domingo 26 de septiembre de 2021
POLITICA PASO 2021
27-08-2021 19:59
27-08-2021 19:59

Leonardo Grosso: “Randazzo es un político que va a pasar sin pena ni gloria por la historia”

Lo dice quien apoyó al exministro desde el Movimiento Evita. El impacto en la sociedad de los festejos en Olivos y su participación en el de fin de año. ¿Movimientos sociales vs. Intendentes?

27-08-2021 19:59

A Leonardo Grosso le “encantan” las campañas electorales. No duda en apelar a ese término porque está convencido que es una instancia que representa “una gran conversación pública” de la situación social y económica que atraviesa el país y los diferentes distritos. La de este año lo tiene una vez más en una boleta, la cuarta desde que se candidateó para la diputación nacional por primera vez en 2011 y repitió en dos ocasiones. La diferencia con 2021 es que ahora aparece como precandidato a concejal por San Martín, su ciudad, esa que le gustaría gobernar en un futuro próximo. 

A sus 38 años, el referente nacional del Movimiento Evita sale todos los días a recorrer los barrios y mantiene un contacto directo con vecinos y vecinas de los diferentes lugares para tratar de disminuir el impacto que generó la pandemia en una campaña que, a diferencia de las anteriores, ya no tiene, entre otras cosas, “los actos y grandes plenarios que se hacían desde el peronismo y en los cuales había contacto con muchas más personas”. De todos modos, eso no le impide tener su propia visión de la realidad de la calle. Asegura que la gente que vive en el conurbano es “consciente del momento que se vive” y que “reconoce el trabajo del Gobierno nacional y de los movimientos sociales” para morigerar el impacto de la crisis económica y sanitaria. 

Fotos de Olivos: tras el cumpleaños de Fabiola Yañez, circulan imágenes de una reunión por Fin de Año

Dice, de igual manera, que nota mucha preocupación por la economía en los barrios, particularmente en relación al precio de los alimentos. Destaca el dialoguismo del gobierno con los formadores de precios y que, pese a que todavía no se note en las góndolas, esa insistencia del presidente Alberto Fernández y de sus ministros económicos está “empezando a ver como fruto una leve desaceleración de la inflación”. 

Aunque no busca llevar la conversación hacia lo que propone la oposición, no ahorra palabras a la hora de calificar a los adversarios políticos del Frente de Todos. Cree que el ex presidente Mauricio Macri y la ex gobernadora María Eugenia Vidal “tienen que hacer una autocrítica por la situación en la que dejaron el país”.

Leonardo Grosso: "A veces me da miedo ir con mi marido de la mano por la calle"

También dice que le indigna escucharlos hablar de educación cuando “desfinanciaron el sistema y producto de ello explotó una escuela en Moreno en la que murieron dos docentes, y después de eso miles de niños y niñas no tuvieron clases por muchos meses porque en sus escuelas había pérdidas de gas”. Confiesa, por otra parte, que lo que hace Florencio Randazzo, a quien apoyó el Movimiento Evita en 2017 contra Cristina Kirchner, le parece “lamentable”, aunque no cree que el error fuese apoyarlo en sí, sino la fragmentación del peronismo. 

Leo Grosso
Leonardo Grosso en sesión virtual del Congreso.

-A cuatro años de aquella campaña, con la unidad del Frente de Todos consolidada, ¿qué te pasa viéndolo en otra vereda?
-La verdad que hay spots de campaña que a veces escucho de Randazzo que me parecen lamentables. Creo que es un político que va a pasar sin pena ni gloria por la historia, una persona que hoy le habla a un sector que disputa más electorado con el PRO y el macrismo que con el peronismo. 

-¿Randazzo es peronista?
-Randazzo perdió todo el bagaje peronista que tenía. 

-¿Cómo evaluás el desarrollo de la campaña del Frente de Todos? ¿Pueden llevar el mensaje a pesar de los cuestionamientos que plantea la oposición?
-Estoy contento, va muy bien. Se nos hace fácil porque tenemos el plus de poder hablar cara a cara con la gente, lo hacen Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán en la provincia y cada candidato y candidata de los distritos. Todos están discutiendo la agenda de los problemas estructurales que tienen el país y la gente en concreto. Enfrente, Vidal sale con chicanas para establecer una línea distinta, ya que no puede hablar del desastre que dejó en la provincia de Buenos Aires. De hecho, es candidata en la Ciudad porque no puede hablar de lo que hizo acá. Pero nuestra estrategia tiene mejores resultados porque la gente no come vidrio, todos saben que venimos de seis años muy difíciles y que ante eso nosotros vamos a hablar de salud, del acompañamiento estatal a los diferentes sectores y del esfuerzo del Estado para salir del proceso de endeudamiento más complicado de los últimos años. Cuando los escucho hablar de salud o educación realmente me indigna, tendrían que hacer una autocrítica. Vidal desfinanció el sistema educativo y producto de ello explotó una escuela en Moreno y después muchas otras estuvieron cerradas; (Mauricio) Macri le quiso dar los terrenos de la Universidad Nacional de San Martín a Aceitera General Deheza, una de las empresas con mayor espalda del país, pero tuvo que dar marcha atrás. Eso es la educación para ellos. 

