jueves 20 de febrero de 2020 | Suscribite
EQUIPO DE INVESTIGACIóN / Fondos reservados
miércoles 25 diciembre, 2019

Ejemplos para la nueva AFI: cómo se financian los espías en el mundo

Alberto Fernández anunció una profunda reforma al servicio de inteligencia argentino. Cristina Caamaño es la nueva interventora y pondrá foco en el uso del presupuesto. Aquí se explica cómo es el control de los gastos en la estadounidense CIA, en el israelí Mossad, en el británico SIS, en la rusa FSB y en la china MSS.

por Pablo Rodriguez

FISCAL. Trabajó con la ex ministra Nilda Garré y en la última campaña pidió reformar la Constitución. Foto: cedoc perfil
miércoles 25 diciembre, 2019

El poder subterráneo del “sótano de la democracia”, tal como lo definió el presidente Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa, ya tiene quien lo trajine. Aunque el “cómo” todavía no está definido. La designación de la fiscal Cristina Caamaño como interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) tiene una misión clara: una reestructuración de todo el sistema de inteligencia e información estratégica del Estado y transparentar los “fondos reservados” para luego destinarlos para combatir el hambre en Argentina. 

La “caja” de la AFI es un misterio: en caso de haber ganado Mauricio Macri las elecciones, hubiese tenido el próximo año fondos superiores a los $10.100 millones destinados inteligencia, según el Presupuesto del 2020, que quedó suspendido hasta el próximo año según ya avisó Alberto Fernández. A qué, cómo, cuándo y por qué se destinan sus fondos reservados, es una incógnita mayor. El Presidente ya derogó el decreto 656 (publicado en mayo de 2016) en donde se establecía que eran nuevamente secretos los denominados “fondos reservados” y publicó el 52/2019 de intervención de la AFI, en donde vuelve a estar en vigencia el Anexo VII del decreto 1312/2015, de julio de 2015, bajo la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner. 

¿Quiénes administrán la “caja”? Allí surge el eslabón más polémico para el nuevo Gobierno, según pudo averiguar el Equipo de Investigación de Perfil Educación. Lo cierto es que se pondrá la lupa y buscará fortalecer su control: la Comisión Bicameral permanente de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia.

El decreto de intervención de la AFI
 


“Todos los informes anuales que realiza la Comisión son secretos. En la mayor parte de los países del mundo establecen un informe secreto y otro público, desprovisto de detalles sensibles. Pero en el caso argentino todo es secreto: son secretas la fechas de reuniones, los temarios, si se han reunido inclusive. Tampoco hay rastro del trabajo de la Comisión. Si se hubiera hecho un control minucioso de los fondos, no podrían.haberse hecho los pagos a jueces u otras operaciones denunciadas por otras fuentes, dice José Manuel Ugarte, doctor en Derecho, profesor de la UBA y corredactor de las Leyes de Defensa Nacional y de Seguridad Interior.

Ugarte aclara que el Gobierno ha puesto en vigencia el Anexo VII del decreto 1311/2015 que permite "un buen sistema de registro de fondos reservados", a la vez que se le dieron instrucciones a Caamaño para "usar sólo los fondos reservados imprescindibles para el funcionamiento de la AFI".
 

cristina caamaño alberto fernandez santiago cafiero afi 20191220
La nueva interventora de la AFI, la fiscal Cristina Caamaño junto al Presidente Alberto Fernández y el Jefe de Gabinete Santiago Cafiero.


¿Cómo funciona el control de los gastos de los espías en el resto del mundo? ¿Tiene los mismos problemas de transparencia y discrecionalidad? ¿Cuáles son sus zonas grises o directamente negras? El Equipo de Investigación presenta en este informe cómo se financian la CIA (Estados Unidos), el Mossad (Israel), el MI5 (su nombre oficial es Secret Service Inteligence- SIS) y el MI6 de Inglaterra, el Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia y el Ministerio de Seguridad del Estado (MSS) de China

En Estados Unidos la Central Intelligence Agency, mejor conocida como CIA, realiza internamente auditorías, inspecciones, investigaciones y revisiones independientes de los programas y las operaciones para “buscar detectar y disuadir el fraude, el despilfarro, el abuso y la mala gestión”, según consta en la documentación a la que accedió el Equipo de Investigación.

