domingo 07 de agosto de 2022
Vivo
VIVO CRITICA

Come From Away y un necesario mensaje de solidaridad

Un musical sobre las consecuencias de los atentados del 11 de septiembre con interpretaciones impecables y una propuesta que funciona como un reloj atrae por el trabajo coral de sus intérpretes y la esperanza que le brinda al espectador.

05-08-2022 10:30

Hay musicales que trascienden por sus intérpretes, por las canciones o las coreografías. La mayoría por lo que cuentan a través de todo eso. En el caso de Come From Away, que se estrenó en Buenos Aires con la dirección de Carla Calabrese, la repercusión que está teniendo entre nosotros es por el mensaje que brinda. Si bien el punto de partida dramático es completamente foráneo y alejado en el tiempo (los atentados del 11 de septiembre y sus consecuencias en la aviación comercial) no hace mella en el efecto que tiene en el espectador.

0530_come_from_away

Directo de Broadway y con el mayor seleccionado de intérpretes del musical en el país, sabiamente Calabrese armó la propuesta uniendo actores y actrices que se desdoblan en más de un personaje, a músicos increíbles que son capaces de bailar y actuar. Y todos hacen su parte (o debería decir sus partes) sin divismo, completamente integrados a la obra, a tal punto que el que los mira y escucha capta inmediatamente el cambio de personaje, aunque ni siquiera use otra ropa. Creo que ese es el mayor valor de este musical, el de hacernos creer que hay más personalidades sobre el escenario que las que vemos, y que cada pequeña historia tiene tanto valor como la general.
Justamente por tratarse de una obra coral es difícil nombrar por separado a esta pléyade de intérpretes grandiosos, algunos tan caracterizados que se hace difícil reconocerlos: Marisol Otero, Gabriela Bevacqua, Carla Calabrese, Sebastián Holz, Melania Lenoir, Fernando Margenet, Argentino Molinuevo, Edgardo Moreira, Silvina Nieto, Agustín Perez Costa, Pablo Sultani, Silvana Tomé, Manu Victoria, Lali Vidal, Patricio Witis, Luli Asad y Fátima Seidenari.

0530_come_from_away

A ellos se suman los mencionados músicos en vivo: Santiago Rosso, Santiago Molina, Maximiliano Cataldi, Natacha Tello, Mariano Sáenz Tejeira, Paula Solange Morales, Pablo Mengo y Luis Lattanzi. Y en verdad son grandiosos, todos son grandiosos. Y este mérito le corresponde al equipo de bambalinas comandado por Calabrese, quien además cumple el rol de productora, directora e intérprete, una verdadera Mujer Maravilla.
Y para cerrar vuelvo al tema del principio, ¿por qué gusta? Pues porque habla de solidaridad, de ayuda de unos a otros, de comunión y entrega desinteresada. Algo que necesitamos, en lo que queremos vernos reflejados, algo en lo que queremos creer. Y no fue fortuito que la pandemia haya demorado dos años la llegada al teatro Maipo, pues ahora cala más fuerte el mensaje que en 2020. 

Encontrá acá más info sobre las entradas.