martes 28 de enero de 2020 | Suscribite
POLITICA / Congreso
martes 10 diciembre, 2019

Sin primavera posible, Alberto Fernández necesita acertar de entrada

El Presidente es consciente de la grave crisis que atraviesa la Argentina. Los frentes que debe atacar de entrada.

por Ramón Indart

Alberto Fernández y Cristina Kirchner en la asunción Foto: Pablo Cuarterolo
martes 10 diciembre, 2019

Alberto Fernández no tendrá la primavera con la que todo Presidente asume. La crisis en la que está inmersa la Argentina lo obligan a tomar decisiones contundentes y casi sin margen de error. Con una inflación que está al borde de convertirse en hiper, desocupación de dos dígitos, pobreza en constante ascenso, cepo cambiario, una deuda externa impagable y una recesión instalada, el cambio de rumbo tendrá que ser casi total para encontrar la salida del laberinto.

Por eso se entiende que su discurso haya sido franco en el sentido de no prometer espejitos de colores. La situación es extremadamente delicada y todos los actores de la sociedad lo deben saber. Aliviar de forma urgente a los que están en lo más bajo de la pirámide social. En paralelo, tender un auxilio a los jubilados. Al mismo tiempo frenar la irracional suba de tarifas e intentar una rápida reactivación del consumo aunque signifique apelar, una vez más, a las arcas del Estado. 

Deuda, pobreza, inflación, déficit y dólar: los 5 desafíos económicos del gobierno de Alberto Fernández


Y pedirle un esfuerzo extra a los que tienen la capacidad de hacerlo. "En un contexto de gravedad extrema, de emergencia, debemos comprender que no existe la posibilidad de pedirle sacrificios a quien tiene hambre, no se le puede pedir sacrificios a quien no puede llegar a fin de mes. Debemos salir de esta situación con solidaridad, para que cuando se encienda la economía todos los sectores, sin excepción, puedan verse beneficiados. Pero hasta eliminar el hambre le pediremos mayor esfuerzo solidario a quien tenga más capacidad de darlo. Comenzar por los últimos, para llegar a todos", señaló el Presidente. 

Todas estas medidas de urgencia, que comenzarán a tratarse el jueves en la Cámara de Diputados, se darán en paralelo con el mayor problema económico que heredó Fernández de Mauricio Macri: la deuda externa. El Presidente debe renegociar en los mejores términos posibles los saldos a pagar para evitar el default total de la Argentina.

Asumió Alberto Fernández: reviví las mejores fotos de una jornada histórica para la democracia

Por otra parte, su equipo de trabajo no tiene figuras muy nuevas como para generar una expectativa distinta a la que ya generaron otros Presidentes. La elección de los nombres, más allá de los distintos caminos electorales que tomó cada uno desde el 2009/10, hacen que para la sociedad sean políticos tradicionales. ¿Qué significa esto? La paciencia no será una palabra a utilizar para lo que viene. La democracia, recuperada con el esfuerzo de todos a partir de 1983 debe empezar a dar respuestas concretas a las demandas. Y, lamentablemente, la situación sigue empeorando. El Presidente está ante el mayor desafío de su vida. Sin primavera posible necesita un golpe de efecto.

CP


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4888

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.