SOCIEDAD
Escándalo en La Matanza

Denuncian a una contadora pública por una supuesta estafa piramidal de 2 millones de dólares

La acusada tenía un estudio contable en Ramos Mejía que tuvo que cerrar después de haber sido denunciada penalmente en noviembre de 2021. Entre las víctimas hay médicos, odontólogos, abogados y hasta exfutbolistas. Sugería a sus contactos invertir parte de su patrimonio  con la promesa de entregar interés a cambio, dando la absoluta seguridad de que el dinero era colocado con clientes exclusivos de su propio estudio. En redes sociales prometía un sueldo extra a cobrar entre los primeros diez días del mes.

2023 12 01 Estafa Piramidal
La casa de la contadora acusada por estafa piramidal. | Cedoc Perfil

“Te quedaste con los ahorros de la gente, sucia”. Las víctimas de una presunta estafa piramidal millonaria se hartaron y este jueves organizaron un escrache en la puerta de la casa de la supuesta responsable, Mariel Fabiana Gagliardo (56), una contadora pública que vive en la localidad bonaerense de Ramos Mejía y que, aparentemente, engañó a médicos, odontólogos, abogados y hasta exfutbolistas.

La estafa –según estiman los propios damnificados– rondaría los 2 millones de dólares. Al parecer, la mujer sugería a sus clientes invertir parte de su patrimonio con la promesa de entregar interés a cambio, dando la absoluta seguridad de que el dinero era colocado con clientes exclusivos de su propio estudio contable.  

“Hay gente que murió de cáncer porque se vio agraviada emocionalmente”

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Lo que ofrecía –en realidad– era un fondo de inversión. Y lo promocionaba en redes sociales asegurando que “no existía riesgo” y que los contratos firmados “tenían garantía”. “Hacé que tu dinero trabaje por vos. Ganá un 15% mensual en dólares invirtiendo en dólares y 20% mensual en pesos invirtiendo capital en pesos. Cobrá tu sueldo extra del 1 al 10”, prometía.

“Esta persona era la contadora de todos nosotros. En mi caso personal, amiga de veinte años”, cuenta a PERFIL Marisa Peraggini, una agente inmobiliaria que, según dice, perdió 250 mil dólares.        

Cositorto se quejó de su estadía en la cárcel: "Matamos 10 cucarachas por día"

“Ella sabía los pasivos que disponíamos y nos ofreció un sistema de créditos con clientes exclusivos de su estudio contable. No era timba financiera. Te decía: tenés diez lucas, dámelas que se las presto a este tipo que quiere comprar una máquina. Vos le decías: Mariel, ¿pero vos conocés el patrimonio? Sí, conozco, tiene casa, tiene auto, sé lo que gana, sé lo que puede pagar”, explica sobre la modalidad.

Las víctimas aseguran que la contadora abusó de la confianza de sus amigos y clientes. “Es una relación de amistad de mucho tiempo. Hay gente que murió de cáncer porque se vio agraviada emocionalmente. La íntima amiga de ella también se enfermó. Es muy fuerte, es muy fuerte la situación”, señala otra de las damnificadas.  

Según dicen, al menos 73 personas fueron engañadas por esta mujer pero solo 23 decidieron iniciar una acción civil y penal contra la responsable.

La Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 8 de La Matanza, a cargo de Alejandra Lucía Núñez, inició una investigación penal contra Gagliardo pero llamativamente en octubre pasado desestimó las denuncias. Sin embargo, los damnificados apelaron la decisión y ahora la Cámara podría reabrir la causa.

“El expediente es enorme, hay pruebas de todo tipo ahí. Pero la UFI 8 desestima las denuncias diciendo que fue imprudente de nuestra parte no haberla investigado. Ese fue el argumento”, señala Peraggini.

2023 12 01 Estafa Piramidal
La publicación en redes de la acusada. 

Por su parte, el abogado Rodrigo Tripolone, que asiste a varios de los damnificados, explica que “la fiscalía archivó la causa, con el argumento de que los damnificados conocían los riesgos”. “Sin embargo, muchas de las víctimas depositaron sus únicos ahorros, algunos de ellos eran menores, como la adolescente que le entregó los ahorros para su fiesta de 15 años. Estamos frente a un caso que busca impunidad, pese a que es idéntico al de Leonardo Cositorto, que fue condenado y pidió el indulto”, dice a este diario.  

La maniobra, según refieren los damnificados, comenzó hace más de diez años. Al principio funcionó como toda estructura piramidal. Pero tiempo después comenzó a desmoronarse. En medio de la pandemia, muchos de los aportantes dejaron de aportar dinero y los “inversores” no recibieron más ese “sueldo extra” que la contadora prometía en sus redes sociales.

“Cuando empezamos a pedirle el rescate de capital, nos puso un sinfín de excusas. En mi caso fue tremendo porque yo tengo inmobiliaria y entraron clientes de mi estudio a los cuales les tuve que reembolsar yo el dinero para no tener que cerrar”, indica  la agente inmobiliaria.  

La acusada, además, habría falsificado firmas, otorgado pagarés y hasta habría vendido departamentos a nombre de otras personas.

“La parte penal la encararon desde lo que tiene que ver con una ruleta financiera, pero esto es mucho más grave porque ella nos hizo figurar como deudores entre nosotros mismos adulterando firmas en pagarés”, indica Peraggini.

Allanaron Wenance por una presunta estafa de $250 millones

¿Cómo hacía? “Vos eras cliente de ella y yo también. A mí me decía que vos me debías la guita y a vos, que la que te debía era yo. Armaba el pagaré y le ponía el gancho ella. Esto es una estafa con todas las letras porque ella es contadora. Y en los pagarés ponía los datos reales. El tipo que tiene el pagaré, por ejemplo, le debe y tiene la dirección de mi casa, mi DNI, pero no es mi firma”, responde una de las damnificadas.

La mujer reconoce que al principio recibieron “dinero”. “Esto es un sistema piramidal y la rueda funciona porque, a medida que vas insertando capital, ella con tu mismo dinero te va pagando el interés. El problema es cuando vos decidís salir con el capital”, explica a este diario.

Isabel Rosso, docente y bioquímica e íntima amiga de la acusada durante años, es otra de las damnificadas. Según dice, Gagliardo le quitó todos sus ahorros, incluso los que estaban destinados a un viaje a China con su hija. Graciela Ottana, odontóloga y también cercana a la contadora, refiere que fue estafada junto a todo su círculo familiar directo. Entre ellos sus hijos, su marido y su hermana.

Ante la cantidad de denuncias y reclamos, la acusada se vio obligada a cerrar su oficina en la localidad bonaerense de Ramos Mejía, aunque aparentemente seguiría brindando servicios contables desde su domicilio particular. Hasta allí este jueves 30 de noviembre se dirigieron varios de los damnificados. Colgaron una bandera en las rejas que decía “garca estafadora” y con un megáfono reclamaron fuerte por sus ahorros. 

LN