sábado 02 de julio de 2022
POLITICA "Me parece raro que no avisen primero al interesado", afirm

El obispo Joaquín Piña calificó como "un invento del Gobierno" que el Vaticano decidiera jubilarlo ya

El religioso que criticó a Kirchner y se opone a la reelección indefinida de Rovira en Misiones fue categórico al analizar las versiones sobre su inminente alejamiento del cargo. La jubilación del obispo de Puerto Iguazú estaba prevista para fin de año, pero trascendió que se adelantaría .

03-10-2006 10:15
Después de las duras críticas que formuló al presidente Néstor Kirchner, el obispo de Puerto Iguazú, Joaquín Piña, dejaría hoy la administración de la diócesis por expresa decisión del Vaticano. Consultado sobre la noticia, el religioso afirmó que le parecía "un invento del Gobierno", dado el interés de las autoridades en que se retire cuanto antes.

La administración apostólica de Puerto Iguazú sería ejercida por Domingo Castagna en forma provisoria, señalaron fuentes eclesiásticas. En tanto, se analiza el nombre del reemplazante definitivo de Piña, quien se postula como candidato a convencional constituyente por el Frente Unido por la Dignidad.

Sorprende que el Vaticano adelantara el desplazamiento de Piña, ya que estaba previsto que recién a fin de año aceptaría el retiro del religioso, que se postula como candidato a la Constituyente de Misiones para impedir la reelección indefinida del gobernador Rovira, un incondicional aliado de Kirchner.

Consultado por el diario Clarín sobre su inminente alejamiento, Piña se mostró sorprendido y se limitó a señalar: “Me parece muy raro que el Vaticano no avise primero al interesado, en este caso yo, sobre una decisión tan importante”.

"La verdad, parece más un invento del Gobierno, que tiene gran interés en que me vaya",
agregó .

Días atrás, el obispo de Puerto Iguazú había explicado que integra "un sector opositor que es más amplio que la Iglesia" y que se conformó para enfrentar la reforma de la carta magna provincial que propondrá "la reelección indefinida".

Piña había señalado que se trata de "un arco donde confluyen trece partidos políticos, sindicatos, ONGs y las iglesias de otras confesiones", al rechazar que se trate de una postura sectorial de los prelados católicos.

El obispo encabeza la lista de convencionales por el Frente Unido por la Dignidad, en Misiones, que rechaza la reforma constitucional que promueve el gobernador Carlos Rovira, quien compartió un acto el martes con el presidente Néstor Kirchner en Posadas.

El obispo sostuvo que la visita de Kirchner a la provincia "tuvo el efecto de nacionalizar el problema, porque hasta ahora se trataba de una cuestión de Misiones, y ya ha trascendido".

Piña planteó además que sintió mucho apoyo de la comunidad eclesiástica ya que "no ha habido ninguna voz discordante. No sólo entre los obispos sino con los sacerdotes", puntualizó y no quiso contestar las declaraciones de Kirchner sobre el "agua bendita" que debería caer sobre hombres de la Iglesia.

En esta Nota