En paralelo, tanto el Congreso como el Poder Ejecutivo estadounidenses “supervisan” sus actividades: allí operan el Comité Selecto de Inteligencia del Senado y el Comité Selecto Permanente de Inteligencia de la Cámara de Representantes que se encargan de supervisar los informes y programas de la agencia de inteligencia. Su “caja” la define el Consejo de Seguridad Nacional, que incluye al presidente, el vicepresidente, el secretario de Estado y elsecretario de Defensa. Son también los que proporcionan las directrices de qué, cómo y cuándo funcionan las actividades nacionales de inteligencia extranjera y contrainteligencia.

El Presupesto 2019 de Estados Unidos, en donde hay un desglose "general" de los gastos de inteligencia
 


En 2019 el presidente Donald Trump aumentó casi $86 mil millones de dólares el gasto de inteligencia, un 6% mayor que en el 2018, con los ojos puestos en las amenazas de Rusia y China. Este monto cubre gastos tan diversos como “sensibles”: desde armas cibernéticas, satélites espías y una basta red de espías e informantes extranjeros de la CIA.

El paradigma argentino no tiene fronteras: allí ni el Poder Ejecutivo ni el Congreso divulgan detalles sobre el presupuesto en “negro”, que es clasificado. Su destino sólo lo saben los senadores y miembros de la Cámara de Representantes, que son debidamente informados, pero que todos ellos mantienen en la más estricta reserva.

En Inglaterra los fondos del servicio de seguridad MI5 y el MI6 provienen de la Cuenta Única de Inteligencia (SIA) que también los asigna al Servicio Secreto de Inteligencia (SIS) y la Sede de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ). “El presupuesto de la SIA es decidido por los Ministros a través de la Revisión de Gastos. Este proceso ayuda a los Ministros a decidir cuánto gastar en seguridad e inteligencia, de acuerdo con las decisiones sobre el gasto general del gobierno”, explican documentos oficiales del organismo británico a los que accedió el Equipo de Investigación.

MI6_INGLATERRA
Sede del MI6, el Servicio de Inteligencia Secreto inglés, ubicado en Londres.

A su vez, todas las agencias pueden solicitar recursos adicionales del Fondo de Conjunto de Seguridad, que también distribuye fondos hacia el Ministerio de Asuntos Exteriores, el Ministerio de Defensa y los Departamentos de Desarrollo Internacional. Cuánto se lleva cada uno es un misterio: esto no se divulga públicamente por “razones de seguridad”.

Sin embargo, aunque bastante desactualizado, figura la asignación de recursos del 2015/16. El 63% va hacia el contraterrorismo internacional; el 18% para el terrorismo relacionado con Irlanda del Norte; y el 19% restante para el contraespionaje, contraproliferación y seguridad protectora.

Aunque tenemos que operar en secreto, tenemos que contabilizar el dinero que gastamos de la misma manera que otras organizaciones del sector público y nuestras cuentas son auditadas por la Oficina Nacional de Auditoría (NAO)”, explica el servicio de inteligencia británico.  El personal de NAO tiene acceso a los registros MI5/MI6 relevantes para este propósito. Los gastos y asignaciones de recursos son analizados por el Comité de Inteligencia y Seguridad (ISC)

En cambio, el servicio de inteligencia exterior israelí, el Mossad, es mucho más hermético: no hay información disponible al respecto sobre quién audita los fondos reservados. Sin embargo, según reconstruyó el Equipo de Investigación en base a fuentes diplomáticas israelíes, la asignación presupuestaria que percibe anualmente, tienen un auditor interno que controla que la utilización de los recursos sea la prevista. Pero su resultado nunca es informado a la opinión pública israelí.

