lunes 27 de septiembre de 2021
POLITICA Una comisión plural
27-07-2020 18:30
27-07-2020 18:30

Alberto Fernández tiene a los 11 juristas que diseñarán cambios en la Corte y la justicia

Entre ellos está el abogado de Cristina Kirchner, Carlos Beraldi, y la candidata a la Procuración de Macri, Inés Weinberg de Roca.

27-07-2020 18:30

Alberto Fernández llamó a uno por uno. A algunos los conocía y con otros fue la primera vez que habló. Enrique Bacigalupo le prometió estar en Argentina ni bien la pandemia se lo permita, ya que está radicado en España en donde integró el Tribunal Supremo hasta 2011.

El Presidente definió este fin de semana los nombres de los juristas que integrarán el Consejo de Mejoramiento de la Calidad Institucional encargado de revisar el funcionamiento de distintos organismos judiciales. Además de Bacigalupo, estarán desde el abogado de  Cristina Kirchner, Carlos Beraldi hasta la candidata que Mauricio Macri no logró imponer en la Procuración, Inés Weinberg de Roca.

Tal como adelantó PERFIL, la reforma judicial que tiene en la mira al fuero federal que investiga al poder, llegará acompañada de un decreto que establezca la creación de un consejo que tendrá la tarea de debatir durante 60 días temas como la composición de la Corte Suprema de Justicia, el Ministerio Público, los juicios por jurados, recurso extraordinario y Ministerio Público.

“Estará conformado por un grupo de juristas notables, de diversas ideologías”, dijeron a este medio desde la Casa Rosada cuando se adelantó la iniciativa. El primer nombre que surgió fue el del abogado Carlos Beraldi. “Aunque nadie lo crea, este nombre fue elegido por Alberto, más allá de su tarea con la vicepresidenta, se conocen con el Presidente desde hace 40 años”, dijeron en la Quinta de Olivos a este medio. Fue al primero que convocó y lo hizo personalmente diez días atrás.

El Consejo de 11 de miembros revisará si es necesario modificar la Corte, los juicios por jurados y el rol del Ministerio Público

La comisión estará integrada por once miembros y podrá emitir dictámenes en mayoría y minoría, los cuáles después serán tratados por los diputados y senadores.  Bacigalupo es uno de los juristas que el Presidente más respeta de los convocados. "Con Bacigalupo, Righi y Zaffaroni formaron la generación dorada del derecho penal argentino", dijo Fernández a través de su cuenta de Twitter ante el fallecimiento del jurista Julio Maier.

Inés Weinberg de Roca había sido propuesta por Mauricio Macri para la Procuración en reemplazo de Alejandra Gils Carbó, pero su pliego nunca pudo avanzar, Su postulación tuvo distintas objeciones de organismos de derechos humanos y el propio kirchnerismo. 

En su momento, fue cuestionada por su posición ante los juicios de crímenes de lesa humanidad cuando dijo que en Argentina “hubo justicia de un solo lado, y eso no está bien”. Esto llevó a que desde el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) también mostraran preocupación por “el perfil conservador y restrictivo respecto de los derechos humanos”.

"El pliego de su candidatura a la Procuración no avanzó porque el Senado no lo trató ni hubo dictamen de comisión. Pero no fue por objeciones de organismos de Derechos Humanos ni del kirchnerismo. Las objeciones de los organismos fueron satisfactoriamente respondidas por la Juez Weinberg en la audiencia pública, de lo que existe registro en el Senado", explicaron cerca de la magistrada. 

“El nombre de Weinberg también fue pensado por el Presidente, como el de los once miembros, respeta mucho su tarea internacional”, dijeron en Olivos. Fue parte del Tribunal de Apelaciones de las Naciones Unidas y miembro del Tribunal Penal Internacional para Ruanda, entre otros cargos que ocupó.

Al igual que a Wienberg, el Presidente no conocía hasta ahora al abogado constitucionalista Andrés Gil Domínguez con quien también habló por teléfono este fin de semana para que sea parte de la comisión que presentará distintos dictámenes sobre el futuro del funcionamiento de los organismos judiciales. En esta lista también entran Claudia Sbar, miembro de la Corte de Tucumán, María del Carmen Battaini, del superior tribunal de Tierra del Fuego; y Omar Palermo, integrante de la Corte mendocina, ligado al peronismo local.

Fernández también convocó a León Arslanián. Su nombre suena cada vez que el peronismo tiene que armar un gabinete. El último cargo ofrecido antes de la asunción del diez de diciembre fue para volver a ser ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, lugar que descartó y que finalmente fue ocupado por Sergio Berni.

De la comisión también participará el abogado Gustavo Ferreyra, quien junto a Eugenio Zaffaroni representan al ex presidente de Bolivia, Evo Morales, quien tiene distintas causas abiertas por delitos de sedición y terrorismo, entre otros.

Aunque no fue militante activa, la abogada Marisa Herrera participó durante la campaña electoral de Fernández de algunas reuniones en donde se tejió la estrategia de la gestión en materia jurídica. Es otra de las mujeres que ahora formará parte de este Consejo. Al igual que el Presidente es profesora de derecho en la Universidad de Buenos Aires y trabajó en la reforma del Código Civil y Comercial.

En representación de la Corte bonaerense estará Hilda Kogan, quien llegó al tribunal de la provincia de Buenos Aires en 2002  propuesta por el radicalismo.  

Alberto presentará la creación de este Consejo con un decreto mientras que el proyecto de reforma judicial ingresará al Congreso el miércoles. Un día después, el jueves 30, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, deberá dar su segundo informe de gestión en la Cámara de Diputados. Aunque aún no conocen los detalles del proyecto que impulsa el Ejecutivo, la oposición se prepara para consultar y cuestionar su avance ante el jefe de Gabinete. 

MC