jueves 06 de mayo de 2021
REPERFILAR Opinión

El laberinto de Cristina

La columna fue tomada del formato audiovisual del programa "RePerfilAR", de NetTV.

24-08-2020 11:34

Muchas veces los seres humanos entramos en situaciones que, es como entrar en un laberinto del cual uno puede salir. Algo nos traumó en nuestro pasado y quedamos encerrados en conductas que, una y otra vez, nos llevan a la derrota. Algo así le pasa a Cristina Fernández de Kirchner con el periodismo, y se expresa en la decisión que tomó en los últimos días de incorporar al proyecto de reforma judicial la idea de que los jueces deben denunciar aprietes mediáticos, presiones mediáticas.

¿Por qué esto que parece que expresa un objetivo en realidad logra el contrario?

Primero, porque esa cláusula no tiene ningún efecto concreto, es decir no tiene una pena para quien no denuncia, no tiene una pena para el medio o el periodista que supuestamente aprieta. O sea, cero efecto concreto, es declamativo, es una proclama. En segundo lugar, porque pone a mucha gente, que por ahí no estaba mirando la reforma judicial, que ya de por sí es polémica, a mirarla y dice "¿che qué está pasando ahí, va contra el periodismo? bueno, por las dudas, opongámonos".

Reforma judicial: hasta el juez Rafecas le marcó la cancha al Presidente

En tercer lugar, porque obliga a mucha gente a recordar la historia de aprietes judiciales, no para que pusieran presa a gente del kirchnerismo sino aprietes judiciales que hizo el kirchnerismo. Por ejemplo, Amado Boudou para no ir preso cuando era vicepresidente, apretó al procurador general y se lo cargó. Se llamaba Esteban Righi, era un íntimo amigo de Alberto Oferta. Cristina, para que no avancen sus causas, no solamente hizo denuncias en todos lados, sino que metió a 20.000 personas frente a Comodoro Py el día que fue citada a una indagatoria, no para ser condenada, procesada o allanada... por una indagatoria.

C5N, cuando hace campañas contra periodistas para que vayan presos, por ejemplo Luis Majul en los últimos tiempos. Entonces uno empieza a recordar "esta señora que pone esta causa, ¿no había apretado a alguien antes?" y entonces ¿para qué? Pero lo más notable es que conspira contra el objetivo, porque si la idea era aprobar la reforma judicial, esto la desprestigia, la mete en un terreno que le agrega más elementos políticos polémicos.

Majul denunció a Cristina Kirchner, Beraldi, y Parrilli por la "operación Pirincho"

Entonces, la pregunta es ¿por qué razón lo hace? Si no logra perseguir periodistas concretamente, si logra poner más gente en contra, si logra que uno revise su historia, si no logra avanzar con la reforma judicial, sino que, al contrario, la complica. Y bueno, esa pregunta no tiene una respuesta política. Cuando uno comete una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, 10 veces, el mismo error, se tropieza siempre con la misma piedra, la respuesta, naturalmente, es de carácter psicológica. Hay un laberinto del cual Cristina no puede salir.

En esta Nota