Curso para convertirse en espía: así funciona la escuela de formación de la AFI

Por otro lado existe un “state-controller”, que controla el correcto uso de los fondos. Esta figura tiene esta potestad sobre varias dependencias del Estado israelí. Sin embargo, en este caso específico, sus reportes o partes de ellos pueden ser clasificados. Cabe destacar que este “actor” esta por fuera de la estructura propia del Servicio de Inteligencia.

El presupuesto 2019 para el Mossad y el Shin Bet (seguridad interior) rompió un récord: 9,6 mil millones de shekel, o alrededor de $2,8 mil millones, la mayoría destinados al Mossad. Solo por comparación, por ejemplo, a las Fuerza de Defensa de Israel (DFI), que cuenta con más de 175.000 soldados, ronda los $21 mil millones. 

"El Mossad tiene la responsabilidad de obtener una superioridad absoluta en el mundo del espionaje", sostuvo el jefe del Mossad Yossi Cohen. “No podemos permitirnos estar en el segundo lugar, ya sea en mano de obra, en defensa cibernética, en nuestra capacidad de obtener inteligencia, en operaciones y en el personal que ejecuta operaciones, en tecnología y comando, y en el trato con el bienestar del personal y los recursos humanos”. 

MOSSAD
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, junto al director del Mossad, Yossi Cohen,

El Ministry of State Security (MSS) es la agencia de inteligencia, seguridad y policía secreta de la República Popular de China. Su misión es "la seguridad del país a través de medidas efectivas contra agentes enemigos, espías y actividades contrarrevolucionarias diseñadas para sabotear, desestabilizar o derrocar al sistema socialista de China ". EL MSS tiene una particularidad: parece operar bajo un velo más secreto que la mayoría. A diferencia de la CIA o el MI6, el Ministerio de Seguridad del Estado no tiene un sitio site oficial ni registros públicos. 

En total dispone de más de 100.000 miembros, estando hasta 50.000 fuera de China y siendo académicos, empresarios, periodistas e incluso políticos. Su presupuesto anual (el último que se difundió) es de 56 mil millones de yuanes, unos $8 mil millones de dólares. 

Básicamente, su control —al igual que las Fuerzas Armadas china—, depende del Partido Comunista Chino y no del Estado. Su modelo de inteligencia se centra más en la recopilación de información que en las operaciones de envergadura. Sus redes de espionaje son extensísimas y numerosas, apoyándose en muchos casos en los inmigrantes chinos que existen en los países a espiar.

FSB_RUSIA_INTELIGENCIA
El director del Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB), Alexandr Bórtnikov.

Por último, en Rusia existe el Servicio Federal de Seguridad (FSB), que es el encargado de las labores de contraespionaje y antiterrorismo. Sin embargo, su misión se extiende más allá de la inteligencia nacional para incluir la vigilancia electrónica en el extranjero y una importante supervisión de la recopilación de inteligencia. Es la principal agencia sucesora de la KGB, que operaba en tiempos de la Unión Soviética, y reporta directamente al presidente de Rusia. Su presupuesto es secreto y el único que supervisa gastos de inteligencia es el presidente ruso Vladimir Putin. Curiosamente, Putín fue también el último jefe de la KGB en tiempos de la URSS.

¿Es posible fiscalizar a las agencias que operan en secreto? ¿Es un oximorón las tareas de inteligencia y la transparencia de fondos? Por lo pronto, la experiencia mundial indica que el “sótano de la democracia” puede tener mayor control en las democracias. Y aunque aún no se conoce el masterplan que llevará a cabo Caamaño para reestructurar el organismo, lo único claro es que será una tarea larga y compleja.


El Equipo de Investigacion es dirigido por Rodrigo Lloret y está integrado por los mejores egresados del Posgrado en Periodismo de Investigación de Perfil Educación.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4911

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.