lunes 20 de septiembre de 2021
POLITICA Santa Fe
10-06-2020 18:12

Vicentín: Perotti, alineado con Alberto y cuestionado por propios y opositores

El gobernador apoyó la intervención. Pero se opuso su ministro de Producción, el campo y la oposición.

10-06-2020 18:12

La intervención de Vicentín generó un alboroto en Santa Fe. Y metió al gobernador Omar Perotti en un tironeo incómodo entre el gobierno nacional, parte de su gabinete, la oposición provincial, los productores agropecuarios y los trabajadores de la empresa agroexportadora. Perotti es el principal embajador político de Alberto Fernández en una provincia con enorme peso agropecuario. Si bien el Presidente mantiene una relación cordial con el cordobés Juan Schiaretti, Perotti está encolumnado con la Casa Rosada.

El vínculo es clave para un presidente que “no se equivoca dos veces”, tal como repite Fernández en referencia al choque de la 125. En 2008, cuando se dio aquel conflicto por la suba de las retenciones, Fernández era el jefe de gabinete de Cristina Kirchner.

El ministro de Producción, Ciencia y Tecnología de Perotti, Daniel Costamagna, se animó a rechazar abiertamente la intervención de Vicentín. El martes, Costamagna se presentó ante la Legislatura santafesina y declaró su oposición a que el Estado se haga cargo de la compañía.

Puertas adentro de Vicentin, empleados y sindicatos a favor de la intervención


“El federalismo se observa en hechos concretos, en hechos reales”, le dijo al diario El Litoral. Y agregó: “el concepto de soberanía alimentaria debe pasar por cuidar a nuestros productores y a nuestras empresas”.

Para el ministro de Producción santafesino, “es necesario encontrar una salida de consenso y no de confrontación”.

A lo largo de los últimos seis meses, cuando empezaba la debacle de la cerealera, el gobierno de Perotti participó de las negociaciones para buscar una solución. El objetivo del oficialismo era preservar los empleos y pagarle a los productores, cooperativas y acopiadores que proveían a Vicentín. Porque la empresa del norte santafesino, la única en su rubro de capitales argentinos (y santafesinos en particular), dejó de pagarles a principios de diciembre.

Costamagna se enteró de la intervención, mientras veía la conferencia de prensa de Alberto Fernández, el ministro Matías Kulfas, la senadora Anabel Fernández Sagasti y el interventor Gabriel Delgado.

“Si los empresarios cometieron errores que los juzgue la justicia, pero la empresa está en Santa Fe y como tal debemos intentar preservarla por el grado de integración que tiene”, aseguró ante El Litoral. “Desde los puertos de Santa Fe sale el 80% de la producción de granos del país y me parece que tenemos que opinar a la hora de que se define la situación de una empresa”, agregó.

El vínculo Vicentin-Macri: denuncias de fraude y los aportes a la campaña


El ministro había adelantado su malestar en una reunión de la Comisión de Seguimiento Legislativo del concurso preventivo de Vicentin. El encuentro había sido convocado por los diputados santafesinos. Ahí, el titular de Producción aclaró que la suya era una postura personal. Pese a los rumores de renuncia, Costamagna planea quedarse en su puesto.

La comisión de Diputados presentará su primer informe sobre la situación del concurso de acreedores en el que se encuentra la agroexportadora, ubicada en la localidad de Avellaneda.

El relevamiento se concentrará en tres objetivos: la defensa de la fuente laboral de todos los trabajadores que forman parte del Grupo Vicentín (incluye bodegas y una compañía textiles, entre otras); que la empresa no deje de ser de capitales nacionales; y analizar qué sucedió con el dinero que el Banco Nación le prestó a Vicentín. Otorgado en el tramo final de la gestión de Mauricio Macri, el préstamo fue de unos 300 millones de dólares.

El lunes pasado, Perotti apoyó la intervención. Lo hizo vía twitter, unas cinco horas después del anuncio presidencial. "Acompañamos este proceso en resguardo de los intereses de todos los santafesinos, por lo que significa hasta aquí una empresa como Vicentin y con las dificultades que ha atravesado en la última instancia, con la preocupación que ha generado en muchísimos productores que son acreedores", manifestó el gobernador.

Ahora, el intendente radical de Avellaneda buscó incomodar al gobernador. Convertido en un abanderado de la resistencia a la intervención, el intendente Dionisio Scarpín desafió: "Me cuesta creer que Perotti esté convencido”.