lunes 26 de septiembre de 2022
POLITICA RETENCION A EMTRASUR

El avión venezolano cumple tres meses en Argentina: "Nuestra empresa está herida de muerte"

Lo afirmó Mario Árraga, gerente de Finanzas de la firma estatal. Cómo pasan sus días los iraníes y venezolanos a 92 días de su llegada a la Argentina. La crítica al Gobierno argentino por falta de apoyo.

El Boeing 747-300 de Emtrasur Cargo cumple hoy tres meses retenido en la Argentina al igual que los 19 tripulantes que llegaron a bordo de la aeronave el pasado 8 de junio. La decisión de la Justicia federal de Argentina escaló a un conflicto diplomático impensado que tiene como principal interesado a Estados Unidos mientras uno de los gerentes de la aerolínea estatal venezolana asegura que a esta altura lo que pasó "es una herida de muerte" para la compañía.

Justo en el día que se cumplen los tres meses de la retención y posterior prohibición de salida para los 19 tripulantes, la Cámara Federal de La Plata será la sede en la que se llevarán a cabo dos audiencias. Una de ellas en el marco de un expediente por la retención del avión y otra por la situación de los ciudadanos iraníes y venezolanos que esperan una luz verde para volver a sus países.

Mario Árraga es el gerente de Finanzas de Emtrasur y a pesar del cansancio por los tres meses en la Argentina espera que "pronto podamos retornar a nuestros países a la vida rutinaria porque hemos hecho lo suficiente y más". A pesar del tono alegre con el que arranca la entrevista con PERFIL no tarda en mostrar su frustración porque la aeronave retenida es la única fuente de ingresos de la empresa estatal que conduce junto a otros colegas. "Para Emtrasur todo esto es una herida de muerte", afirma sin dudar.

La Justicia argentina incautó el avión venezolano-iraní tras el pedido de Estados Unidos y el FBI lo revisó

Árraga no está solo. Desde hace 91 días comparte las instalaciones del hotel Plaza Canning de Ezeiza junto a los instructores iraníes Mohammad Khosraviarach, Gholamreza Ghasemi, Mahdi Mouseli, Sadei Vali Zadeh y Abdolbaset Mohammadi; y sus compatriotas venezolanos Victor Perez Gomez, Victoria Valdiviezo Marval, José Garcia Contretras, Cornelio Trujillo Candor, Vicente Raga Tenias, José Ramirez Martinez, Zeus Rojas Velasquez, Jesús Ladenta Oraa, Armando Marcano Estreso, Ricardo Rendon Oropeza, Albert Ginez Perez, Angel Marin Ovalles y Nelson Coello.

Mario Árraga
Mario Árraga, gerente de Finanzas de Emtrasur.

Cuenta que en un principio la relación entre el grupo era únicamente laboral pero que con el pasar de los días el vínculo se afianzó en torno a la situación que les tocó vivir. "Son momentos en los que nosotros decimos que se conoce quién es quién, pero la verdad es que nos mantenemos unidos", asegura.

PERFIL: En la primera entrevista que dio en Argentina dijo con lógica que nunca había pensado con vivir una situación como la que vive hasta hoy. Con el diario del lunes, ¿creía que se iba a extender tanto tiempo la estadía en el país?

ÁRRAGA: Creo que la respuesta sigue siendo la misma que di en ese momento. No me esperaba 91 días en la Argentina, en estas circunstancias.

- ¿Cómo lo están viviendo?

- A nivel profesional esta ha sido la situación más difícil que nos ha tocado vivir jamás no sólo a mi si no a los 19 tripulantes. Somos cuatro grupos: los instructores de vuelo, los pilotos que son los más afectados porque desde octubre están haciendo los trámites para volar esta aeronave y esto les ha manchado su nombre. Después están los encargados de logística y los dos gerentes que veníamos a sellar lazos acá con quienes requieren de servicios aéreos. Todo esto nos afecta como profesionales pero también a nuestros planes personales.

Tres meses en un hotel

- ¿Cómo es el día a día en el hotel?

- Tenemos un recibimiento muy caluroso por quienes hacen vida acá. Cada uno ocupa una habitación como es común en el mundo aeronáutico y eso es gracias al esfuerzo enorme que está haciendo el Estado venezolano. El Gobierno argentino no se ha hecho cargo de nada de nuestra estadía acá: médicos y logística lo cubrimos nosotros.

