Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 14 de octubre de 2019 | Suscribite
SOCIEDAD / En un audio
miércoles 27 febrero, 2019

El arzobispo de Tucumán reveló el nombre de la nena de 11 años violada

La identidad de la menor de edad no había trascendido para resguardar su derecho a la intimidad. El martes fue sometida a una cesárea a pesar de haber solicitado la Interrupción Legal del Embarazo (ILE).

Carlos Sánchez, arzobispo de Tucumán. Foto: Agencia Informativa Católica Argentina (AICA)
miércoles 27 febrero, 2019

Otra vez una menor de edad violada es noticia en Argentina por haber sido sometida a una operación cesárea tras solicitar la interrupción de su embarazo, a pesar de que la ley actual contempla el caso entre las justificaciones para la Interrupción Legal del Embarazo (ILE). Le ocurrió esta semana en Tucumán a una nena de 11 años, que quedó embarazada luego de ser abusada por la pareja de su abuela.

En la prensa trascendió como el caso de Lucía. Sin embargo, ese no es su nombre real y sólo se utilizó para garantizar el derecho a la intimidad de la menor de edad, algo que se consiguió hasta este miércoles cuando el máximo exponente de la Iglesia Católica de Tucumán, el arzobispo Carlos Sánchez, reveló el nombre de la nena en un audio que viralizó entre sus feligreses.

"Sabemos que vale toda vida y por eso los invito a que podamos cada uno de nosotros comprometernos cotidianamente a custodiar, a cuidar, a servir toda vida humana porque toda vida vale", comenzó el mensaje.

Le practicaron cesárea a una niña de 11 años que había pedido la interrupción del embarazo

"Lo importante es que cada uno de nosotros tomemos conciencia de esto sabiendo que tenemos que cuidar, custodiar, servir la vida de …, de su bebé, de cada niño, de cada joven, de cada adolescente, de cada enfermo", continuó el mensaje que, de forma inocente o no, violó el derecho a la intimidad de la menor de edad.

"Que Dios los bendiga y que podamos unirnos en la oración para siempre ser custodios de la vida. Que el Dios de la vida los bendiga infinitamente y nuestra madre virgen nos proteja", concluyó.

El embarazo de la menor se conoció hace casi dos meses en un centro de atención primaria de la salud del Este de Tucumán, cuando la niña cursaba la semana 16 de gestación. La víctima había acudido con su madre al establecimiento sanitario por dolores de panza y allí reveló que fue violada por la pareja de su abuela.

A pesar de que tanto la menor como su madre habían solicitado la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), el Sistema Provincial de Salud (SIPROSA) ordenó a las autoridades del hospital que llevara adelante el procedimiento en función de "salvar las dos vidas". La menor violada le había comentado a la psicóloga que la atendió: "Quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo".

Socorristas del aborto: ayudan a mujeres a interrumpir sus embarazos

La nena fue sometida a una operación cesárea este martes a la noche en el Hospital del Este "Eva Perón", de la ciudad de tucumana de Banda del Río Salí, donde todos los médicos se declararon objetores de conciencia.

Ante esta situación, el nosocomio convocó a médicos externos. Allí acudió, la médica Cecilia Ousset junto a su esposo, también médico. La médica comentó que cuando ella llegó al hospital "nada fue como habían dicho".

Si bien ella manifestó en declaraciones consignadas por agencia Noticias Argentinas que es objetora de conciencia, contó que nadie quería hacerle la interrupción legal del embarazo a la menor en la institución en la que se encontraba internada.

"Cuando llegamos a la habitación nos encontramos con un cuerpo infantil no desarrollado, que no es lo que nos habían dicho. Con un embarazo de 23 semanas a pesar que ingresó con una gestación de 16 semanas", relató Ousset.

Cuando ingresaron al quirófano, el anestesista, el instrumentador, la enfermera y todas las personas que estaban allí se declararon objetores de conciencia.

Qué es el misoprostol, cuánto cuesta y cómo funciona

"No podíamos dar marcha atrás porque ya le habíamos dicho a la nena que la íbamos a ayudar", dijo Ousset, quien también explicó que la intervención no se podía hacer por vía vaginal, porque el cuerpo de la nena no estaba preparado y porque la menor está con problemas psicológicos tras haber sido violada por la pareja de su abuela. Una vez que la nena fue anestesiada, el esposo de la médica le practicó la micro cesárea.

"Cuando terminamos de realizar la operación y salimos del quirófano nos esperaba un oficial del Ministerio Público Fiscal para pedirnos los datos", contó Ousset, quien además señaló que su esposo fue amenazado de muerte y agredido por organizaciones "de pañuelos celestes".

"Yo soy objetora de conciencia pero no obstacularizadora. Estoy a favor del aborto legal, y anoche casi se vulneran de nuevo todos sus derechos", indicó la médica en declaraciones al canal de noticias TN.

Al referirse a la salud del niño que nació con 600 gramos, señaló: "Hay muy bajas probabilidades de sobrevida por la edad gestacional que tenía".

M.S./F.F.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4782

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.