26 nov 2020
SALUD |Tecnología y salud
martes 3 noviembre, 2020

Finalmente, la era digital llegó a las recetas medicas

El covid-19 introdujo cambios tecnológicos para todos. Y en especial para los adultos mayores que debieron actualizarse y emplear las nuevas recetas médicas electrónicas.

Colas. La expansión del coronavirus desbordó a los comercios. Foto: cedoc

En el marco de la emergencia sanitaria por la “Pandemia por COVID-19” el gobierno nacional estableció por el Decreto N° 260/2020, una serie de modificaciones en la prescripción y dispensa de medicamentos psicotrópicos u otros para la atención de patologías crónicas y eventualmente agudas mientras dure la emergencia sanitaria, declarada por la Ley N° 27.541, respecto de los pacientes con tratamientos crónicos o agudos.

La norma facilita el uso de medios electrónicos con el objeto de facilitar que el paciente compre en la farmacia que prefiera y estén todo los datos para que el profesional le envíe la receta en formato de mensaje de texto o mensajes a través de aplicaciones de mensajería vía web, mail o fax. Y también que esta, a su vez, pueda ser presentada en la farmacia, a fin de que el paciente no deba concurrir a centro de salud para recibir una receta de medicamentos crónicos.

 

Alberto Fernández comienza la diagramación de la vacunación contra el coronavirus

 

Problemas

“Las falencias más frecuentes con respecto a la confección de la receta electrónica tienen que ver con el analfabetismo tecnológico y la falta de manejo de tecnología. Esto se da por varios factores: la edad, el nivel de comprensión, falta de datos móviles, falta de dispositivos electrónicos, celulares, computadora, impresoras, la crisis económica, etc, afirmó Patricia Granero, farmacéutica por la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.

“Una cosa es una receta electrónica y otra lo que se ha permitido en el último tiempo por la pandemia que es enviar la receta por foto por mail. En el caso de la receta electrónica se hace por medio de un software y es más "formal". En PAMI a principio de abril 2020 ya lo habían implementado. Mi mamá tiene Pami, si bien ella es grande, tiene 83 años, le resulto mucho más ventajosos. Ella maneja un celular y whatsapp y cuando su médica de cabecera le hace sus recetas electrónicas, le llega un mail. Igual ella tiene la opción de ir a la farmacia con su carnet y allí le dispensan las recetas que tiene hechas. Es una gran ventaja, ahorramos papel y que se movilicen a los consultorios médicos”, declaró Daniela García, Jefa de Servicio de Farmacia en el Hospital Durand.

Ventajas
El hecho de que sea electrónica y no sea manuscrita le genera varias ventajas:

  • No se manipula papel.
  • La letra de los médicos muchas veces es ilegible, lleva muchas veces al error con la medicación.
  • La prescripción manual está incompleta, entonces en el caso de la receta electrónica tiene muchos campos que deben estar completos para generarla.
  • Se asegura que la receta contenga los datos básicos que se necesitan en la farmacia para dispensar el medicamento correcto.
  • El medico prescriptor debe estar habilitado eso evita la falsificación de recetas.
  • Se asegura la firma digital del médico que prescribe y garantizar la seguridad informática.

“Desventaja de la receta electrónica seguro que habrá. Las farmacias si deben imprimir la receta porque todavía se sigue manteniendo el sistema de adjuntar el troquel del medicamento a la receta. En última instancia siempre hay alguien que la tiene que imprimir. Se debería mejorar, por ejemplo las cajas de medicamentos con un QR o algo así, para no tener que imprimir la receta en la farmacias”, finalizó Daniela García especialista en Farmacia Hospitalaria y Seguridad del Paciente.

Por Nadia Brizuela / alumna de la Escuela de Periodismo de Perfil


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5191

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.