POLITICA
el bloque unidad piquetera, enfrentado al gobierno

Piqueteros duros regresan a las protestas con cortes de ruta, acampes y más marchas

 20230128_belliboni_polo_obrero_afp_g
Dirigente. Eduardo Belliboni, del Polo Obrero, es quien encabeza las futuras medidas de fuerza. Aguardan una reunión con el oficialismo para delinear su plan de lucha. “No se puede descartar ninguna acción”, le planteó el piquetero a PERFIL. | AFP

Cortes de ruta, acampes o movilización al Centro porteño son algunas de las medidas que planea implementar Unidad Piquetera (UP), el colectivo que nuclea a los movimientos sociales más críticos del Gobierno, si el Ministerio de Desarrollo Social no revierte las suspensiones del plan Potenciar Trabajo. En la cartera ofrecen respuestas y, por sobre todo, no quieren que los representantes de las agrupaciones marquen condiciones para dialogar.

La sintonía entre los dirigentes piqueteros y el oficialismo fue palpable en el comienzo del año, producto de acuerdos que se materializaron y que incluían entrega de alimentos para comedores y herramientas para los emprendimientos productivos que son liderados por organizaciones. Pero el anuncio de la conductora de la cartera, Victoria Tolosa Paz, sobre interrupciones en casi 160 mil asistencias alteró los ánimos en el frente piquetero, que se encargó de copar la 9 de Julio el último miércoles en señal de protesta y exigió un cara a cara con la funcionaria.

Como no existió una respuesta positiva al reclamo, la UP, cuyas organizaciones más representativas son el Polo Obrero, Libres del Sur, el MST Teresa Vive y la Coordinadora para el Cambio Social, realizará un plenario este lunes en el cual definirá un plan de acción. Eduardo Belliboni, la principal figura del PO, le reconoce a PERFIL que “no se puede descartar ninguna acción: podemos hacer acampes, movilizaciones, cortes de ruta con permanencia. Todo dependerá de las conversaciones del plenario del lunes por la tarde”.

El dirigente cree que detrás de las pausas en las asistencias “hay un ajuste” y coloca dos ítems para suspender medidas de fuerza: que Desarrollo Social dé marcha atrás con lo hecho en el Potenciar Trabajo, incluso critica los descuentos que ya se realizaron en las cuentas de beneficiarios de dicho plan, y que se coloquen en marcha auditorías de asistencias de manera presencial.

Además, solicita un encuentro con la funcionaria. “Hablamos con funcionarios, nos dijeron que la ministra nos puede recibir pero no tuvimos fecha”, apuntó Belliboni. Por el lado de la cartera, ante la consulta de este medio, precisan que los canales de conversación se encuentran abiertos y recuerdan que Tolosa Paz, desde que asumió, ya mantuvo dos cónclaves con las cabezas de las agrupaciones que cuestionan con mayor vehemencia al oficialismo.

Incluso, dicen que tranquilamente pueden establecer contacto con funcionarios del ministerio y que, por el momento, en la agenda de Tolosa Paz no figura ninguna reunión con la UP. Quienes están al tanto de los idas y vueltas entre las partes añaden que existe un rechazo total por parte de la cartera “a la extorsión” que ensayan los piqueteros, quienes amenazan con formas de protesta de diversa índole para obtener respuestas a sus pedidos.

Por otro lado, fuentes oficiales precisaron que se avanzó con un procedimiento de validación de datos para titulares del Potenciar Trabajo, y que arrojó como resultado el reconocimiento positivo del 88,7% del último padrón. Bajo ese marco, Desarrollo Social abrió un período de recepción de reclamos para las personas que, siendo titulares del programa, no hubiesen podido realizar la validación. Y que aquellos que no realizaron la comprobación se encuentran suspendidos, por lo que la próxima fecha de cobro percibirán el 50%.