Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 15 de noviembre de 2019 | Suscribite
SOCIEDAD / Juicio oral
viernes 26 julio, 2019

El abogado de Débora Pérez Volpin cruzó al director de La Trinidad por el endoscopio

Diego Pirota desmintió la declaración de Roberto Martingano por las presuntas "enfermedades preexistentes" de la periodista y el instrumento utilizado.

Un año sin Débora Pérez Volpin. #JusticiaPorDébora Foto: Cedoc
viernes 26 julio, 2019

El juicio oral y público por la muerte de la periodista Débora Pérez Volpin sigue avanzando: este jueves 25 de julio declaró Roberto Martingano, director Médico de la clínica La Trinidad, quien mencionó que la legisladora tenía "enfermedades preexistentes" y habló sobre el estado del endoscopio que utilizaron en el procedimiento, lo que generó que la querella cuestionara sus declaraciones.

Ante el el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°8 de la Capital Federal, Martingano sostuvo que "es muy improbable que una endoscopia termine así, es un procedimiento de rutina y todas las áreas del lugar cumplieron con todos los protocolos". El director del centro de salud habló de una serie de presuntas enfermedades anteriores de la periodista, y mencionó "epilepsia", una "amnesia global transitoria" y una "lesión hepática".

Según explicó, Pérez Volpin tuvo dos internaciones en el sanatorio previas a la intervención que tuvo el desenlace fatal del 6 de febrero de 2018, cuando fue por una endoscopía y murió de un paro cardiorespiratorio. "Tuvo internaciones previas", dijo.

La querella sostiene que el endoscopio "fue peritado hace tres meses y se dictaminó que no funcionaba"

La querella, representada por el abogado Diego Pirota, le preguntó si "estaba contraindicada" la realización de la videocolonoscopía ante el cuadro que él expuso de su historia clínica, a lo que respondió que "entiende que no". Martingano argumentó que la periodista tuvo un paro cardíaco que "no sabían cómo se había producido" aún al día de hoy, pese a haber transcurrido 17 meses y con autopsia de por medio.

En declaraciones a TN, el letrado consideró que el director de La Trinidad habla de “enfermedades preexistentes” en la legisladora porque "quiere instalar que era una persona enferma". "Contó situaciones de 2010 porque ella siempre se atendió en el mismo lugar, en la misma guardia. Martingano vino a mostrar su historia clínica para decir que Débora era una persona enferma", sostuvo el abogado.

Por otro lado, respecto del endoscopio utilizado para el procedimiento, el director médico del sanatorio de Palermo sostuvo ante el tribunal que él ordenó precintarlo y resguardarlo bajo llave, y que tres días más tarde la Justicia secuestró ese mismo equipo: "Me dicen que funcionaba bien", apuntó, y agregó que había ido a un service 30 días antes de ese 6 de febrero.

Juicio por Débora Pérez Volpin: el informe forense reveló "lesiones irreversibles" y el endoscopista se defendió

En este punto, Pirota hizo hincapié ya que el número de serie del endoscopio está borrado y tienen la sospecha de que el aparato entregado para la pericia no fue el mismo que se usó durante el procedimiento. "Dijo que (el número de serie) no se podía leer y que desconocía los motivos por los que estaba borrado. Además, terminó reconociendo que la manguera del endoscopio no funcionaba y que la que se terminó usando había sido prestada por otro profesional, ni siquiera era de la clínica", sostuvo luego de la audiencia.

El letrado agregó que al no tener visible el número de serie, no se puede establecer cuándo se compró, la fecha de mantenimiento, qué uso tiene y si estaba o no habilitado. “Fue peritado hace tres meses y se dictaminó que no funcionaba", arremetió Pirota.

Débora Pérez Volpin falleció el 6 de febrero de 2018 mientras le practicaban un estudio endoscópico de baja complejidad en el Sanatorio de la Trinidad, en el barrio porteño de Palermo. La pericia determinó que la muerte ocurrió por una perforación instrumental del esófago, que no se detectaron patologías preexistentes, y que las lesiones del estómago encontradas fueron consecuencia de las maniobras instrumentales y de la reanimación cardíaca que se le practicaron. 

El juicio oral continuará este viernes con la declaración de otros médicos y la de Eduardo Cavallo, director general del sanatorio. Por la muerte, el endoscopista Diego Bialolenkier y la anestesista Nélida Inés Puente, están acusados de "homicidio culposo". El lunes 29 de julio declarará ante el tribunal el endoscopista. 

A.G./F.F.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4814

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.