domingo 14 de agosto de 2022
POLITICA los desafíos del banco central

Massa y Pesce, con el objetivo de juntar reservas contra reloj

Para septiembre se deberían acumular unos 2.100 millones de dólares, lo mismo que ya fue recaudado en los últimos siete meses. La expectativa por el dólar agro, una medida que puede generar más liquidación aunque sin garantías de que resulte suficiente. Las dudas y amenazas sobre una posible devaluación que se estima que será de manera gradual.

30-07-2022 23:55

Tras el desembarco de Sergio Massa en el área económica del gabinete, uno de los principales frentes que tiene el nuevo ministro es poder robustecer las arcas del Banco Central junto al presidente de la entidad monetaria, Miguel Pesce. La nueva dupla económica deberá trabajar para conseguir en los próximos dos meses aumentar las reservas netas en alrededor de US$ 2.100 millones.

Según estimaciones de la consultora ACM, a julio se acumuló una variación positiva de US$ 2 mil millones respecto a diciembre de 2021, lo que arroja a la fecha un nivel de casi US$ 4.324 millones. Si se descontaran los DEG que el FMI permite contabilizar, se tendría una cantidad de reservas netas negativas por US$ 78 millones aproximadamente.

Para septiembre debería acumularse una variación positiva en las reservas netas respecto de diciembre por unos US$ 4.100 millones y para la meta de fin de año que se pactó con el Fondo unos US$ 5.800 millones. Con los 2 mil millones de dólares que ya se acumuló a julio quedarían otros 2 mil millones para los próximos dos meses.

Reservas, brecha cambiaria, déficit, inflación y una actividad en desaceleración, los desafíos de Massa

“Esto muestra la necesidad de comenzar con un proceso de acumular reservas netas de forma genuina, cosa que se dificulta tanto por el atraso cambiario como por la brecha con los dólares paralelos”, explicó a PERFIL Agustín Berasategui, economista de la consultora ACM.

Debido a esta situación es que el Gobierno, a pesar de enfrentarse discursivamente con el sector, requiere que el campo pueda liquidar la cosecha. El Central sacó una nueva herramienta financiera para incentivar la exportación de soja que, según dichos del titular del BCRA Miguel Pesce, permitirá conseguir entre 2.500 y 2.800 millones de dólares producto de la venta de granos que se tienen guardados. 

“Respecto del dólar agro, que se haya implementado una medida de ese estilo da a pensar que se espera que provoque una mayor liquidación. La cuestión está en que nada garantiza que esto vaya a ser suficiente”, aclaró Berasategui.

Las fichas están puestas en estos meses clave de fuertes ingresos del campo por la cosecha y de escapadas de divisas por las importaciones, sobre todo por el tema de la energía que el oficialismo calcula que transcurrido el invierno no habría mayor inconveniente.

El Gobierno requiere que el campo pueda liquidar la cosecha pese a las disputas

Según cálculos de la consultora Ecolatina, el sector energético arrojó un déficit de US$ 1.466 millones, y para el primer semestre de US$ 4.191 millones, ambos  récord desde 2012. Para los últimos doce meses mostró u n saldo negativo en torno a los US$ 6.352 millones. 

El contexto internacional hizo que se tuvieran récord de exportaciones en dólares pero también provocó que se escaparan divisas ante la necesidad de importar energía, producto de los precios internacionales al alza debido al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. En este punto, la última balanza comercial que difundió el Indec mostró un déficit de US$ 115 millones para el mes de junio.

En ese sentido para Julieta Colella, analista económica de la consultora Salvador di Stefano, en relación a la reservas de dólares del Banco Central las principales dudas están en el frente externo.

“El principal desafío hoy en día va ser poder bajar un poco la brecha de los dólares alternativos y del oficial, porque bajando la brecha creemos que sería la forma más fácil y rápida de poder conseguir dólares y de poder engrosar un poco las reservas del Banco Central para estimular un poco más las exportaciones y reducir las importaciones”, dijo Colella.

Massa y su "hoja de ruta clara": dijo cuándo comunicará su equipo y su plan de trabajo

Y agregó: “La duda y la amenaza sigue estando en torno a la devaluación. Creemos que por una cuestión política no se pueda tomar la decisión de llevar a cabo una devaluación brusca sino lo que creemos es que va ir acelerando un poco de manera mensual y que para el mes de agosto podría estar en torno al 7 u 8%”.

En tanto que para el economista Agustín Berasategui “otro importante desafío en el tipo de cambio es el atraso de 19,6 puntos porcentuales aproximadamente al comparar el nivel actual contra el promedio del tipo de cambio real multilateral de 2021”. 

“Esto implica una pérdida de competitividad de un año a otro, además de que en la primera revisión del acuerdo con el FMI se propone mantenerlo al nivel del promedio 2021”, concluyó el economista de ACM.