viernes 17 de septiembre de 2021
SALUD Opinión
02-03-2021 08:18

Suero equino para COVID 19: ¿cómo utilizamos las pruebas para tomar decisiones?

Hacemos votos para que las decisiones de salud pública se basen en la aplicación adecuada del análisis crítico de los ensayos clínicos y la justificación explícita del balance entre riesgos y beneficios de las nuevas tecnologías sanitarias.

02-03-2021 08:18

El GRUPO CIERTO (Club Interhospitalario de Lectura Crítica para Recomendar Basados en Pruebas) busca, hace años, revisar y analizar la información médica, con el fin de tomar decisiones basadas en la mejor información disponible. Nuestra actividad central es la asistencia y cuidado de pacientes, por lo que entendemos de la preocupación y urgencia de encontrar herramientas útiles (que cambien realmente la situación de los pacientes) en esta pandemia.

Nos orgullecemos de la energía y la capacidad con la que nuestros investigadores y autoridades buscan generar esta información y llevarla a la práctica. Esto sin perder el foco de que estas herramientas nuevas deben ser seguras y clínicamente significativas para nuestros pacientes.

En este escenario nos sorprende la falta de claridad del proceso que lleva a las últimas sugerencias o recomendaciones emitidas por el ministerio y avaladas por algunas de las sociedades médicas más importantes del país a las que muchos de nosotros pertenecemos y guardamos el máximo aprecio. Esto último nos obliga más aún a señalar controversias que enriquecen el disenso imprescindible en cualquier sociedad médica.

Es fundamental que estas recomendaciones de nuevas tecnologías, muestren el camino de razonamiento y la información en la que basan las conclusiones a las que llega, de modo que tanto los profesionales e instituciones que deben aplicarla, como los pacientes y sus familias, que las recibirán, comprendan qué estamos haciendo y con qué riesgos y beneficios asociados.

Esta es una condición esencial de cualquier documento que contiene recomendaciones.

Pero resulta especialmente importante en el escenario particular de la recomendación de suero equino para pacientes con COVID-19, ya que la misma se sustenta en un solo estudio que no mostró resultados estadísticamente significativos en su resultado primario como así tampoco en ninguno de los resultados que podrían considerarse de importancia crítica para los pacientes y/o el sistema de salud.

Las estimaciones de efecto no descartan la posibilidad de daños importantes asociados a dicha intervención: 1) en requerimiento de ventilación mecánica (HR 0.67, IC95% 0.35 a 1.28) la mejor estimación de efecto sugiere una reducción del riesgo absoluto del 4.3% pero de acuerdo a los márgenes del intervalo de confianza 95% el efecto podría ser un aumento del 5.3% y 2) en mortalidad (RR 0.57, IC95% 0.24 a 1.37) la mejor estimación de efecto sugiere una reducción del 4.9% pero de acuerdo a los márgenes del intervalo de confianza 95% el efecto pordría ser un aumento en la mortalidad de 4.2%.

Hacemos votos para que las decisiones de salud pública se basen en la aplicación adecuada del análisis crítico de los ensayos clínicos y la justificación explícita del balance entre riesgos y beneficios de las nuevas tecnologías sanitarias.

Como concluyen los doctores Guyatt y Agoritsas al analizar lo que ocurrió, y sigue ocurriendo, con la implementación de tratamientos durante la pandemia: “Una mirada de sano escepticismo debería primar cuando analizamos resultados de estudios que deberían considerarse como preliminares, con la finalidad de evitar serias consecuencias negativas como la adopción de prácticas fútiles y con potenciales consecuencias adversas o la escasez de medicamentos para personas que realmente los necesitan (por ejemplo la hidroxicloroquina)”.

Finalmente consideramos, en consonancia con opiniones de destacados científicos que propugnan que la única manera de hacer medicina es basarla en las mejores pruebas, que la solución a este problema es una educación eficaz: de los políticos, de los médicos que prescriben y del público en general.

Dr. Hugo N. Catalano Profesor Titular de Medicina I, II Y III USAL
Dr. Ariel Izcovich
Dr. Javier Pollan
Dr. Matías Tisi Baña
Dr. Federico Bottaro

En esta Nota