Despejado
Temperatura:
20º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 19 de noviembre de 2018 | Suscribite
POLITICA / Competencia
jueves 19 julio, 2018

ARA San Juan: cómo es el "casting" de empresas para buscar al submarino

Cuatro compañías se disputan la tarea. Trabajarán bajo el sistema "no cure - no pay": solo cobrarán si hallan la embarcación.

por Pablo Rodriguez

El "ARA San Juan" de la Armada argentina desapareció el 15 de noviembre de 2017. Foto: Cedoc

La carrera por la búsqueda del submarino ARA San Juan, desaparecido desde el 15 de noviembre pasado en el Mar Argentino con 44 tripulantes a bordo, está por volver a largar. Tras la serie de irregularidades que reveló Perfil sobre Igeotest —la empresa española seleccionada y luego rechazada por el ministerio de Defensa para la búsqueda del navío— algunas compañías volvieron a presentar en reuniones secretas que organizó la Armada. Hasta el momento, el “casting”, lo conforman cuatro firmas: las norteamericanas Ocean Infinity y SEA, del ítalo-venezolano Hugo Marino; y las españolas Falcon High Tech, y la propia Igeotest, del argentino Marcelo Devincenzi.

Según pudo averiguar este medio, en el Edificio Libertad (sede de la Armada) existieron reuniones secretas en los últimos días entre el personal jerárquico de la Armada, familiares y especialistas. Allí asistieron representantes de cada empresa para “vender” su plan. En las reuniones se determinó que la licitación será bajo el sistema “No Cure - No Pay” ¿Qué significa? Que si no encuentran al submarino ni pueden aportar datos sobre dónde está no cobran un centavo. Esto explica que en la primera licitación se hayan presentado nueve firmas y ahora haya tan solo cuatro interesadas. Según fuentes cercanas al armado del pliego, este saldría en las próximas horas.

Sin embargo, no será una elección unilateral de la Armada. En busca de darle cierta transparencia al proceso, se elaborará un ranking basado en un “polinomio” que determinará automáticamente quien será la empresa elegida para zarpar hacia las profundidades del Mar Argentino. El Instituto Tecnológico de Buenos Aires supervisará las cuestiones técnicas de la elección. Un detalle importante necesitará luz verde de la Casa Rosada: los fondos para pagarles en caso de hallar al ARA San Juan.

Dos empresas, las preferidas.
Según pudo constatar Perfil, tanto Ocean Infinity y SEA (Sistemas Electrónicos Acuáticos) cumplen con casi todos los requisitos técnicos planteados por la Armada, familiares y especialistas. Ambas cuentan con buques disponibles, poseen un AUV (Autonomous Underwater Vehicle, o submarino autónomo), y  sobre todo aceptan el riesgo financiero que implica el sistema No Cure – No Pay. Sin embargo, la empresa de bandera estadounidense aclaró en su exposición que no cuenta con un sonar de apertura sintética (SAS).

No son las únicas dudas que circulan: según un informe del abogado español especializado en patrimonio subacuático, José María Lancho, (al que este medio accedió), la empresa además de estar vinculada a fondos de inversión británicos, en el 2017 registró pérdidas por 16.514 libras y tiene un alto índice de impago en el D&B Score (20 sobre 100, en donde 100 es la ausencia de riesgo). El cerebro de la compañía es Oliver Plunkett y su mayor inversor es Anthony Clake, “ejecutivo del famoso fondo Marshall Wace Asset Management, uno de los diez mayores fondos de inversión de Gran Bretaña”, según cuenta el diario español ABC. Perfil se contactó con su representante legal en el país, la abogada argentina Vanesa Gisel Fernández, quien solo aclaró que “confían en su capacidad operativa” y que “están a la expectativa” del pliego.

Distinto es el caso del ítalo-venezolano Hugo Marino. Si bien en un principio estaba al tope de preferencias entre los familiares (incluso el propio ministro Oscar Aguad aseguró que lo iban a contratar a él) perdió la última licitación y se llamó al silencio. Nuevamente en carrera, los especialistas dudan sobre su capacidad financiera a la hora de afrontar la operación. Para ello se alió a la compañía canadiense Ocean Floor Geophysics (OFG), especialista en el manejo de AUV.

Dudas, deudas y falta de tecnología
Tanto Falcon High Tech como Igeotest también participaron de las reuniones. Ambas empresas españolas corren desde atrás ya que no cumplen con requisitos básicos para emprender la búsqueda y se adecúan (dicho por ellos mismos) al modelo No Cure - No Pay. Falcon no tiene buque propio y su única herramienta tecnológica para encarar la travesía es un gradiómetro, un solo tipo de sensor. Cabe destacar que la empresa pidió inexplicablemente un dato que desconcertó a todos los presentes en el Edificio Libertad: puso como condición acceder a la huella magnética del ARA San Juan con su gemelo, el Santa Cruz. Según especialistas que están en la Comisión Bicameral, este dato es extremadamente confidencial.

Por otro lado, el propio CEO de Igeotest, Marcelo Devincenzi, viajó exclusivamente para asistir a la reunión. Quiso disculparse por lo sucedido (y que contó en exclusiva este medio) ante los familiares y no pudo: en un clima caldeado, le pidieron que solamente explique su propuesta. No solamente ratificó su deseo de no usar el AUV, sino que el argentino dijo nuevamente que cuentan con un contrato de confidencialidad con una empresa española que sí lo tiene, aunque no dio más detalles. También confirmaron los problemas de liquidez (que sus propios balances ya anticipaban), entre otras cosas.

Si bien no hay plazos, se espera que en las próximas horas salga publicado el pliego de condiciones para las empresas que decidan postularse. Las candidaturas de Ocean Infinity y la dupla SEA-OFG también provocó una grieta entre los mismos familiares.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4453

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard