lunes 13 de julio de 2020 | Suscribite
ACTUALIDAD / Coronavirus
jueves 28 mayo, 2020

Qué consejos le dieron los alcaldes de Europa y EE.UU. a Larreta para superar la pandemia

En una reunión virtual, el jefe de gobierno porteño tomó notas de medidas para aplicar ante la amenaza que viene. Vigilancia por clúster social y la construcción de una "ciudad protocolizada".

El jefe de gobierno porteño mantuvo un encuentro virtual con sus pares de Europa y EE.UU. Foto: CABA
jueves 28 mayo, 2020

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, recibió unos consejos desde el futuro sobre cómo transitar lo que resta del aislamiento obligatorio y, eventualmente, la salida de la cuarentena. En una reunión virtual con alcaldes europeos y uno estadounidense de ciudades que ya pasaron el pico de Covid-19 y ahora transitan su nueva normalidad, apuntó sugerencias respecto al uso limitado de apps y el establecimiento a futuro de una "ciudad protocolizada".

El "Mayors' Talk" fue convocado por el alcalde de Berlín, Michael Müller, y sumó también a Gergely Karácsony (Budapest), Ekrem İmamoğlu (Estambul), Sadiq Khan, (Londres), Eric Garcetti (Los Ángeles), José Luis Martínez-Almeida (Madrid)  y los vicealcaldes Patrick Klugman (París) y Serguei Cheremin (Moscú), además de Larreta y parte de su equipo. Tantos las urbes europeas como Los Ángeles, en Estados Unidos, superaron ya el pico de la curva que hoy el gobierno porteño se prepara para transitar, acorde a sus proyecciones, a mediados de junio.

Acompañando a Müller, estuvo el virólogo germano Christian Drosten, principal asesor científico del gobierno de Angela Merkel y uno de los responsables de diseñar la exitosa estrategia para contener la letalidad de la pandemia en su país. Con el invierno por delante, Drosten les recomendó a las autoridades porteñas no poner tanto el acento en las bajas temperaturas que puedan venir —por la presunción de que el virus es más fuerte en determinado rango climático bajo— sino en las conductas que estimula el frío. En concreto, habló de "hábitos indoors", mucho más peligrosos que la vida al aire libre para mantener las medidas precautorias de distanciamiento social.

Acompañando a Müller, estuvo el virólogo Christian Drosten, principal asesor científico de Merkel y uno de los responsables de contener la letalidad del Covid-19 en su país

Respecto al uso de apps para mantener un estricto plan de detección, testeo y aislamiento, al estilo de la aplicación Cuidar que usa el Gobierno nacional, las opiniones entre los alcaldes se dividieron, en particular, por la sensibilidad en torno a la protección de datos. En Berlín, comentó Müller, evitaron su utilización durante el pico de la pandemia y solo ahora comenzaron a implementar un sistema de alerta temprana auto-administrada  donde no se comparten datos con el Estado pero sirve para un autotesteo rápido ante cualquier síntoma con la consecuente indicación al usuario sobre cómo debe proceder.

Desde la administración porteña mantienen en estudio diversas líneas de acción. Ven con atención, por caso, la app de distribución por colores que aplicaron en China y Corea del Sur y, en particular, una supervisión por clusters sociales, el círculo social cotidiano de cada persona. De esa manera se podría aislar con mayor efectividad a los contactos estrechos de un eventual caso positivo para contener su expansión, entienden. 

El mayor temor, del otro lado del Atlántico, es una eventual segunda ola de contagios que los obligue a dar marcha atrás. Creen que el impacto social podría ser muy estresante, tal como señaló el londinense Khan. Los alemanes sugirieron acompasar las medidas que se adopten en las próximas semanas, a tono con el humor social. Y coincidieron en la importancia de preservar un discurso unificado con los otros niveles de gobierno para evitar añadir incertidumbre a una situación que ya la genera de por sí.

Los alemanes sugirieron acompasar las medidas que se adopten en las próximas semanas, a tono con el humor social.

En este sentido, tanto Khan como el madrileño Martínez Almeida y el estadounidense Garcetti pudieron narrar sus desencuentros —o falta de contacto en absoluto— con los gobiernos nacionales, de signo político opuesto, lo que se tradujo, en algunos casos, en falta de recursos para sobrellevar la creciente demanda de servicios sociales. En Los Ángeles, la crisis se potenció con la presencia de inmigrantes en situación irregular que son rechazados por la gestión de Trump aunque el gobernador de California, el demócrata Gavin Newsom, oficia de barrera de contención a las embestidas de la Casa Blanca.

Por último, a futuro, los alcaldes europeos y el estadounidense describieron las etapas de desconfinamiento en sus urbes que desembocarán, al final, en una nueva normalidad de funcionamiento social. En el gobierno porteño hablan de una "ciudad protocolizada" que deberá operar con instrucciones de interacción y espacio social muy estrictas, al menos durante un tiempo, y acorde a un rediseño urbano.

Miran el caso lituano donde se les habilitó a los bares la extensión de sus espacios en las veredas a fin de adecuarse a las distancias mínimas, asi como la digitalización de los menúes para reducir al mínimo cualquier contacto interpersonal. También el ensanchamiento de veredas y la peatonalización de otras vías. Muchas de estas medidas que ya se habilitaban en algunos barrios, como Palermo, o que se pusieron en práctica en las últimas semanas de forma transitoria, pasaran a ser la norma, adelantan.

Miran a Lituania que habilitó a los bares la extensión de sus espacios en las veredas a fin de adecuarse a las distancias mínimas, asi como la digitalización de los menúes.

No es la primera vez que la Ciudad de Buenos Aires comparte estrategias en medio de la pandemia con otras urbes. De hecho, con algunas de ellas, como Madrid, mantienen un activo intercambio al punto que en el inicio de la curva. Allá por marzo, los españoles compartieron con los porteños toda su normativa para establecer el aislamiento y fue de su experiencia que la gestión Larreta tomó la idea de establecer hoteles para las dos semanas de cuarentena obligatoria a la que debían someterse quienes retornaban del exterior. Luego, el gobierno porteño colaboró con San Pablo, antes su consulta sobre cómo aplicar los protocolos de distanciamiento en personas con discapacidad.

Una semanas atrás, Larreta fue anfitrión de una cita similar de alcaldes latinoamericanos, con sus pares de Lima, Bogotá, Montevideo y Santiago de Chile. En ese caso, por supuesto, además de las problemáticas metropolitanas interjurisdiccionales —el concepto de AMBA que se replica en las denominadas urbes globales—, salieron a la vista un conjunto de situaciones muy propias de Latinoamérica. Los enclaves vulnerables. Porque ya entonces temían el impacto de la Covid-19 sobre sus poblaciones hacinadas y empobrecidas.

 
 
MB / DS

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5055

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.