miércoles 04 de agosto de 2021
PROTAGONISTAS TRAP ARGENTINO
01-05-2021 15:25

Federico Lauría: promotor del trap y gestor del show de Nicki Nicole con Jimmy Fallon

Produjo conciertos de Maluma, Luis Miguel y trajo a Argentina a Bad Bunny. EN 2017 conoció a Duki y se propusieron impulsar el trap argentino. Hoy trabaja con Nicki Nicole y Bizarrap.

01-05-2021 15:25

Si en algún momento se produce una serie sobre la historia del trap en Argentina, la escena inicial del primer episodio podría basarse en el siguiente relato: “En el año 2017, el hijo de un amigo me nombra a Duki después de preguntarle qué estaba escuchando. Yendo de mi casa a la oficina, siempre paso por un colegio estatal donde paran los chicos en la esquina. Les pregunté qué estaban escuchando y también me dijeron Duki. A partir de ahí, lo único que hice fue intentar rastrear a Duki”.

La historia es de Federico Lauría y podría describirse como un momento fundamental para el género urbano nacional. No es que sea el primero: el freestyle, las batallas de gallos y El Quinto Escalón ya existían solo que, como explica Lauría a PERFIL, “era un fenómeno que estaba en nuestras narices pero estaba en las plazas y en las esquinas”. De todas formas, esa serie de hechos es fundamental porque culminó con la primera reunión entre el promotor de artistas y Duki, pionero del trap en Argentina. Y es que en ese momento comenzó a gestarse lo que hoy vemos como un fenómeno internacional. 

 

fedeLauriaNicki2021

 

Federico Lauría tiene 39 años y desde los 18 trabaja en la promoción y desarrollo de artistas. Su carrera es extensa e incluye a artistas como Luis Miguel y Alejandro Sanz, por mencionar algunos. Aunque siempre optó por mantenerse fuera del foco de atención. “Soy de la escuela que cree que el protagonista es el artista”, explica a PERFIL. Y también se define como un apasionado que dedica mucha energía y horas a la música y a los artistas. 

–¿Eso te describe?

–Siempre me definió la pasión y las ganas de hacer. Soy un trabajador incansable para lo que me propongo, suceda. Siempre intenté rodearme de buena gente, que se identifique con mi filosofía de trabajo y que me siga. Esto a veces es difícil de entender y de acompañar. Por suerte tenemos un gran equipo y las cosas se fueron dando. 

 

"Duki fue muy generoso con todo el movimiento local y para mí fue el motor"

 

–¿En qué momento entraste al género urbano?

–A partir de 2013 me enfoqué con la compañía en el desarrollo de artistas internacionales en nuestro territorio siendo su promotor en Argentina. El primer gran concierto en el mundo de Bad Bunny fue en el Luna Park y lo mismo con Maluma. Eso lo hicimos nosotros. Empezamos a trabajar con toda esa camada de artistas del género urbano como Bad Bunny, Maluma y J-Balvin para desarrollar a esa generación de artistas que capaz es contemporánea con mi vida profesional.

–Y en 2017 llegas al trap...

–Tuve la suerte de que nos conocimos con Duki. Tuvimos esa charla en la que él me explicó muchas cosas y yo intenté contarle lo que buscaba y hacia donde quería apuntar su carrera con lo que ellos estaban armando. A partir de ahí me apasioné en desarrollar el movimiento urbano, trap o como quieran llamarlo, de Argentina. Empecé a entrelazar mis relaciones internacionales con el movimiento argentino y a contarle a todo el mundo internacional con el que estoy vinculado lo que estaba sucediendo. Hoy ya es algo más palpable y no tenés que explicar qué es el trap o quién es Duki, pero en aquél momento, hace no mucho tiempo, algunos se me cagaban de risa. 

 

lauriaFederico2021

 

–Se nota que le tenés un gran aprecio a Duki…

–Lo quiero muchísimo. Es una gran persona y de los artistas más nobles que me tocó conocer y trabajar. Fue muy generoso con todo el movimiento y para mí fue el motor. No fue el único y hubo otros factores, pero para mí fue el motor. Y fue muy generoso, como lo son todos y eso es bueno porque se retroalimentan. Él es un fuera de serie más allá de ser un artista fenomenal, le tengo mucho cariño y respeto. Me acuerdo que cuando nos conocimos me dijo: “Mirá que yo me quiero ganar un Grammy”. Le respondí que íbamos a trabajar para lograrlo y eso estamos haciendo.

