domingo 20 de mayo de 2018 | Suscribite
ESPECTACULOS / CINE
viernes 13 abril, 2018

Cuentos y relatos por los pueblos fumigados

Esta película fue realizada desde una sucesión de viajes por siete provincias donde filmamos decenas de horas de testimonios de personajes notables por su saber o su humanidad.

Fernando “Pino” Solanas

Tierra arrasada. Solanas muestra en su film las consecuencias de los agrotóxicos. Foto: Solanas

Esta película fue realizada desde una sucesión de viajes por siete provincias donde filmamos decenas de horas de testimonios de personajes notables por su saber o su humanidad. Me había propuesto hacer un film que no pasara los cien minutos, construido como un collar de encuentros donde se conjugaran relatos emotivos, historias humanas, con otros que aportaban información y análisis.

Como sucede con los viajes de “exploración”, fue una fuente de conocimientos y experiencias, más el agregado de hechos imprevistos que la casualidad o el destino los convocó. La riqueza de la realidad que fuimos descubriendo al andar, nos sorprendió. Fueron tantas las revelaciones que nos hicieron maestras, chacareros, pobladores, ingenieros, productores, investigadores, médicos y funcionarios, que nos llevó meses hacer su síntesis.

Detrás de la aparente “paz” del campo, quedaban ocultas las consecuencias sociales y los graves daños para la salud de la población de las fumigaciones con agrotóxicos. El glifosato y demás herbicidas y pesticidas, eran llamados amablemente “agroquímicos” o “fitosanitarios” y son tóxicos porque enferman y matan. Como los suelos y bichos se hicieron resistentes, donde se tiraban tres litros por hectárea, ahora se tiran cinco, seis o siete. El año pasado fumigaron 340 millones de litros de glifosato.

La furia fumigadora es tal que todo lo que se cultiva se fumiga: cereales, frutas, uvas, verduras, tabaco, yerba mate, plantaciones forestales… Las encuestas y estadísticas de las universidades revelaron el gran aumento de los cánceres, leucemia, hipertiroidismo, diabetes, y malformaciones en las zonas agrarias. Pero no solo en ellas: las fumigaciones tienen deriva y pueden desplazarse kilómetros. Lo más sorprendente es que buena parte de la población tiene algún agrotóxico en orina o en sangre. Es lo que nos demostró, al Dr. César Lerena –experto en la cadena alimenticia–, y a mí, al hacernos un análisis específico, que estábamos infectados sin saberlo.

El control sanitario en nuestro país es inexistente porque no se controlan los centros de producción. Tampoco hay programas de investigación en hospitales y universidades sobre sus efectos en el organismo. Los testimonios recogidos demuestran que una parte de la población está contaminada con agrotóxicos, a lo que se suman los efectos nocivos de alimentos producidos con sustancias químicas: conservantes, colorantes, antibióticos, hormonas.

El colmo del ocultamiento, complacencia o complicidad es tal, que no hay en los hospitales públicos programas para enfrentar las nuevas o viejas enfermedades que provocan los agrotóxicos. Y todos lo saben: desde el Presidente de la Nación hasta empresarios, ministros, jueces, legisladores y funcionarios.

En cuanto al tratamiento cinematográfico, se trata de un cine de fusión de géneros con testimonios rodados en las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba, Salta, Chaco y Misiones. No es un film donde el relator explica o expone el tema: son los protagonistas quienes descubren sus conflictos y problemas. El relato está dividido en diez capítulos y su forma es la de un viaje hacia las regiones que producen soja, cereales, hortalizas o frutas. El lenguaje es el de una sucesión de travellings (auto, avión, helicóptero o a pie), manteniendo la unidad visual con ópticas gran-angulares.

 

Una invitación especial

El próximo 26 de abril, Perfil te invita a ver la Avant Première de Viaje a los pueblos fumigados en compañía de Pino Solanas en el microcine de la sede de Directores Argentinos Cinematográficos (DAC), en Capital Federal. Será un exclusivo evento para diez personas.

Para ser elegido hay que enviar la pregunta que le harías a Pino Solanas. Las diez mejores podrán asistir al exclusivo evento. Al término de la película, el cineasta responderá en la misma sala las preguntas de los ganadores.

Para participar hay que entrar a www.perfil.com, entrar a la nota del evento y enviar la pregunta. Hay tiempo de participar hasta el 23 de abril.  

Hace unas pocas semanas, “Pino” Solanas fue ovacionado antes y después de la proyección de su documental Viaje a los pueblos fumigados en el Festival de Cine de Berlín, donde tuvo su estreno mundial a sala llena en la prestigiosa sección Berlinale Special. Solanas ya re-cibió el Oso de Oro honorario en 2004.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4270

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 5985-4606 | (5411) 5985-4603 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.