sábado 23 de junio de 2018 | Suscribite
SOCIEDAD / Debate en Diputados
miércoles 13 junio, 2018

Los números del negocio del aborto clandestino

Salud saca cuentas del impacto pero advierte que hoy se paga más por la atención para remediar procedimientos ilegales. El misoprostol aumentó 23% en menos de un año.

por Patricia Valli

Movilizaciones masivas tanto de sectores a favor como en contra del proyecto sobre la despenalización del Aborto. Foto: Pablo Cuarterolo

La legalización del aborto, como cuestión de salud pública, encontró apoyo en los ministros de Salud -el actual y sus antencesores- pero también en buena parte del equipo económico, incluido el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Con los hombres que cuidan el déficit fiscal a favor, en caso de que se aprobara la ley, no debería tener dificultades para conseguir presupuesto.

Según señaló Adolfo Rubinstein, el ministro de Salud, todavía se está calculando el impacto en los recursos públicos de la eventual ley. Sin embargo, en declaraciones a Radio Con Vos esta semana, indicó que “lo que sí se conoce es el gasto en la atención de las mujeres que terminan en terapias intensivas con mutilaciones, histerectomías, internaciones a largo plazo, y eso sí representa un uso de recursos a largo plazo".

En ese marco, consideró que con el aborto en condiciones legales y seguras, el 80% de los procedimientos es por la vía de medicación y una aspiración manual final, un método poco invasivo. “No existen más los legrados ni los raspajes cuando se hace en condiciones seguras", agregó.

El costo de la atención en un hospital para remediar un aborto clandestino es de U$S 50 según estudios de la región, en promedio, ya que depende de los días de internación y la gravedad de cada caso. Según los datos de Rubinstein, en el 2016 se produjeron 47 mil salidas de los hospitales después de un diagnóstico originado por aborto clandestino. Esos tratamientos representaron al menos unos $ 60 millones, de acuerdo con el costo promedio.

Del otro lado, por un aborto clandestino se cobran hasta $ 30.000, poco más de U$S 1.000, el doble de lo que cuesta -de forma legal pero a cargo de un privado- en una clínica de Estados Unidos, con las condiciones de seguridad adecuadas. La escala varía según las condiciones del lugar. El salario mínimo en la Argentina es de $ 9.500.  

Si se toma el número de 450 mil abortos por año que marca Amnistía Internacional en base a un estudio realizado para el ministerio de Salud en 2005, se con un promedio de $ 20 mil por aborto, se trata de $ 9.000 millones por año, cerca de U$S 340 millones al tipo de cambio actual.

Las alternativas más seguras también están lejos de las mujeres de menores ingresos. Oxaprost, la marca con la que el laboratorio Beta comercializa el Misoprostol en la Argentina, cuesta $ 3.200. Hace menos de un año, en octubre pasado, costaba $ 2.600. Tuvo un aumento del 23% en menos de un año. Se trata de una pastilla que, en las dosis adecuadas, tiene el aval de la Organización Mundial de Salud como un método seguro. Según datos del CELS, “en los últimos dos años el laboratorio aumentó el precio de las pastillas un 500%”, entre 2015 y 2017. Este año, la provincia de Santa Fe, anunció que fabricará el misoprostol a través de sus laboratorios estatales


Temas

Comentarios

Lo más visto

 

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4304

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 5985-4606 | (5411) 5985-4603 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.