lunes 15 de agosto de 2022
Vivo
VIVO IMPERDIBLE

Piaf: Elena Roger resplandece en la reapertura del teatro Liceo

Una carta de amor a una de las obras más queridas por el público argentino (al menos) que volvió para celebrar los 150 años de la primera sala porteña, con el elenco original de cracks y una protagonista absoluta que se gana el corazón de quien la ve y la escucha.

03-08-2022 10:30

Elena Roger es fantástica, magnífica, Y eso lo descubrí la primera vez que vi Piaf en el teatro. Después seguí su carrera en otras interpretaciones con especial atención pero ésta quedó marcada a fuego. Es que la impresión que causa esta intérprete en este rol es profunda, cala hondo. Y con la reapertura del teatro Liceo después de la pandemia, lo volvió a hacer. Acompañada por el mismo elenco del debut, luego de 13 años ahora actúan y cantan mejor, si eso es posible. El texto, crudo texto de Pam Gems, tiene la dirección original de Jamie Lloyd que ahora está representado por Edgardo Millán y todo funciona como un relojito.

0801_piaf

Porque no fue fácil la vida para Edit Piaf, tal como se cuenta en esta propuesta: entre la sordidez de su nacimiento y la voz que la hizo la cantante más importante de Francia en su tiempo subyacen, según la obra, todas las carencias de una vida de privaciones al comienzo y de excesos a medida que alcanza mayor popularidad. Los hombres que pasaron por su entorno, tanto amantes, maridos o managers, y las pocas mujeres que la acompañaron e influenciaron están presentes en la trama y con efectivos juegos de luces y algunos accesorios, los actores hacen maravillas con los roles que les toca interpretar (la mayoría dos o tres, salvo Roger, claro).

0801_piaf

Ellos logran, sabiamente guiados, hacernos entrar en ese mundo de sordidez, soledad y necesidad. Y cada uno tiene su momento para brillar. Desde la simpatía a flor de piel de la grandiosa Julia Calvo a la gran creación de Marlene Dietrich de Natalia Cociuffo al Charles Aznavour de Angel Hernández, y es solo por nombrar a tres pero todos le sacan el jugo a sus roles, tocando la fibra más sensible del espectador.

Y Elena canta pronunciando bien el francés como haría la Edit, a toda voz que sale de su menudo cuerpo (más menudo por la caracterización), se cambia en escena y está todo el tiempo presente, desde antes de que se apaguen las luces de la sala. Sí, es grandiosa. Mención también para los músicos en vivo, un trío de piano, acordeón y multiinstrumentista compuesto por Carlos Brítez, Gabriel Abranovici y Hernán Matorra. 

0801_piaf

Y como la propuesta no tiene baches ni espacios libres, quien está mirando la obra apenas aplaude, concentrado en escuchar y ver lo que va ocurriendo. Eso hace que, al final, todos estallen y no alcancen las manos para celebrar lo que se vio y recibió. Es que, al fin de cuentas, todo lo que queremos es ir a abrazar a Piaf y decirle que la queremos. 

0801_piaf

La platea, ambientada como un teatro parisino con mesas pequeñas de cuatro sillas y una lámpara roja, incluso está más cerca del escenario y permite vibrar al mismo tiempo que intérpretes. Sin dudas es un gran acierto de Carlos Rottemberg reabrir el teatro Liceo (su dueño desde hace 28 años) para celebrar el 150 aniversario de la sala más antigua del país con esta gran propuesta. Hoy consagrada al género musical y por la que pasaron (y pasarán) grandes títulos del teatro argentino. Cada día está más hermosa.

0801_piaf
Carlos Rottemberg y Adrián Suar.

En este caso se trata de una producción de Adrián Suar y Preludio que esperamos esté mucho tiempo en cartel para que todos puedan verla en sus funciones de miércoles a domingo en Avenida Rivadavia 1495, CABA. Encontrá acá más info sobre las entradas.