–Contabas que desde ese momento trabajan para impulsar el movimiento. ¿Qué hicieron?

–Varias cosas. Armamos un festival para dar visibilidad: el Buenos Aires Trap. También vinculamos marcas para entrelazar a los artistas con una cuestión más comercial, que tiene que ver con darle herramientas para invertir en sus carreras. Porque esto no deja de ser un negocio que tenés que invertir y para darle pelea, en el buen sentido, a artistas como Balvin o Bad Bunny tenés que hacer cada vez mejores videos, producir mejor, viajar e invertir en tu carrera. Fue importante también ordenarles el negocio y la parte comercial para que el movimiento en sí se retroalimente de otra manera. Pero al principio era un caos. Un lindo caos. 

 

“Hay que entender que a los chicos les pasó todo muy rápido y no es fácil”

 

–Trabajan con Duki, Nicki Nicole y Bizarrap, entre otros. Todos chicos muy jóvenes que crecieron mucho en poco tiempo. ¿Cómo se maneja eso?

–Lo principal es entender que a ellos les pasó todo muy rápido y que no es fácil. Hay que entenderlo y uno no le puede exigir a un artista de 19 o 20 años que tenga la madurez de un artista que con diez años de carrera llegó a donde ellos llegaron en un año. Toda esa vorágine y ese proceso, asimilarlo en meses es difícil. Hay que acompañarlos, estar cerca de ellos y de sus familias, rodeándolos de buena gente que los cuide. Intentar no presionarlos, ordenarles sus negocios y estructuras. Posiblemente pasan de tener casi cero a mucho en poco tiempo, y hay que acompañarlos en ese proceso. 

–De afuera se ve que hay buena onda entre ellos. ¿Lo ves así también?

–Sí, y un poco se trata de eso. Creo que la única manera de que el movimiento crezca y llegue a una escala internacional es que Argentina tenga la fuerza como movimiento. Y para eso tiene que ser unificado. Después pueden tener diferencias y algunos se llevarán artísticamente mejor o peor, y algunos serán amigos o no. Lo importante es que el movimiento plante bandera como tal para que desde afuera miren y entiendan que en Argentina (musicalmente) está pasando algo. 

 

lauriaFederico2021

 

–No está esa cuestión de rivalidad como ocurría antes entre bandas...

–Lo que pasa es que ellos ya nacieron sin prejuicios. No tienen envidia o rivalidades entre ellos. Y para mí eso es una de las claves de lo que está pasando. 

–Billboard te dio un premio que reconoce tu rol pero al mismo tiempo sos bajo perfil. ¿Cómo te llevás con eso?

–Es lindo porque siento que en esta cruzada y pasión que tengo en exportar el movimiento argentino, que me den un reconocimiento como ejecutivo o powerplayer, te da un lugar como importante. Y lo recibí como un reconocimiento a la música argentina porque me lo dan por el sello discográfico. Y eso se lo debo a nuestra  música y a que a los artistas con los que trabajamos les está yendo bien. La industria está diciendo: “Este jugador está haciendo las cosas bien”, y detrás de eso se habla del movimiento argentino y para mí eso es bueno. 

 

Nicki Nicole cantó en el show de Jimmy Fallon

 

“Fallon quiso a Nicki Nickole en su show”

Esta semana, el movimiento urbano argentino llegó a un lugar que generó repercusión internacional. Nicki Nicole, la artista rosarina de 20 años, se presentó en el show de Jimmy Fallon para cantar dos de sus temas: “Wapo Traketero” y “No toke mi naik”. “Desde que conozco a Nicki, estoy tratando de abrir y ampliar mercados. Artísticamente ella está a la altura de poder hacerlo. Es súper versátil y tiene cero prejuicio artístico”, explica Lauría a PERFIL.

 

Nicki Nicole cantó en el show de Jimmy Fallon

 

“Lo que pasó es que se le presentó a la producción del programa y a Jimmy Fallon la opción y a él le gustó. La vio, escuchó el material que enviamos y le gustó”, cuenta sobre cómo Nicki Nicole llegó a The Tonight Show, uno de los programas televisivos más importantes de Estados Unidos. “No te digo que (Fallon)es un fan declarado de Nicki, pero ella estuvo ahí porque él quiso. Y me pone contento: lo logramos con una artista con la que trabajamos pero también porque abrimos esa puerta para que otros artistas del movimiento lleguen a ese espacio”.