martes 09 de agosto de 2022
SOCIEDAD Tradiciones

¿Por qué se comen ñoquis los 29 de cada mes?

En este día se suele comer el tradicional plato italiano. Pero la historia poco tiene que ver con las pastas. Se remonta a siglos atrás cuando un santo visitó la casa de unos humildes pescadores.

29-06-2022 15:00

De papa, calabaza, sésamo, espinaca y hasta de remolacha. Los ñoquis son un plato bien argento que tiene sus raíces en Italia. Fueron los inmigrantes quienes a lo largo del siglo XIX trajeron las mejores recetas, las compartieron y las viralizaron (a su modo) entre los vecinos de cada provincia del país. Así la tradición pasó de boca en boca y de cocina en cocina hasta llegar al día 29. Fecha mensual en la que se comen ñoquis.

Valentina Salezzi te enseña a preparar ñoquis de papa gratinados

¿Por qué? La historia remonta vuelo hasta la región de Véneto, en el noreste de Italia. Allí una fuerte leyenda del siglo VIII pone foco en San Pantaleón. Este joven santo predicaba en esta zona, era médico y como tal tenía el don de curar a los enfermos. Un buen 29 de julio este santo fue invitado por una familia de pescadores a comer.

Ñoquis o Gnocchi 20220629

Era un mal año para la pesca y por esa razón le prepararon unos ñoquis. Pantaleón auguró que en pocos meses la pesca iba a mejorar. Al levantar el plato del sitio del peregrino la familia encontró unas monedas de oro.

¿Quién era San Pantaleón?

No hay mucha información sobre él. Salvo un manuscrito del siglo VI donde se da testimonio de sus obras. El médico dedicó su corta vida a curar el alma y el cuerpo de otros. A sus 28 años y un 27 de julio del año 305 perdió la vida.

Este joven hombre se convirtió al cristianismo cuando su padre murió y dedicó su vida a curar mendigos, pobres y cuanta persona lo necesitara. Para sus sanaciones usaba los conocimientos adquiridos pero también la imposición de manos. Muchas leyendas se ciernen sobre su figura. Se dice que sanó a un ciego de manera misteriosa y que en un acto de fe cristiana le devolvió el andar a un paralítico.

Las mejores recetas de ñoquis: Donato y Trocca

Fue torturado de muchas maneras hasta que al final lo decapitaron. En el lugar de su muerte creció un olivo. Además la tradición indica que sus discípulos recogieron su sangre en pequeños pedazos de tela que se enviaron a los relicarios de Italia.

En la actualidad y en el Real Monasterio de Asturias, Madrid, se guarda un poco de su sangre que fue donada junto con un hueso del santo. La sangre se mantiene en estado sólido hasta cuando ocurre su natalicio. Los 27 de julio se licúa. A pesar de las investigaciones no se sabe por qué sucede esto y por ello la iglesia lo conoce como el “Milagro de su sangre”.

MCP