martes 15 de junio de 2021
SOCIEDAD Joan Pons trabaja en Inglaterra
16-05-2021 19:25

Es enfermero y en un libro cuenta la lucha contra el Covid en primera línea

Fue uno de los primeros voluntarios de la vacuna de AstraZeneca y casi sin querer se convirtió en vocero de sus compañeros de rubro. Ahora escribió su historia "como terapia" para "llevar luz al final de tanta oscuridad", dice.

16-05-2021 19:25

Casi sin buscarlo, en ese afán por comunicar de forma directa y simple -pero efectiva- lo que vivía el personal de salud cuando la pandemia de coronavirus era aún un enemigo sin dimensionar, se convirtió en vocero de miles de enfermeros y enfermeras que lo dejaban todo por los pacientes en la primera línea de batalla contra la enfermedad.

Joan Pons Laplana dejó Barcelona hace 24 años para poder trabajar de lo que quería, una profesión que, a diferencia de casi todo el resto del mundo laboral, tiene prevalencia femenina. Casi sin saber inglés se aventuró a buscar el futuro en el Reino Unido. Hoy trabaja en un hospital en Sheffield y tras horas de desesperación, cansancio y un estrés extremo, encontró en la escritura una forma de terapia

Esa escritura se convirtió en un libro, que presentó esta semana (y se consigue por Amazon en papel o en su versión e-book, “al costo para que lo lea todo el mundo”, cuenta), para coincidir con el Día Internacional de la Enfermería. Al libro lo llamó Destino y Esperanza y allí relata, entre otras cosas, lo vivido en la unidad de terapia intensiva Covid-19 del Hospital de Sheffield. 

También se transformó, hace casi un año, en un vocero involuntario de los ensayos de la vacuna de la Universidad de Oxford con AstraZeneca -una de las tres que se aplican hoy en el plan de vacunación en Argentina- y habló con medios de todo el mundo, incluido Perfil, durante las distintas instancias de ese proceso del que, ese momento, se sabía muy poco. 

“Empecé a escribir este libro como terapia, porque hubo momentos en los que necesité asistencia psicológica. En la UTI teníamos una psicóloga, y cuando empecé a consultarla, me sugirió que para expresar mis sentimientos, el estrés y las emociones que estaba viviendo, escribiera. Además, llegaba a casa muy cargado: el temor, la soledad, el cansancio extremo no podía volcarlos en mi familia y la escritura me ayudó a sacarlos”, cuenta vía Whatsapp ni bien termina su turno y vuelve a su casa. 

Enfermero Español 20210512

El proceso, sobre el cual no tenía experiencia previa, también fue apareciendo solo, casi “como una cosa del destino” -a Pons le interesa mucho remarcar que varias cosas de su vida aparecieron así, como un designio- “porque justamente comencé por el capítulo dedicado al Covid. Una cosa llevó a la otra y decidí continuar, abrir mis propias experiencias personales a un libro en el que volqué mi corazón pero sin pelos en la lengua”, remarca. 

“Quise escribir también sobre los momentos más duros de mi trabajo, haber perdido alguno de ellos por querer combatir al sistema desde adentro, y tratar de desmitificar otra cosa que aún es un estigma: la salud mental”, revela. Durante el Brexit, algo que lo sumió en una profunda depresión lo hizo reflexionar para compartir sus dificultades. “Lo más valiente que una persona puede hacer es pedir ayuda cuando no da más: yo no soy peor enfermero ni peor padre ni menos hombre por haberlo hecho”, desmitifica. Su familia estuvo al tanto del proceso porque, como relata, vivió momentos muy difíciles “que ni mi esposa conocía”.

ENFERMERO PRUEBA VACUNA COVID 20200713

"Quería ser fisioterapeuta pero terminé siendo enfermero"

Lejos estaba lo que sucedería poco tiempo después, con la llegada -y la fuerza- de la pandemia: “Cuando estudiaba enfermería, nunca me imaginé en esta situación. Jamás pensé primero que emigraría a Inglaterra -no había ni aprobado inglés en la escuela y casi no puedo entrar a la universidad por ello- y luego, tampoco elegí directamente ser enfermero”, revela. “Yo quería ser fisioterapeuta. De chico me pasaba los fines de semana en el Camp Nou, viendo al dream team, y le dije a mi papá que sería el señor de maletín que entraba a curar a los jugadores cuando se lesionaban. Pero no me dio el promedio y entré, casi por el destino, a enfermería”, recuerda. 

El Covid ha permitido que los enfermeros vayamos a los debates de salud. No tengo ningún problema con los médicos, pero es que no solo existen ellos. Creo que ahora los medios de comunicación nos ven como un referente de esta pandemia al lado del resto de los profesionales”, se enorgullece ahora, al recorrer su historia con Perfil

enfermero-prueba-vacuna-covid-20200713

“Desde que me hice visible siento que tengo una responsabilidad de echar luz en este momento tan oscuro. Elegí escribir de forma sencilla, para que la gente vea lo que es esta profesión, que muchas veces ha quedado relegada bajo la tarea de los médicos”, destaca.

Y va más allá: “Llamo a todos a que no volvamos a la sociedad de antes: quiero que aprendamos de lo que ha pasado y que lo más importante: salir a la calle a caminar, viajar y abrazar a los padres, llevar a tu hijo al fútbol, ir al bar a tomar unas copas con amigos. Cosas que dábamos por sentado. Pasábamos la vida a 100/km por hora y el Covid nos hizo frenar: ahora tenemos que hacer una sociedad más cooperativa, más empática y tratar de ser felices, no como antes, sino mejores”. 

cfe / ds