Avión venezolano: Maduro envió a los familiares de los tripulantes

- ¿El Juzgado que tiene la causa tampoco les ofreció nada?

- No. Nosotros hicimos un pedido para que nos den un médico general para toda la tripulación. Pero pusieron muchas trabas y nosotros estamos fatigados como para someternos a hacer una fila para ir al médico. Y tenemos situaciones como la del capitán de nave que es hipertenso y diabético, son muchas las cuestiones de importancia que se deben considerar. A lo único que accedió el Estado argentino es a colocarnos el refuerzo de la vacuna a quien lo necesitara. Pero todas las atenciones las cubra Venezuela.

- ¿Han tenido la posibilidad de hablar con el juez Federico Villena o la fiscala Cecilia Incardona en algún momento?

- No, en absoluto. Nunca hemos sido llamados a declarar hasta el momento. Mañana tenemos dos audiencias, la de la aeronave y la de la tripulación. Nuestra defensa decidió tomar dos equipos de trabajo para iraníes por un lado y para venezolanos, por el otro.

Reencuentro de los tripulantes de Emtrasur con sus familiares 20220825
Hace dos semanas viajaron familiares a la Argentina. En la foto, la única mujer de la tripulación con sus hijas.

- ¿Qué expectativa tiene respecto de que se destrabe la situación de los tripulantes y los dejen salir de la Argentina?

- Hay 180 elementos de prueba sobre nosotros en los que no hay un sólo ápice de culpabilidad. Se hizo una revisión exhaustiva de todas y cada una de las operaciones que realizamos. Después allanaron nuestras pertenencias, no encontraron nada. Además, nunca nos negamos a colaborar, a aportar la clave de nuestros teléfonos. Cuando nos allanaron no se encontraban los abogados ni nadie que defendiera nuestros derechos y a pesar de eso estuvimos prestos a colaborar con la Justicia argentina. Inclusive, en un momento se pasaron los teléfonos nuestros de una policía a otra, de la PSA a la Provincial. Ahí se perdieron las claves y no tuvimos problema en volver a mencionarlas. En todo eso no se encontró otra cosa que nuestra inocencia. Es imposible tapar el sol con una mano a pesar de lo que representa la querella que tenemos (NdR: la DAIA).

Maduro reclama la devolución del avión con un dibujo animado

- ¿Cree que la situación hubiera sido diferente sin los intereses de Estados Unidos como telón de fondo?

- Sin Estados Unidos no se hubiera iniciado todo esto porque nosotros jamás tuvimos una sola acción negativa hacia la Argentina. Tenemos un legajo histórico de ayuda durante la guerra de Malvinas y más recientemente tendimos nuestras manos cuando se vivió una situación compleja. No vamos a actuar contra todo ese legajo histórico. La teoría de la acción terrorista no tiene ni pies ni cabeza.

El rol del Gobierno argentino

- ¿Se han sentido respaldados por el Gobierno argentino?

-El Ejecutivo simplemente ha dejado que el Poder Judicial haga el trabajo correspondiente para llevar a fondo la investigación. Más allá de eso no hemos recibido ningún apoyo firme o directo por parte del Gobierno argentino, si del venezolano, que estuvo atento a cada aspecto nuestro acá.

- ¿Qué nivel de afectación le generó la retención de la aeronave a Emtrasur?

-El único ingreso que tiene la empresa es la aeronave que está retenida acá. Por todas estas circunstancias hubo tiempo para que las fuerzas que iniciaron este proceso preparen de forma bochornosa y ridícula los argumentos judiciales para retenernos.

- Entonces, en términos financieros la consecuencia es grave...

- Esto es una herida de muerte para nuestra empresa como institución. El avión es el único activo que tenemos y está siendo retenido en manos del FBI y nosotros tratando de acceder a un bien que es nuestro y lo adquirimos de manera legítima. Como Estado venezolano, es un agravio a la soberanía, que eso se haya permitido desde un país hermano nos parece triste y vergonzoso.

- ¿Cómo impacta a la aeronave tanto tiempo sin actividad?

- Nuestra aeronave es de gran envergadura y al estar parada todos estos días ya no sé si conviene comprar otra o hacer los esfuerzos por repararla. Ponerla aeronavegable y que siga teniendo vida aeronáutica será muy costoso.

fl

En esta Nota