viernes 29 de mayo de 2020 | Suscribite
POLITICA / Entrevista
sábado 7 marzo, 2020

Miguel Angel Toma: "El kirchnerismo fue contra Stiuso para tapar la inteligencia ilegal y paralela que hacían con el Ejército"

El ex titular de la SIDE aseguró que Nisman y el espía "eran una piedra en el zapato porque estaban investigando la responsabilidad de Irán cuando el Gobierno negociaba un pacto de impunidad".

El ex titular de la SIDE, Miguel Ángel Toma. Foto: Cedoc
sábado 7 marzo, 2020

Tras el decreto del presidente Alberto Fernández que busca modificar el funcionamiento de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), el ex titular de la SIDE, Miguel Ángel Toma, criticó la medida y apuntó contra el kirchnerismo por su gestión en el área, donde aseguró que "desfinanciaron" la inteligencia civil para ir "montando una estructura de espionaje paralelo, ilegal y con la finalidad del control y la represión social" en el Ejército.

"En un país que no tiene hipótesis de conflicto, el presupuesto de la inteligencia militar crece más de un 150% entre 2010 y 2014, mientras que el de inteligencia civil se mantiene estable. Esto significaba que, cuando se había creado la UFI-AMIA a cargo de Alberto Nisman y pone como apoyo a Jaime Stiuso, pero en el 2010, cuando comienzan las negociaciones del Memorándum con Irán, tanto Nisman como la estructura de inteligencia civil a cargo de Stiuso, eran una piedra en el zapato porque estaba investigando la responsabilidad criminal de Irán cuando el Gobierno estaba negociando un pacto de impunidad con quienes habían masacrado a cientos de argentinos", acusó el ex funcionario en diálogo con el abogado y periodista Jorge Rizzo en su programa Gente de Derecho que se emite por AM 770.

En esa línea, continuó: "Había que llamarlo a Nisman y decirle que no había que investigar más a Irán y que se centre en Siria. Obvio que Nisman lo rechaza. Esa es la razón por la cual se la va desfinanciando y se va montando una estructura de espionaje paralelo, ilegal y con la finalidad del control y la represión social".

Alberto Fernández retiró facultades "represivas, policiales y de investigación" a la AFI

"El kirchnerismo fue contra Stiuso para poner la cortina de humo para tapar la inteligencia ilegal y paralela que se hacía mediante las fuerzas armadas, el ejército. Había que echarle la culpa a alguien de inteligencia civil para cubrir la existencia de un espionaje represivo e ilegal", comentó Toma.

En cuanto a su experiencia laboral con el polémica espía Jaime Stiuso, expresó: "Considero que es uno de los mejores oficiales de inteligencia que he conocido. Durante mi gestión no solo tuvo una profesionalidad absoluta, sino que hizo todo lo que yo le ordené, actuó bajo el marco de la ley".

De todas maneras, Toma también apuntó contra la gestión de Mauricio Macri en el área y recordó el caso de Marcelo D'Alessio: "Recomiendo reconstruir la estructura de inteligencia, fue totalmente destruida. Si le critico algo al Gobierno de Macri era que había una enorme expectativa en que iba a reconstruir la inteligencia civil que había destruido el kirchnerismo. Eso no lo cumplió. Cuando quiso hacerlo, lo hizo mal. Se acuerdan de D'Alessio y Bogoliuk, y toda esa banda de delincuentes que estaban nombrados por la AFI en aquel momento. La quisieron reconstruir y la reconstruyeron, por ignorancia, con los peores elementos. Tienen que terminar todos presos. Por ese tipo de conducta la inteligencia termina siendo descalificada y sustituida por el espionaje ilegal".

"Hay que reconstruir los activos en terrorismo que fueron sistemáticamente destruidos durante la gestión de Parrilli. Echan a dos mujeres, director y subdirectora de contraterrorismo que tienen una brillante capacidad y talento, centrales en la construcción del informe AMIA, fueron echadas como perras. Era clara la intencionalidad del Memorándum con Irán. Me hago responsable de lo que digo", sentenció.

Sobre el decreto de Alberto Fernández que busca reestructurar el área de Inteligencia, explicó:  "El decreto es redundante, repite absolutamente las prohibiciones que ya estaban incorporados en la ley 25.520 que fue una ley muy importante no solo porque salió por un consenso prácticamente unánime, fue trabajada durante casi ocho meses por todos los bloques parlamentarios. Fue realmente una política de Estado".

Las mil caras de Stiuso

 

"Transparentaba y hacía pública las reglas del funcionamiento de la inteligencia y además derogaba la totalidad de la legislación preexistente que era francamente un cambalache. La sumatoria de decretos y leyes, bandos militares, todo eso de naturaleza secreta. Se regía básicamente de una serie de elementos de dudosa legitimidad democrática y desconocida por la sociedad. Derogamos todo y constituimos una estructura legislativa pública. Lamentablemente, este Gobierno, lejos de convocar a todas las fuerzas políticas para encontrar un consenso para actualizar esa ley 25.520, lo hacen por un DNU", recordó.

Por otro lado, también hizo referencia y criticó la filtración de escuchas telefónicas, pero remarcó que esa divulgación no fue en el área de inteligencia: "La estructura de escuchas telefónicas, en 2015, el gobierno kirchnerista modifica la ley 25.520 mediante otra ley votada solo por el oficialismo que básicamente buscaba sacar las escuchas telefónicas de Inteligencia y ponerla bajo la Procuración General, casualmente en manos de Alejandra Gils Carbó, de Justicia Legítima. Y la responsable en aquella época de las escuchas judiciales era Cristina Caamaño, hoy interventora de la AFI. Después Macri las manda a la Corte Suprema. Lamentablemente volvieron a pasar la divulgación de escuchas. Las escuchas judiciales y su consecuente filtración se dieron cuando ya no estaban en el marco de Inteligencia".

"Es muy fácil echarle la culpa a las instituciones. Es muy fácil descargar la responsabilidad de los políticos inútiles o corruptos que se quieren lavar echándole la culpa a las instituciones. El tema es quién conduce las instituciones. Un Estado sin inteligencia, es un Estado bobo. Tampoco no puede vivir un Estado bajo la permanente amplitud del espionaje interno como mecanismo de control y represión social", manifestó.

Por último, habló sobre lo que espera de la gestión de Caamaño como interventora de la AFI: "No voy a juzgar a un funcionario por 80 días de gestión. Pero los antecedentes que tenemos de Caamaño lo que pudo haber aprendido de inteligencia es pinchar teléfonos, porque su experiencia fue al frente de observaciones judiciales bajo el mando de Gils Carbó. Además, está la pertenencia política, pertenece a Justicia Legítima, tiene un sesgo, tendencia, que no es lo más aconsejable para lograr un equilibrio".

ED

 


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5010

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.