martes 07 de febrero de 2023
POLITICA conflicto de poderes

Expectativa oficialista por el fallo para el Senado

17-12-2022 05:19

La Cámara alta no pudo resolver por el momento la discusión en torno a quiénes deben ser los representantes ante el Consejo de la Magistratura.

Tal como sucedió en Diputados, la última palabra la tendrá la Corte Suprema, que podría expedirse en los próximos días, de acuerdo a fuentes judiciales. Desde la Casa Rosada confían en que finalmente será Martín Doñate, el senador de Unidad Ciudadana, quien se quede con el lugar de la segunda minoría, que también reclama su colega del PRO Luis Juez. En el ala dura del kirchnerismo, en cambio, desconfían de que el máximo tribunal le termine dando la razón al oficialismo.

Sobre ese asunto, la directora de Asuntos Jurídicos y apoderada de la Presidencia del Senado, Graciana Peñafort, denunció “el desajuste institucional producido” por el fallo de la Corte Suprema que modificó el funcionamiento y la integración del Consejo de la Magistratura y reclamó el rechazo al amparo de Luis Juez.

Según consideró la abogada, el fallo que restableció una ley derogada hace más de 15 años “ha conducido no solo a profundizar un contexto de caos y falta de claridad respecto de su aplicación al caso concreto, sino también a una virtual paralización institucional y una pretensa judicialización intensiva de todos aquellos actos legítimos emanados del Poder Legislativo”.

Al responder una “vista” de la Justicia en lo Contencioso Administrativo Federal sobre el amparo, Peñafort dejó traslucir que la designación de los representantes del Senado en el Consejo de la Magistratura es una cuestión política, ajena al control de los jueces.

“De lo contrario, se haría manifiesta la invasión del campo de las potestades propias de las demás autoridades de la Nación”, insistió.

Con la jura de los diputados y la cobertura de 16 de los 20 consejeros, el organismo ya estaría en condiciones de funcionar con capacidad de tomar decisiones, aunque la falta de resolución del apartado del Senado genera una virtual parálisis que se extenderá al menos hasta después de la feria judicial.

En esta Nota