Despejado
Temperatura:
17º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 15 de septiembre de 2019 | Suscribite
SOCIEDAD / Cuestan entre 20 y 40 mil pesos
sábado 17 agosto, 2019

'Efecto Dylan': creció la demanda de perros collie en los criaderos

La majestuosa mascota de Alberto Fernández, ya supera los 60 mil seguidores en su cuenta de Instagram @dylanferdezok.

por Manuel Nieto

Juntos. Alberto Fernández y Dylan, a quien siguen 60 mil personas en Instagram. Foto: instagram

Dylan, el majestuoso perro collie de Alberto Fernández, ya supera los 60 mil seguidores en su cuenta de Instagram @dylanferdezok. Y los criadores que se dedican a la raza aseguran que, tras su aparición como parte de la campaña del candidato del Frente de Todos, en las últimas semanas se incrementaron los llamados de interesados en ejemplares similares a Dylan y a su pariente más célebre, Lassie.

Cintia Conti, dueña del criadero Niluan, en Villa Gesell,  confirma esa demanda y explica que “es una raza que se había dejado de criar, porque es muy delicada y no es tan rentable. Pero puede ser que ahora (con lo de Alberto Fernández) resurja”, apuesta.

Los perros del poder: de los caniches de Perón al collie de Alberto Fernández

View this post on Instagram

¡Gracias @involucradostv por la nota de ayer!

A post shared by Dylan 🐾 (@dylanferdezok) on

Dylan es un clásico collie rough o de pelo largo. La raza es originaria de Escocia, donde se los utilizaba como pastores. “Eso define su comportamiento. Son mansos y muy cuidadores. Uno los puede sacar a pasear sin correa que siempre se mantienen alrededor. Con los chicos se portan muy bien y no son para nada agresivos”, destaca Elisabeth Bauer, criadora de Comodoro Rivadavia. Y agrega: “La raza mantiene su público porque el que tuvo un collie siempre quiere tener otro. Entonces a las familias que se les mueren vuelven a comprar”.

Los precios de los collies de buena sangre van desde los 20 mil a los 40 mil pesos. Para un criador, importar un ejemplar de calidad tiene un costo de alrededor de 5 mil dólares. “No hay forma de vivir de esto”, sentencia la economista y bancaria Matilde Fernández Sobrino, dueña de otro criadero en Olivos. “Hacerlo bien implica costos muy grandes y el período fértil de estos perros es relativamente corto. Todos los que criamos collies lo tenemos por hobby y después nos los quedamos como mascotas porque son ideales para la familia”, comenta.

Los collies son también el perro clásico del campo argentino. Pero en las últimas décadas su presencia alrededor de las tranqueras criollas se vio menguada por la ivermectina, un antiparasitario muy difundido que puede resultar letal para la raza.

Se agranda la familia de Alberto Fernández: su perro Dylan fue papá

“A partir de que se empezó a usar ese fármaco hubo cada vez menos y se pusieron de moda otras razas”, confirma Fernández Sobrino, que a pesar de la falta de visibilidad de los collies nunca dejó de tener clientes en lista de espera.

Familiar. Gustavo González, que vive con su familia en La Plata, es uno de los fanáticos de la raza: ya tuvo dos generaciones. “Cuando mis hijos eran chiquitos teníamos una que se llamaba Kiara. Era muy cariñosa y fiel, los cuidaba mucho. Y ahora tengo a Gala, que me acompaña para todos lados. El que tiene collie no lo cambia”, apunta.

Los criadores señalan que el pelaje de los collies es muy delicado y requiere cuidado permanente, y que necesitan espacio. “Yo le vendo solamente a gente que los va a tener en una casa, porque son perros que necesitan su espacio. Les gusta estar afuera, no sufren el frío”, agrega Bauer. Fernández Sobrino pondera la campaña alrededor del perro de Fernández: “Estuvieron inteligentes en incluirlo, porque es un perro que la gente ama. Cuando salgo a pasear, se paran a verlo. Igual no se ganaron mi voto con esto”, ríe.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4753

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard