principales acusados por Marea Verde, una operación que en agosto de 2015 permitió el secuestro de tres toneladas de marihuana en Misiones que tenían como destino Mar del Plata, fueron condenados a penas de entre 1 y 14 años de cárcel. 

Coco Esteban, señalado como uno de los organizadores, no pudo ser juzgado en junio de 2019 porque recién había sido detenido después de permanecer dos y medio prófugo. 

En el juicio, la fiscalía ubicó a Esteban como uno de los principales responsables de la maniobra junto a Walter Martínez, a quien finalmente el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Mar del Plata condenó a 14 años de cárcel.

Coco también tiene que rendir cuentas por la operación Lavado Total, que en 2016 permitió el secuestro de 284 autos y 165 kilos de cocaína. Esta causa, que tiene a doce procesados, fue elevada a juicio el pasado mes de abril.

En esta Nota