miércoles 05 de octubre de 2022
POLITICA La aeronave de la discordia

La Justicia argentina incautó el avión venezolano-iraní tras el pedido de Estados Unidos y el FBI lo revisó

Federico Villena, el juez federal de Lomas de Zamora, hizo lugar finalmente al pedido estadounidense de incautar el avión retenido en Argentina.

11-08-2022 21:02

El juez federal Federico Villena hizo lugar este jueves 11 de agosto al requerimiento de la Justicia de los Estados Unidos, que había solicitado incautar el avión venezolano-iraní retenido en el aeropuerto de Ezeiza, por su presunta vinculación con actividades ligadas al terrorismo. La resolución se encuadra en el Tratado de Asistencia Jurídica Mutua en Asuntos Penales con Estados Unidos aprobado por la ley 24.034.

A comienzos de agosto, el Departamento de Justicia de Estados Unidos emitió la solicitud al Gobierno para incautar la aeronave Boeing 747-300, un reclamo que la fiscal federal de Lomas de Zamora, Cecilia Incardona, consideró que era "formalmente procedente".

La orden de incautación de la Justicia de Columbia especificaba que el avión de fabricación estadounidense "está sujeto a decomiso en base a violaciones de las leyes de control de exportaciones" de aquel país, por lo cual la violación estaría asociada "con la transferencia no autorizada del avión de Mahan Air, una aerolínea iraní" a la firma venezolana.

Emtrasur 20220613
El avión incautado

El pedido formal de incautación de la Justicia norteamericana se efectuó tras constatar evidencias de que ll compañía venezolana había comprado el avión a los iraníes, transacción que "violaba" de las leyes norteamericanas y que involucraba, en una triangulación secreta, a los Emiratos Árabes, de acuerdo con los documentos que el FBI puso a disposición de la Corte federal en Washington.

Tras conocer el comunicado enunciado por la Justicia de Columbia, el departamento de Justicia norteamericano enfatizó asimismo el presunto vínculo de Mahan Air al Hezbollah con a la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC-QF), una organización tildada por Estados Unidos de terrorista.

En un marco de creciente tensión con Venezuela luego del exabrupto de Nicolás Maduro, Villena definió que el avión retenido quede a disposición de su Juzgado y del juez federal con asiento en Washington, DC, Michael Harvey.

Emtrasur YV3531: como un avión venezolano-iraní desnudó el sistema de inteligencia argentino

De acuerdo con la Nación, se autorizó una inspección de la aeronave por parte de Agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), quienes se presentaron esta tarde en el aeropuerto e ingresaron al avión con el propósito de redactar el inventario exigido por el juez federal con asiento en Washington DC, G. Michael Harvey, cuando dispuso la incautación,

Por otra parte, se autorizó al Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos para que coordine la custodia de la nave y las tareas de mantenimiento requeridas.

El juez Villena permitió a su vez la realización de una inspección mecánica del avión y el hangar, así como el alquiler del lugar donde permanecerá estacionada la aeronave. 

"Preocupación institucional" por la reacción de Venezuela

La resolución de Federico Villena se conoció momentos después de que el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela criticara duramente a la fiscal Incardona.

A raíz de la tensión en aumento con Venezuela, la Procuración General de la Nación (PGN), interinamente a cargo de Eduardo Casal, envió una nota a la cancillería argentina, donde deja asentada su "profunda preocupación institucional" por las críticas recibidas. El texto fue firmado por el titular de la secretaría de Coordinación Institucional de la PGN, Juan Manuel Olima Espel, y fue dirigido al secretario de Relaciones Exteriores de la Cancillería, Pablo Tettamanti.

CA/ED