Grosso: "Vidal es candidata en la Ciudad porque no puede hablar del desastre que dejó en la Provincia"

- Uno de los puntos que ustedes usan a favor es la vacunación o hasta el manejo de la pandemia, pero la economía es uno de los aspectos negativos de la gestión, particularmente en los precios de los alimentos. ¿Qué les dice la gente sobre eso? 
-Hay mucha preocupación por la economía y la canasta de alimentos, pero eso no apareció en la pandemia y cuando lo hablás con vecinos o comerciantes se sabe que no es nuevo que los precios suban cada mes, cada semana. Pero hay un dato muy chiquito que empieza a mostrar el inicio de un proceso de desaceleración de la inflación que esperemos que se convierta en tendencia. Después hay millones de estrategias que desarrollan vecinos, vecinas y madres de familia o comerciantes para ir generando alternativas en los precios de los alimentos. 

-¿Creés que el Gobierno podría haber avanzado más contra los formadores de precios en vez de insistir en el diálogo sin resultado?
-Es muy difícil decir eso, porque a nosotros, los distintos sectores de poder, de la comunicación, de la oposición nos corren porque no dialogamos. Este gobierno es de mucho diálogo y el presidente Alberto Fernández le imprimió esa lógica al Frente de Todos, en un marco de unidad en la diversidad. Ese siempre va a ser el camino. La inflación no se soluciona unilateralmente ni a corto plazo, buscamos soluciones de verdad y a largo plazo, no como hizo Mauricio Macri, que dijo que iba a ser fácil de resolver y duplicó la inflación que teníamos hasta ese entonces. Y eso implica asumir el costo de que no van a ser resultados inmediatos, pero si logramos una tendencia a la baja podemos tener resultados a largo plazo. 

Grosso: "Randazzo perdió todo el bagaje peronista que tenía" 

-Van dos años de gestión, ¿creés que dio frutos esa supuesta lógica dialoguista?
-Si, de a poquito. Hay sectores que especulan mucho con los precios además de que estamos ante una tendencia internacional al aumento de alimentos. Remamos contra la corriente en un mundo complicado, ese es el contexto. El alza inflacionaria de estos dos años de pandemia no tiene el mismo contexto que los últimos dos años de Macri. En ese marco, el diálogo tiene ese resultado.

-Otro punto negativo en plena campaña oficialista fue la aparición de las fotos del festejo de cumpleaños de la primera dama cuando teóricamente estaban prohibidas las reuniones. ¿Va a impactar eso en el rendimiento electoral?
-No sé cómo va a impactar, sé que estuvo mal, que el presidente pidió disculpas y asumió el error. Pero como la oposición no tiene un proyecto de país que discutir, habla de estas cuestiones para tratar de desprestigiar a nuestro espacio político. 

- Más allá de eso, ¿notás que generó malestar en la calle?
- No sé, la verdad que la gente no viene a hablarnos de eso. No niego que haya sido parte de la conversación pública ni soy necio, pero no es un tema de la comerciante, del empresario pyme o de las doñas que cocinan en los comedores. Los temas son la inflación, la seguridad, el trabajo y la posibilidad de volver a hacer una vida normal. 

Fiesta Fin de Año Olivos
Grosso junto al ministro del Interior "Wado" de Pedro durante un brindis de fin de año en Olivos.

- Después que apareció la primera foto se denunció públicamente una reunión de fin de año en la que estuvieron gran parte de los dirigentes del Frente de Todos y supuestamente se habrían violado las medidas sanitarias. ¿Fue así?
- No, fue una reunión del bloque con el presidente. La mayoría fue al aire libre y con cuidados todo el tiempo. Fue pública, usaron las fotos para chicanas porque quieren confundir. 

-Hace unos días estuviste con el nuevo ministro de Desarrollo Social, “Juanchi” Zabaleta, ¿qué relación tenés con él y cómo te cayó su nombramiento?
-Es un amigo, nos conocemos desde hace mucho por trabajar en el conurbano. Es una alegría su llegada porque es un buen reemplazo a Daniel Arroyo. Le toca administrar una cartera difícil en medio de la crisis y también el Gobierno va consolidando un equipo a la altura de esas circunstancias. 

-¿Te parece que su llegada fue un guiño a los intendentes ante la disputa territorial que existe en los barrios con los movimientos sociales en torno al manejo de los programas sociales?
-Esa discusión no existe. El Frente de Todos tiene mucho debate interno, es cierto, pero eso es algo positivo. Somos todos parte y manejamos niveles de sinceridad hacia adentro y afuera, pero estamos articulados y trabajamos juntos. Los planes llegan a cada beneficiario directamente, lo cobran a fin de mes.

-Pero existe la disputa…
-Algunos lo intentaron plantear, pero somos organizaciones sociales que tenemos dinámicas particulares. Pero todos nos organizamos para resolver los problemas de los barrios que el Estado no resuelve como la educación, la salud, el trabajo, la limpieza o el alimento a quienes no lo tienen garantizado.

CP