miércoles 21 de agosto de 2019 | Suscribite
POLITICA / Programa para jóvenes
miércoles 17 julio, 2019

"No es ningún adoctrinamiento", dijo Cobos sobre el Servicio Cívico Voluntario

El senador nacional llevó adelante un programa con el mismo nombre en Mendoza y le pidió a Bullrich más intervención de Educación en el proyecto.

por Eugenio Druetta

Julio Cobos, senador nacional por Mendoza. Foto: NA

El programa llamado "Servicio Cívico Voluntario en Valores" que impulsó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, generó polémica, aunque también curiosidad por cómo se implementará. El antecedente más cercano se realizó en Mendoza, incluso con el mismo nombre, y lo llevó adelante el por entonces gobernador Julio Cobos, que luego impulsó su proyecto a nivel nacional, logró media sanción en el Senado, pero no prosperó en Diputados.

"Tiene el mismo nombre, pero es distinto a lo que planteamos en Mendoza. Lo nuestro fue un proyecto de educación dual, para la terminalidad educativa, obtener un oficio, deporte, comida, incluso una beca. Era un jornada completa", explicó el actual senador nacional en diálogo con PERFIL. Si bien mostró las diferencias de su proyecto con el de Bullrich, aseguró que "acá no se está hablando de ninguna educación militar ni ningún adoctrinamiento, estamos hablando de optimizar los recursos".

Es que la principal crítica al programa es que funcionará como "una colimba encubierta", debido a que estará a cargo de Gendarmería. "La colimba ya existe, esto no es necesario. Tenemos que utilizar recursos edilicios que hoy son instituciones del Estado como cualquiera, y si están ociosos, utilicémoslos, y si es para educación, mejor", señaló Cobos.

Adolfo Pérez Esquivel sobre el Servicio Cívico Voluntario: "Es una colimba encubierta"

"Lo que se está impulsando es una apertura de Gendarmería como extensión hacia la comunidad brindando algo como talleres", detalló, al tiempo que pidió la intervención del Ministerio de Educación. "Hablé con la ministra Bullrich, para que esto se transforme en una educación integral. A lo mejor, hay que hacer una serie de modificaciones. Me dijo que era una prueba, como experiencia piloto para este año, pero que ya está hablando con Educación para que el año que viene tenga más intervención. Todo se puede enriquecer".

Asimismo, también pidió darles una beca a los chicos que se sumen al programa para incentivarlos: "Alguna beca hay que darles, sino es muy difícil. Esto hoy no se contempla".

"La deserción es un problema, el 50% de los chicos no termina la secundaria, y estamos limitados por la capacidad edilicia. Por eso hay que aprovechar al máximo los recursos que tiene el Estado. Cuando presentamos el proyecto a nivel nacional, había una capacidad ociosa del 85%. Se podía aprovechar las instalaciones para 60 mil jóvenes", señaló.

El Servicio Cívico Voluntario en Mendoza

Debido al cambio de la formación escolar, se daba la circunstancia de que las escuelas primarias tenían hasta 7° grado, pero 8° y 9° había que realizarlo en otra escuela para poder terminar el primario y arrancar el secundario. "Esto generaba el desarraigo de aquel chico que iba a una escuela de barrio y tenía que inscribirse en otra escuela. Sumado a las condiciones sociales, teniendo en cuenta que veníamos saliendo de una crisis en 2003", explicó Cobos.

"Entonces buscamos la manera de incluir a estos chicos que algunos ya tenían hasta 25 años y tienen hasta 7°, por lo que no pueden continuar la secundaria porque para ingresar tenían que hacer dos años más", recordó.

En el contexto del cambio del servicio militar de obligatorio a voluntario, varias instalaciones del ejército quedaron sin utilizar. "Nosotros no teníamos lugar y veíamos universidades privadas como la de Mendoza que hacían convenios con el Ejército para usar los campos deportivos. Entonces dijimos, ¿'por qué no hacemos un convenio con el Ejército para que nos faciliten las instalaciones?'".

El "Servicio Cívico Voluntario en Valores" despertó críticas y apoyos

"Nos prestaron los talleres de electricidad, automóviles, talabartería, carpintería, pintura, soldadura, tornería, el Ejército tenía todo. También nos facilitaban a los jefes de taller, nos hacían la logística de la comida y nos prestaban todas las instalaciones deportivas", recordó, aunque aclaró una diferencia con el proyecto de Bullrich: "Pero los docentes los poníamos nosotros y dependían del sistema educativo nuestro, que era la Dirección General de Escuelas".

"Les dimos terminalidad educativa, comida, un oficio, deporte, y en un año resumimos octavo y noveno. Los educamos en valores como la solidaridad. Por ejemplo, cuando los chicos terminaban, en las últimas semanas los que habían aprendido soldadura iban a las escuelas a soldar o los que habían fabricado zapatillas las donaban. Esto era bueno porque aquellos que habían recibido un gesto solidario, lo devolvían. Influía también en la autoestima", añadió.

Al mismo tiempo, comparó la situación actual con la beca que les daban desde su gobierno: "Les dimos una beca, pagábamos la mitad y la otra la guardábamos para que los que terminaran y puedan comprar herramientas. Terminó el 80%, en más de tres años que implementamos esto".

El senador mencionó una curiosidad sobre la resistencia a su proyecto en Mendoza. "La primera resistencia la encontré en las propias Fueras Armadas, decían que no estaban preparados para eso. Pero luego se entusiasmaron porque todos los que venían que se estaban insertando y recibían el reconocimiento de la sociedad".

ED CP


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4728

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard