martes 09 de agosto de 2022
PROTAGONISTAS Costumbres argentinas

Los secretos del Jockey Club contado por uno de sus socios

Cómo es la intimidad del exclusivísimo club que fue intimado por la Inspección General de Justicia porque no cumple con la ley de Paridad de Género.

04-07-2022 19:29

Después que la Inspección General de Justicia intimara al Jockey Club a normalizar su comisión directiva de acuerdo a la ley de paridad de género, PERFIL quiso saber cuál es la realidad de la institución en este 2022 y conversó con un viejo socio  quien explicó cómo es la dinámica de ingreso de nuevos integrantes, las bolillas negras y describió una postal del área de la pileta: “hombres de 75 años 'en b...' leyendo La  Nación”. Frente a la declaración del club que dice que no existen socias con diez años de antigüedad para poder acceder a la comisión directiva, este socio aclara que la realidad es que “no existen socias”.

¿Cuál es el lugar de las mujeres en el Jockey Club?

El Club fue creado hace casi 150 años, a semejanza de los clubes ingleses  y en ese entonces  las mujeres no accedían a los clubes, ni votaban, ni iban a la universidad. El Jockey  se caracteriza por mantener las tradiciones, los socios son hombres. No hay exclusión directa en el estatuto, pero no las nombra. Es un uso  y costumbre. En todos los años que estuve allí como socio –y soy socio hace más de 30 años jamás vi una propuesta de socio a una mujer.

La apuesta inmobiliaria del "larretismo" para copar el tradicional Jockey Club

¿Cómo es la dinámica de ingreso al club?

Hay distintas categorías de socios, los tradicionales son los familiares de los fundadores,  y pagan una cuota mínima, muchos de ellos ya son socios vitalicios. Pueden pedir  ingresar como socios hijos o nietos de socios: y si no tienen ninguna relación de parentesco tendrán que pagar full la cuota y  la admisión que hoy cuesta cuatro millones de pesos. Más allá del dinero, el candidato debe estar recomendado por un socio patrocinante y cinco socios que avalen su ingreso que firman la solicitud. Esta solicitud se publicita en una pizarra y desde allí los socios activos tienen un tiempo para presentar sus objeciones   debidamente fundamentadas ante la Comisión de ética que observa las cuestiones de moral y buenas costumbres -la bolilla negra-. Nunca vi la propuesta de una mujer en la pizarra, tampoco sé que a ninguna mujer se le haya denegado. El club tiene siete mil socios el 40 % son socios vitalicios jubilados que votan. Son los que rosquean y  son machistas.

¿Cómo se entiende en un mundo que avanza hacia diversidad?

- Yo elijo quien será mi socio, es mi derecho. No creo que sea discriminación de género. Sin embargo, cuando se hicieron los Juegos Panamericanos  los organizadores no lo hicieron en el golf de San Isidro por considerar que era una institución machista y eso que en San Isidro las mujeres practican todos los deportes.

¿Cuál es la figura de la mujer en el club?

-Las mujeres son invitadas de los socios. Un socio invita a su mujer y a sus hijos acreditando la filiación, así podrán acceder a  un carnet y alguna actividad permitida. Si te separás y volvés a casar, das de baja a la primera  esposa–solo una pareja por socio-. Las  mujeres son invitadas de socios y le dan un carnet para usar bajo su patrocinio.

(La IGJ recordó que el padrón del Jockey Club está compuesto por seis mil socios y “todos ellos son de sexo masculino”. En otro tramo del texto añade que “el Jockey Club consolidó a lo largo de su historia, determinados patrones socioculturales que funcionaron —y aún funcionan—, como mecanismo implícito de restricción de acceso de las mujeres al órgano de gobierno de la entidad así como una valla para acceder a la información necesaria que les permita solicitar su inclusión en la categoría de socias activas, en iguales condiciones que los hombres).

Arde la interna del Jockey Club de Buenos Aires

¿Dónde pueden acceder las mujeres en la sede de Alvear?

En la sede social de Alvear las mujeres sólo pueden ingresar a los salones comedor con un hombre socio. Son dos salones comedor  en Cerrito y  uno en Alvear el que da a los jardines. Lo que otros llaman 'machismo' nosotros lo consideramos 'tradición', y conservar la tradición es una virtud.

La sede social de Alvear y el detrás de la cortina

¿Qué veo si entro en  la sede Alvear?

