sábado 02 de julio de 2022
ACTUALIDAD Pandemia de coronavirus

Repatriaron el cuerpo de un hombre que falleció por coronavirus y se abrió una investigación penal

Desde el Gobierno recurrieron a la Justicia para determinar si se cometió un delito contra la salud pública en el traslado de Elías Masri. La familia niega cualquier manipulación.

22-04-2020 23:45

En un vuelo de repatriación de Aerolíneas Argentinas, que arribó al país el sábado 18 de abril con más de 200 argentinos desde Miami, trasladaron el cuerpo embalsamado de Elías Masri, un empresario argentino de 91 años que falleció por coronavirus en Nueva York. El Gobierno recurrió a la Justicia para determinar cómo se permitió la repatriación.

Al arribar el vuelo el sábado, las autoridades del Aeropuerto denunciaron que la documentación del fallecido no estaba completa, y que en los certificados presentados no constaba que el hombre había fallecido por una insuficiencia cardiorrespiratoria a causa del virus covid-19, información que sí se detallaba en un intento de repatriación anterior, que fue negado. 

Por ese motivo, el Ministerio de Salud presentó una denuncia penal ante el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N°1 de Lomas de Zamora, a cargo del juez Federico Villena, con el fin de que se investigue “la posible comisión del delito contra la salud pública”. Fuentes de ese ministerio explicaron a PERFIL que el Referente de Sanidad de Fronteras fue quien, al llegar a Ezeiza el vuelo el sábado y ante el pedido de los certificados correspondientes por el hombre fallecido, constató que en la documentación de Masri no se incluía la certificación médica que acredita como causa de muerte el virus.

Repatriados: el 90% de los argentinos varados en el exterior ya regresó al país

Según consta en la denuncia penal, al constatar los datos se verificó que el pasado 9 de abril a empresa Bayres Fly S.A. consultó a la Unidad Sanitaria de Fronteras de Aeroparque sobre la posibilidad de ingresar al país el cuerpo de Masri mediante un vuelo privado. Al presentar la certificación médica que especificaba que falleció por coronavirus, las autoridades advirtieron que era imposible autorizar el traslado debido a la enfermedad infecto contagiosa.

“Cancillería especifica que no puede ingresar al país ningún cuerpo repatriado que tenga una enfermedad infecto contagiosa hasta no transcurrido un año de su muerte. Esta persona falleció por covid 19, y la familia debía presentar el certificado donde figure esa información para este vuelo, que no se presentó”, aseguraron desde esa cartera a este medio. 

En la presentación se especifica que en ningún momento las autoridades sanitarias de Frontera de Aeroparque, ni la Dirección de Registro Fiscalización y Sanidad de Fronteras emitieron autorización para el ingreso del cadáver a Argentina, por lo que el féretro quedó en los depósitos de Ezeiza. 

Solá confirmó que hay 150 mil argentinos repatriados y ratificó restricciones en Ezeiza

Sin embargo, desde la familia Masri niegan esta versión y aseguran que “en ningún momento se ocultó o falseó información ni documentación alguna”. En un comunicado al que accedió este medio, sostienen: “Queremos aclarar que para la repatriación de los restos de Elias Masri, en todo momento se entregó la documentación e información solicitada por los funcionarios de los organismos y empresas intervinientes”.

Allí explican que Elías Masri falleció en la ciudad de Nueva York el pasado 7 de abril, y que el mismo día de su fallecimiento la casa funeraria Frank Campbell Funeral Home, con sede en esa ciudad, trabajó en la preparación del cuerpo para ser trasladado a la ciudad de Buenos Aires, dado que su deseo era ser enterrado junto a su mujer en su país.

Respecto de las condiciones del traslado, desde el entorno de la víctima detallan que el cuerpo se preparó “cumpliendo con todos los protocolos y especificaciones que requiere la autoridad estadounidense en casos de muertes por enfermedades infectocontagiosas”. “Entre los procesos realizados, es importante aclarar que el cuerpo fue embalsamado, colocado en un ataúd especial de metal que posteriormente es cerrado al vacío y sellado de manera hermética, lo que anula toda posibilidad de contagio de COVID 19”, manifiestan en el escrito. 

En tanto, en relación al intento de repatriar el cuerpo en un vuelo privado el pasado 9 de abril, desde la familia señalan que la empresa interviniente en el traslado contactó a la autoridad aeronáutica argentina, se informó al área de Sanidad de Fronteras de Aeroparque sobre la causa del fallecimiento mediante el envío del Reporte Confidencial de Salud que las autoridades de EE.UU. confeccionaron como anexo del certificado oficial de defunción, y que no obtuvieron respuesta, por lo que gestionaron el traslado en un vuelo comercial que se concretó el sábado.

“Ante la inexistencia de una respuesta por parte del Ministerio de Salud se optó por hacerlo mediante un vuelo comercial cumpliendo con toda la normativa requerida”, aseguran desde el entorno familiar de Elías.

AG /CP / DS