jueves 08 de diciembre de 2022
SALUD TRASTORNOS DEL DESARROLLO

Las señales que determinan si tu hijo tiene TEL

Entre el 7 y el 10% de los niños en edad preescolar están afectados por TDL/TEL, una condición que se manifiesta en el habla y la conducta. Enterate cómo detectarla y pedir ayuda.

30-09-2022 13:19

El Trastorno del Desarrollo del Lenguaje- TDL -antiguamente conocido como TEL (Trastorno Específico del Lenguaje) no es fácil de diagnosticar y tratar. Los expertos en salud definen este diagnóstico por exclusión, es decir, descartando otras causas (neurológicas, físicas, cognitivas o auditivas) que puedan explicarlo, ya que abarca un espectro tan amplio de manifestaciones que no ayudan a entenderlo claramente.

El 30 de septiembre fue elegido el Día Internacional de la Concientización sobre el TDL/TEL para visibilizar el trastorno y difundir cómo un niño puede padecerlo sin que sus padres sospechen, detectar los indicios y hablar sobre los tratamientos. 

Qué es y cómo detectarlo

El Trastorno del Desarrollo del Lenguaje es una alteración en el desarrollo, comprensión, adquisición y expresión del lenguaje, que puede detectarse a partir de los 18 meses de edad. Afecta a la adquisición del lenguaje desde sus inicios y se prolonga durante la infancia y la adolescencia, pudiendo dejar en algunos casos secuelas significativas en la edad adulta. Es por eso que puede ser diagnosticado en cualquier momento de la vida.

Como su nombre lo indica, es un trastorno del desarrollo, lo que significa que sus síntomas -que aparecen por primera vez en la infancia- no desaparecen a medida que los niños crecen sino que es probable que el problema continúe pero cambie con el desarrollo del niño. 

¿Cómo me doy cuenta de que un niño tiene TEL/TDL? Los chicos con TEL/TDL presentan ciertas señales de alerta que podrían indicar que existen impedimentos en su lenguaje.

Pueden ser esos niños que no hablan y se los considera “tímidos”. Una de las pistas más frecuentes es que a los dos años no dicen ninguna palabra clara además de "mamá" y "papá". Incluso, emiten enunciados de sólo dos palabras cuando ya tienen 4 años. Ejemplo: “mamá, agua”.

Se caracterizan por no hacer contacto visual, jugar demasiado tiempo solos y cuando les dan órdenes o los llaman por su nombre, no responden. Además, estos niños van a presentar dificultades para seguir instrucciones orales, no por desinterés o capricho, sino porque no entienden bien las palabras que se les dicen.

Tanto los especialistas como los padres y familiares de niños con TEL/TDL recomiendan cómo primera solución a este desfasaje solicitar una derivación con Neurología y/o Fonoaudiología. Los tratamientos terapéuticos son los espacios que estimulan y ayudan a desarrollar el lenguaje en estos niños. Algunas de las posibles terapias son: Fonoaudiología Neurolingüística, Psicopedagogía y Terapia Ocupacional.

El lenguaje es el soporte de nuestro mundo interior y la herramienta que permite transmitirlo, expresar lo que pensamos, deseamos y necesitamos. Por eso, un niño con TEL/TDL, que no puede expresarse como desea, se siente extranjero en su propio idioma.

Según los especialistas, se desconoce la causa exacta de este trastorno. Sin embargo, hay descubrimientos recientes que indican una posibilidad muy grande de que su origen sea genético. Es más probable que los niños con TEL/TDL tengan padres y/o hermanos que también han tenido dificultades y retrasos en el habla.

No son autistas

Muchos pueden confundir este trastorno con el Trastorno del Espectro Autista (TEA) que si bien comparten muchos indicios, no son lo mismo. Los niños con TEA tienen una casi nula intención comunicativa y no usan gestos convencionales, como saludar con la mano, señalar o negar con la cabeza, al contrario que los niños con TEL/TDL.

Estos niños utilizan alternativas al lenguaje para hacerse entender y explicarse de forma evidente. Sin embargo, en ambos trastornos los niños presentan dificultad para relacionarse utilizando el lenguaje lo que lleva al niño a aislarse y evadirse de su entorno.

Cómo podemos ayudar a un niño con TEL/TDL

Los niños que padecen este trastorno crecen e interactúan entre los estándares sociales habituales y podemos conocerlos en cualquier ambiente. Algunos de los consejos más adecuados para tener una conversación con ellos son:

  • Hablar por turnos y despacio manteniendo un contacto visual cálido.
  • Escuchar sus respuestas con atención, tener paciencia y no completar sus frases para “ayudarlo”.
  • No generar ningún ruido abrupto o fuerte, ya que estos alteran a los chicos con TEL/TDL.
  • Usar frases cortas y preguntas directas.
  • En la escuela, se debe acompañar las indicaciones orales con gestos, ayudas visuales y demostración.
  • No dar más de una indicación a la vez.

En Argentina, A.TEL.AR es la asociación de familias TEL/TDL que organiza redes de padres para el apoyo y el acompañamiento en el diagnóstico. Quienes integran esta asociación crean campañas de difusión con el fin de dar a conocer e informar internacionalmente sobre este trastorno. El mayor consejo que madres, padres y familias quieren transmitir es que la detección precoz es un factor fundamental para el tratamiento y los buenos resultados.