POLITICA
caras largas

El campo debate medidas de fuerza en el estribo de una reunión decisiva

Tres de las cuatro entidades que integran la Mesa de Enlace califican como “parches” las medidas oficiales para mitigar los efectos de una sequía devastadora. Encuentro clave el lunes con el Gobierno y ya hay asambleas programas para el martes, donde un sector duro de ruralistas quiere cortar rutas.

2023_02_26_massa_dirigente_cedoc_g
En la misma mesa. El ministro Massa y dirigentes ruralistas en el último encuentro, hace un mes. | cedoc

Primero fue la Federación Agraria Argentina (FAA), la entidad que reúne a los pequeños productores, la que haciéndose eco de los reclamos de sus asociados planteó una movilización para fines de febrero.

Lo cierto es que la “presión de abajo hacia arriba” hizo que con el correr de los días se sumaran Confederaciones Rurales Argentina (CRA) y la Sociedad Rural (SRA).

El encuentro será este martes a las 11 en la intersección de la autopista Rosario-Buenos Aires con la Ruta 90, a la altura de la localidad bonaerense de Villa Constitución.

El presidente de FAA, Carlos Achetoni, dijo que la movilización busca “interpelar” a todo el arco político y cuestionó a la clase política por las retenciones donde “la mayoría tiene claro que necesita las retenciones, esquilmando al sector productivo”. 

Achetoni, en declaraciones a LED FM, se quejó de la actual situación: “No hay políticas públicas para nuestro sector”. Además, el impacto de la brecha cambiaria sobre la producción y las retenciones “nos están destrozando todas las economías regionales”. Los productores “no pueden exportar y competir con lo que viene”.

“Es un combo de problemas que han hecho confluir para la convocatoria a la asamblea”, explicó el titular de la FAA, quien reconoció que la decisión de hacer el encuentro del 28 se tomó tras “asambleas previas, producto de la situación compleja por la sequía, las heladas” que afectaron a la producción, por lo que la movilización busca “interpelar a todo el arco político”.

El campo vuelve a las rutas para reclamar medidas de alivio por la sequía

Achetoni también se mostró “gratamente sorprendido” por la adhesión que se fue generando en otras entidades del sector. En ese marco es que Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) resolvió, a comienzos de la semana pasada, adherir a la asamblea debido a que “los productores, además de los problemas de la macroeconomía, suman los gravísimos daños producto de la sequía”. 

“Todo el presente muestra que es tiempo de tomar decisiones reales, concretas y útiles, no se puede enfrentar tamaña crisis solo con parches, anuncios y burocracia”, dijo CRA.

A fines de enero, el Gobierno lanzó un paquete de ayuda fiscal y de créditos para los productores afectados por la sequía. Entre otras medidas, el ministro de Economía, Sergio Massa, anunció que se posterga el pago del anticipo de Ganancias y suspende los juicios de ejecución fiscal o de embargos.

Para el presidente de CRA, Jorge Chemes, esas medidas “no era todo lo que se necesitaba, pero son una ayuda”. “Ahora falta un plan para que el Gobierno, sea del signo que sea, deje de ver al campo como un generador de recursos fiscales y se den cuenta de que es el sector que produce el 70% de los recursos del país”, aseveró Chemes en declaraciones a PERFIL.

Destacó que “el campo es eficiente tranqueras adentro” pero la presión impositiva y la falta de infraestructura inhiben su desarrollo en el largo plazo, como ha pasado con Uruguay o Paraguay, que fueron ganando mercados que antes eran de Argentina.

Carlos Achetoni sobre el tractorazo: "La sensación de abandono del productor está latente"

En ese marco, y frente a un año electoral, el titular de CRA explicó que “diálogo hay, hemos hablado con algunos referentes” de los distintos sectores políticos, “pero el problema no está en el diálogo, sino en que no se encuentran proyectos concretos, ni siquiera en la oposición”.

Para Chemes, desde el campo “necesitamos la eliminación de retenciones, si no es de manera inmediata, que haya un cronograma de reducción, junto con la unificación del mercado cambiario”.

Junto con esto, “la apertura total de las exportaciones de carne. No tiene sentido tener cerrada hoy la exportación de la vaca de conserva a China cuando no se consume acá”.

También los que están preparando su vuelta son los del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), una organización que supo reunir a más de sesenta entidades vinculadas a la producción agropecuaria y agroindustrial, entre ellas bolsas de cereales, empresas aceiteras y molinos.

El CAA, cuyo vocero es José Martins, presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, plantea volver a la cargar con una propuesta que habían desarrollado en 2020 y que se puede sintetizar en “mayor producción a cambio de menos impuestos”. Atrás, muy atrás, quedó la época en que el CAA se presentaba junto con el entonces ministro de Economía, Martín Guzmán, en el Museo del Bicentenario, para difundir sus ideas.

Fue en agosto de 2021 cuando Martins reclamó apoyo para el proyecto de ley de desarrollo agroindustrial y la necesidad de “reducir o, por lo pronto, no pensar en nuevos impuestos”.

 

Tres ministros en un área de tensión  

Cuando asumió el Presidente, el 10 de diciembre de 2019, nombró a Luis Basterra al frente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Las PASO de septiembre de 2021, que marcaron el avance de la oposición, generaron una ola de renuncias, y en esa “corrida” quedó envuelto Basterra, quien renunció el 20 de ese mes y se volvió a su provincia, Formosa, para ser secretario de Cultura. 

Lo sucedió en el cargo Julián Domínguez, quien no solo acompañó a Martín Guzmán en el Ministerio de Economía, sino también a su sucesora, Silvina Batakis. Pero el funcionario, oriundo de Chacabuco, Buenos Aires, renunció el 28 de julio, cuando la ministra también se alejaba del Palacio de Hacienda, y Sergio Massa asumía el control de todas las áreas de la economía. Fue Massa quien redujo el rango del área de ministerio a secretaría, y puso a su frente a Juan José Bahillo, un productor lechero de Entre Ríos, de 56 años, que inició su carrera política en 2003, cuando fue electo diputado provincial por el Frente para la Victoria.