-Dentro del club la estructura esté diseñada para ser usada sólo por hombres, la pileta está dentro del área de vestuarios, duchas y por ahí deambulan los socios –la media de edad es de 65 años- todos en b.... La mayoría de los hombres tienen 75 años es un espectáculo digno de ver. Pileta, baño turco, sauna, cortarte el pelo. Los socios no tienen ninguna inhibición. Te vas al baño turco, te dan un paño verde, te sentás y leés en diario desnudo. A nadie le preocupa.

Es una contradicción absoluta con la seriedad del ingreso a la sede…

Sí, claro. Para ingresar y para entrar en ciertos salones, la etiqueta  indica traje con corbata y zapatos, no se puede usar jean. En zapatillas no se puede pasar, sólo en algunos salones como en el de televisión, que puede accederse de sport.

¿Cómo responden las mujeres de los socios a estas restricciones?

Las mujeres de los socios tienen mil fantasías sobre los lugares a los que no pueden entrar. Suponen que entran mujeres, que está lleno de p.... Hay 1500 golfistas “No pasa nada” (aclaración de la cronista se supone que los golfistas son aburridos).  Los socios se ponen hablar de las mujeres que le gustan, pero es imposible que una mujer entre allí. La verdad es que charlan y hacen deporte, o  juegan a las cartas, pura charla nomás.

La economía del Jockey Club

Se dice que el club está en una situación complicada por el la demora en el pago de premios y deudas de ABL...

Contra todos los pronósticos, Axel  Kiciloff ha sido más generoso con el Jockey de lo que fue María Eugenia Vidal. Puso orden con lo que se le debía. El Turf no junta mucho dinero, se recauda con los recitales, los ouletts, los alquileres de restaurantes. Las máquinas están concesionadas a Federico Achával y Cristóbal López. El club se creó para el fomento de la actividad equina por eso está el stud book donde se registran los nacimientos de pura sangre, pero a todo eso se lo solventa con otras actividades.

¿Siguen las fiestas de lujo de Jockey?

Las tradicionales fiestas del Jockey eran las que se llevaron a cabo en la sede de la calle Florida, que era una sede increíble, repleta de obras de arte y lujo, y que quemaron en la época de (Juan Domingo) Perón. Donde también se hacían fiestas increíbles fue en la otra sede en Cerrito que se demolió para hacer la 9 de julio. En Alvear no hay fiestas, sólo recepciones que hacen los socios y que mayormente son reuniones de negocios. En San Isidro alquilan los salones del golf para fiestas, o el campo de deportes para fiestas, pero eso "es otra cosa".

 

¿Siente orgullo de pertenencia?

Los que no pertenecen al club crean mitos, tengo orgullo de pertenencia como cualquiera con su club, pertenecer no me agregó nada a mi vida. No me ayudo social ni económicamente, mi círculo es la escuela, los amigos y también el club, pero no creo que haya salido favorecido sólo por pertenecer al club. No funciona como un club de socorros mutuos, pero se pide un estándar para ingresar. Hoy no hay gente oven en el club: quieren incorporar gente nueva, hay que ver la gente nueva qué le agrega. Hoy día hay muchos ricos sin un peso, que no pagan por el apellido.

 

Anécdotas del Jockey Club

El socio que nada en la piscina y debía estar en cuarentena. En época de restricciones por la pandemia de coronavirus, en la sede Alvear un socio estaba nadando en la piscina,  cuando otro socio le pregunta qué hacía dentro del club si hacía dos días que había llegado de Europa. Se produjo una revuelta y hubo recriminaciones varias. Se vaciaron piscinas -aún cuando no son un “caldo de cultivo” para el coronavirus,  y el socio fue amonestado.

Los comunistas aplaudidos por el Jockey Club. Durante los años del primer peronismo, Matías L. era militante o periferia del Partido Comunista y con ellos participó de un acto en el centro en contra del General Perón. La policía los reprimió, se dispersaron, se reagruparon y fueron a parar al Edificio del Jockey Club (que luego sería incendiado en una protesta peronista). Del interior del edificio salieron a las ventanas para aplaudirlos a ellos, a los comunistas. Matías entonces  pensó: “Y ahí yo me pregunté dónde estaba parado, me estaban aplaudiendo del Jockey Club”.

Los desborde de Luis D'Elía. El piquetero y líder del partido MILES Luis D'Elía contó en Twitter una anécdota que originó una acalorada discusión en la red social del pajarito. "Volvíamos con los cumpas de ver a Chávez y pasamos por la puerta del Jockey Club, nos bajamos la bragueta y nos echamos una terrible meada".

 

CP