miércoles 22 de septiembre de 2021
POLITICA después de los cruces
15-07-2020 14:20
15-07-2020 14:20

Alberto Fernández y Cristina Kirchner buscan bajarle el tono a las discusiones internas

El presidente y la vice coinciden de que se trata de "simples polémicas". Prometen silencio desde los dos sectores de la alianza del Gobierno.

15-07-2020 14:20

“Simple polémica”, fue la frase con la que coincidieron en la Quinta de Olivos y en el Instituto Patria en momentos en los que las diferencias internas se hacen públicas y las afinidades quedan en un segundo plano. Alberto Fernández y Cristina Kirchner buscan ahora bajarle el tono a las discusiones de las últimas horas en las que se puso en cuestionamiento la gestión presidencial y aseguran que no habrá nuevos cruces.

El propio presidente fue quien decidió frenar una de las críticas que vinieron de la titular de la Asociación de Madres Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini al expresar su “dolor” en una carta abierta. Fue después del acto que mantuvo Fernández el 9 de julio con empresarios a los que acusó de “explotar” a los trabajadores y ser responsables del "secuestro" de sus hijos durante la última dictadura militar.

Fernández la llamó por teléfono y respondió también con una carta pública. “No va a haber más declaraciones por nuestra parte”, dijeron en la Casa Rosada a PERFIL en donde dan por cerrado el debate. El enojo existe: “Volvemos a correr la agenda nosotros mismos cuando se estaba hablando de las internas en la oposición y hacemos que vuelva el fantasma de Cristina contra Alberto”, admitieron.

El fin de semana, la vicepresidenta recomendó a través de las redes sociales una nota de Alfredo Zaiat en Página 12 en la que se criticaba a los empresarios convocados por el Presidente por no tener “vocación de ser un sujeto social activo con el objetivo de fortalecer un proyecto de desarrollo nacional”.

Hebe de Bonafini: "No podemos hacer nada con la oposición, es como acostarse con un cocodrilo"

Desde el entorno de Cristina diferenciaron este posteo que calificó como “el mejor análisis que he leído en mucho tiempo” de las críticas posteriores a la gestión de Fernández. “Una cosa es Cristina Kirchner recomendando una nota enfocada a criticar a los empresarios y otra cosa de la que no se la puede hacer cargo es lo que salen a criticar después que ni siquiera son los dirigentes más cercanos a la vicepresidenta”, explicó a PERFIL uno de sus dirigentes.

En la intimidad, Fernández coincide con las críticas de Cristina Kirchner a distintos sectores a los que convoca pero explica que debe gobernar con el mayor respaldo posible en los momentos de una fuerte caída económica.

“Entendemos que los convoque pero también el problema es a quién deja afuera”, retrucan desde el ala de la vicepresidenta pero aclaran: “Son cuestionamientos entre dirigentes de un mismo espacio, polémicas siempre hay, pero son solo eso”, insistieron.

La naturaleza de Cristina frente a la razón de Alberto

Desde este sector de la alianza del gobierno aseguran que no habrá voces que respondan a la vicepresidenta en donde se planteen las diferencias. Y remarcan que a diferencia del ex ministro de Infraestructura, Julio De Vido, que apoyó a Bonafini y abrió una nueva polémica con el dirigente Juan Grabois, las palabras que se escucharon del entorno de la vicepresidenta tuvieron que ver con bajarle el tono a la discusión como la del ministro de Desarrollo a la Comunidad bonaerense, Andrés “Cuervo” Larroque quien pidió bajar la tensión. “Ya no hay que explicar que las declaraciones de Julio (por De Vido) no pueden ser tomadas como opiniones del kirchnerismo”, rematan.

También desde el kirchnerismo reconocen que pierden la batalla mediática. “Lo peor de todo es que nadie está discutiendo qué hacer en la gestión. Todo el debate público es alrededor de si recibimos a la oposición, si nos decimos cosas, si alguien dijo ´a´ y otro dijo ´b´”.

RA/MC