domingo 02 de octubre de 2022
POLITICA organismo clave

El nuevo Consejo sigue atravesado por las internas

Con la vuelta del Consejo de la Magistratura a los veinte miembros, con el presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, como titular, la expectativa estaba puesta en si el organismo iba a poder salir de la parálisis en la que estaba envuelto por las tensiones políticas. Después de un arranque auspicioso, ahora buscan destrabar tanto concursos por vacantes como expedientes de denuncias contra jueces. Un diputado opositor y una senadora oficialista se tironean los casos desde las comisiones de Acusación y de Disciplina. El último jueves la mira volvió a quedar puesta en varios jueces federales.

27-08-2022 03:12

Luego de muchos pedidos e insistencias, la Comisión de Disciplina del Consejo de la Magistratura resolvió trasladar el expediente del juez federal con competencia electoral mendocino Walter Bento a la Comisión de Acusación del organismo. El hecho implica que Bento pueda ser citado para dar cuenta de las graves acusaciones en su contra.

Bento fue el juez sobre el cual el Consejo de la Magistratura tomó su primera decisión bajo la nueva conformación en abril de este año. De forma unánime, el mendocino fue excluido del concurso donde aspiraba a cubrir la vacante que dejó Liliana Catucci como miembro de la Cámara Federal de Casación.

El nuevo Consejo trajo consigo la división en dos de una comisión clave. Ahora, Acusación y Disciplina funcionan de forma separada. La primera es presidida por el diputado del PRO Pablo Tonelli, donde se tratan pedidos de remoción y procesos de juicio político, y la segunda, por la senadora oficialista María Inés Pilatti Vergara, que atiende sanciones menos gravosas.

En ese sentido, también quedaron separadas denuncias y expedientes contra magistrados por mal desempeño en sus funciones, entre ellos, el de Walter Bento.

Por varias semanas hubo una suerte de tironeo entre Tonelli y Pillati Vergara por el legajo de Bento. El diputado que reclama la concurrencia del juez para responder la acusación recibió en los últimos días el informe de una pericia contable sobre el juez mendocino donde se da cuenta que su estilo de vida se condice a los ingresos que percibe del Poder Judicial.

Bento está acusado y procesado en su provincia de ser el presunto jefe de una asociación ilícita que cobraba dádivas a cambio de beneficiar a acusados en causas por graves delitos federales. Esta causa sobre la cual Bento también tiene prisión preventiva que no se efectiviza por sus fueros también alcanza a su esposa y a sus hijos Luciano y Nahuel por lavado de activos.

Finalmente y por unanimidad, la Comisión de Disciplina resolvió trasladar el expediente de Bento a la de Acusación. Esto habilita a Tonelli a tratar la situación del juez; de llegar a un acuerdo en la reunión prevista para la próxima semana, la Comisión de Acusación podría citar al magistrado mendocino para que dé explicaciones sobre las conductas de las que se le investiga.

En otro orden, la comisión también resolvió citar al camarista de Casación Juan Carlos Gemignani. Sobre el juez pesa una acusación por sus dichos en el marco del Día de la Mujer donde en un chat institucional saludó a sus compañeras diciendo “Feliz día para todas, especialmente para las delincuentes!”.

La denuncia contra Gemignani fue impulsada por el consejero Diego Molea, quien argumentó que la felicitación faltaba al compromiso de la Justicia sobre la igualdad de género y contra la misoginia. El organismo sostiene que lo de Gemignani fue una falta y por ende, debe tratarse en la comisión que encabeza Tonelli.

Por último, en el caso del juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, la Comisión de Disciplina resolvió detener su traslado a la de Acusación hasta que fundamente su pedido. Al magistrado que entiende la causa del avión venezolano-iraní se le cuestiona una resolución donde dictó el sobreseimiento de Karina Moyano, hija del líder del gremio de camioneros.

La puja política sigue estando presente en el nuevo Consejo de la Magistratura pero en menor proporción que en otras épocas, esto puntualmente en lo que se refiere a los concursos.

Por un lado, el oficialismo apura a cubrir dos vacantes fundamentales en Comodoro Py donde, y según el criterio de la Corte, Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, quienes fueron trasladados durante el gobierno de Mauricio Macri están de manera provisional en la Cámara Federal porteña mientras que la oposición exige hacerlo pero a la totalidad de los jueces trasladados.

Sumado a los de Bruglia y Bertuzzi, en Comodoro Py hay otros diez lugares vacantes entre juzgados, tribunales y uno en Casación. Estos lugares son parte de 18 concursos que están prestos para aprobarse pero tras diversas discusiones en plenarios del organismo no hubo acuerdo político para avanzar.

Pese a lo anterior, hace poco más de un mes, el Consejo avanzó con apenas tres ternas de juzgados en el interior del país, aunque a la vista parece poco habida cuenta de las más de 200 vacantes que hay en toda la Nación.

Asimismo la comisión que preside la senadora Pilatti Vergara enunció otras denuncias que tratarán en los próximos días. Una de las más importantes es la formulada por Leopoldo Moreau, contra los camaristas federales Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens.

Mediante una nota, el senador del Frente de Todos Sergio Leavy, en su rol de miembro de la Comisión bicameral de Seguimiento y Fiscalización de Organismos de Inteligencia del Congreso, pidió ampliar la denuncia contra Llorens por su vinculación con imputados en causas penales en las que ha intervenido. Sin mencionarlo, Leavy hizo referencia al sobreseimiento de Mauricio Macri en la causa por presunto espionaje a familiares del ARA San Juan.

En ese marco, el consejero rionegrino y también miembro de la bicameral de inteligencia Martín Doñate, pidió celeridad en el tratamiento de esa denuncia y considerar un escándalo público, las fotografías denunciadas por la vicepresidenta Cristina Kirchner donde aparece Llorens como parte del equipo Liverpool en un torneo de fútbol en los abrojos.

El diputado Doñate apuntó a levantar lo que consideró la “paralizada imagen” del organismo desde hace varios meses. Seguidamente señaló que “hay una parálisis en tanto hay necesidad de cubrir juzgados, sino también de fortalecer el mecanismo de control de la conducta de los vínculos de muchos jueces hoy son los que llevan las causas más importantes del país que enervan a la sociedad”.

En esta Nota